Editorial

Realidad sin retoques
lunes, septiembre 15, 2014

Hasta ahora los resultantes de la enjundia reformadora del gobierno federal son deficitarios. La llamada reforma educativa es la única que ha logrado con el tiempo cierta disminución en la percepción pública del conflicto, pero esto obedece más a la dinámica laboral que a un efectivo control de daños o capacidad de conciliación verdadera. Por elemental prudencia debe considerarse que permanece latente, en espera de argumentos coyunturales de convocatoria.

Leer más...

La edición del día



 
 
 

La negra

Que brujos no paguen impuestos, dice el edil de Catemaco. Como dijo la madre superiora cuando la liberaban de la violación: “ah no, el señor dijo que todas”