viernes, mayo 24, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioOpiniónAl Banco de México le falta involucrar a más personas y empresas...

Al Banco de México le falta involucrar a más personas y empresas en el sistema bancario

Anúnciate aquíGoogle search engine

Dinero Tropical

Por José Hernández Herrera

Como es ampliamente conocido, el año pasado, al igual que en la mayoría de los países del mundo, experimentamos un aumento generalizado de la inflación. En tales momentos, los bancos centrales asumen el papel de superhéroes o villanos, según la percepción pública. Por ende, toman decisiones para influir en el control de estos parámetros económicos mediante las tasas de interés y otras medidas.

En el caso de México, el banco central ha optado por medidas restrictivas. Es decir, las tasas de interés, que a su vez sirven de referencia para los bancos comerciales, han alcanzado niveles muy elevados, incluso más que en otras economías, en parte debido a ser una economía emergente. En resumen, cuando las tasas de interés aumentan, se espera que la demanda se modere, lo que eventualmente debería reducir la inflación debido a la respuesta de la población.

Sin embargo, aunque es cierto que el Banco de México marca la pauta y los bancos comerciales y otras instituciones financieras deberían ejecutar estas políticas monetarias, ¿qué sucede si un alto porcentaje de la población no está integrado en el sistema financiero mexicano? Sencillamente, la efectividad de la política monetaria se ve disminuida.

Aquí radica la importancia de incluir de manera permanente a un mayor segmento de la población en iniciativas de educación e inclusión financiera. Si más personas utilizan los productos financieros ofrecidos por los bancos, cajas de ahorro, aseguradoras, afores, entre otros, basándose en las políticas monetarias del banco central, los resultados serán más significativos. De lo contrario, aunque habrá cambios en la economía, no serán tan pronunciados como en otros países donde la población está más familiarizada con el uso de diversos instrumentos financieros formales.

Por consiguiente, la educación financiera se vuelve un imperativo para las economías desarrolladas. Debe integrarse en los hogares mexicanos a través del uso de cuentas de nómina, tarjetas de débito, tarjetas de crédito y, por supuesto, adentrarse en temas de inversión como bonos de gobierno y otros productos que, aunque puedan parecer más complejos, son bastante accesibles con una adecuada información hoy en día.

Por otro lado, en lo que respecta a la economía en general, es necesario examinar cómo potenciar cada vez más el sector formal. Esto es especialmente relevante porque los créditos para negocios pueden impulsar significativamente la economía en su conjunto. Sin embargo, en el caso específico de la política monetaria, los negocios que operan en la informalidad no tienen acceso a estos créditos y no se ven directamente afectados por las variaciones en la política económica del Banco de México.

viernes, mayo 24, 2024
Artículos Relacionados
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo más reciente

Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img