viernes, marzo 1, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioJusticiaSiguen protestas de vecinos por obra de country club en bosque de...

Siguen protestas de vecinos por obra de country club en bosque de niebla

Anúnciate aquíGoogle search engine

Este sábado vecinos de la zona de Briones agrupados en las asociaciones Reserva de Briones y Camellón en Resistencia, con consignas de “Vida sí, tala no”, se manifestaron pacíficamente en el acceso al complejo Las Hayas Equestrian Country Club. Aseguraron que no este proyecto carece de permisos y han construido en un área del bosque de niebla que está protegido.

Antes de las 9 horas de este sábado los quejosos acudieron a la entrada debido a un concurso de equitación pues acusaron que desde hace días el paso constante de camiones pesados causaron afectaciones en la zona.

Una de las vecinas refirió que de manera pacífica solicitaron a los asistentes que entraran caminando debido a que el camino por el que generalmente pasan es reducido y no es para tránsito pesado.

“Los vecinos sufrimos por tres días el paso de camiones, de pipas. Han fracturado el camino, nos han dejado sin luz ni internet porque tiran cables; nos bloquean el paso impidiendo el paso a vehículos de emergencias. Hubo un incendio y los bomberos no pudieron pasar por un camión que estorbaba”, expuso.

Insistió en que desde hace cuatro años han solicitado a las autoridades que actúen y que les muestren permisos de construcción y de operación pero al día de hoy no ha ocurrido.

“Una parte del hípico está en Coatepec y donde están fraccionando está en Tlalnelhuayocan y todo el proceso jurídico tuvo que cambiar y abrirse hacia ese municipio y eso atrasa todo el tema porque los municipios se (deslindan) despiden de responsabilidades y traen un relajo porque no saben sus colindancias”.

Refirió que el ayuntamiento de Tlalnelhuayocan dijo que no tiene permisos de construcción y en Coatepec primero dijeron que no pero luego que los estaban tramitando.

“¿Cómo es posible cuando no tienen permisos de impacto ambiental? En la Unidad de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre (UMA) 93, que es en el que están, es de reforestación por lo que no es de uso comercial y aquí hay una plaza ofertando locales; hay un club hípico, hay un club house, hay un salón de fiestas. Y eso está en medio del bosque de niebla”, acusaron.

Los colonos recalcaron que ellos han cuidado este espacio durante más de 30 años, minimizando el impacto ambiental.

Agregaron que también han sido víctimas de la delincuencia.

“Somos gente que incluso hemos sufrido delincuencia, han entrado a robar nuestras casas por tener esta atención hacia nuestro entorno. Desde el día uno les preguntamos cuál iba a ser su proyecto de forma muy amable. Nos dejaron plantados tres veces y no se abrieron el diálogo”.

Con pancartas en las que exigen una audiencia con autoridades afirman que este espacio ni siquiera cuenta con licencia o estudio de impacto ambiental o servicios como agua potable y se violenta el programa de ordenamiento ecológico regional publicado en la Gaceta Oficial en abril de 2018.

Señalaron que además provoca daños ambientales dado que la empresa está talando árboles que pertenecen al bosque de niebla, una área natural protegida en riesgo.

Añadieron que la preocupación es que además de todos estos lugares ya construidos sin licencia ahora existe la intención de fraccionar parte del bosque de niebla de la zona.

“Son fraccionadores de alto rango que quieren hacer un country club al modo americano, con un campo de golf enorme. Tienen ya salón de eventos, restaurante, plaza comercial y quieren cafecitos”, expuso otra de las inconformes.

“Ahora quieren fraccionar atrás, ya están entrando al bosque de niebla. Tenemos fotografías aéreas de la deforestación, postes de luz adentro del bosque de niebla. Ese punto sí es área natural protegida y colinda con otras áreas protegidas privadas”.

A ello se agrega que el camino de acceso de los vecinos se ha visto afectado por el tránsito intenso de tráileres que llegan al hípico a pesar de que no está permitido para ese uso.

“Todo pasa por un camino súper angosto y por ello no está permitido el tráfico pesado. Hay pipas y tráileres enormes con 20 o 30 caballos”, comentaron.

Recientemente, la agrupación Reserva de Briones denunció que además están construyendo un fraccionamiento ya en el bosque mesófilo de montaña, a pesar de que durante más de 30 años los habitantes de esta región han protegido el área y minimizado los daños al ambiente.

Afirma que las actividades desarrolladas en este complejo son totalmente agresivas con el ambiente y el bosque, pues de acuerdo con el Programa de Ordenamiento Ecológico de la Región Capital de Xalapa este complejo se está desarrollando sobre la Unidad de Gestión Ambiental (UGA) número 93, lo cual implica una política de conservación y aprovechamiento sustentable, y tiene un orden alto de prioridad para aplicar esfuerzos de seguimiento y vigilancia de los lineamientos ecológicos.

Y agregaron que a pesar de presentar denuncias ante diferentes dependencias federales, estatales y municipales como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente (PMA), y a los municipios de Coatepec y Tlalnelhuayocan, no han obtenido respuestas.

Al sitio llegó el delegado político de Coatepec y la región y quien les pidió que se retiraran a cambio de otorgarles una cita.

viernes, marzo 1, 2024
Artículos Relacionados
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo más reciente

Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img