sábado, abril 13, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
Iniciosección principalSegunda etapa del libramiento de Coatepec impactará flora y fauna de bosque...

Segunda etapa del libramiento de Coatepec impactará flora y fauna de bosque de niebla

Anúnciate aquíGoogle search engine

La construcción de la segunda etapa del libramiento de Coatepec tendrá un costo de más de 205 millones de pesos y causará impactos ambientales en 6.2 hectáreas de vegetación de Bosque Mesófilo de Montaña, un ecosistema amenazado según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

De acuerdo con el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) presentada por el ayuntamiento de Coatepec, en conjunto con la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), los trabajos afectarán a especies de flora y fauna protegidas y consideradas en riesgo por la Semarnat. 

El documento fue autorizado por la Subsecretaría de Regulación Ambiental de la Semarnat el 21 de septiembre de 2023, y señala que el costo de la obra será de 186 millones 431 mil 928.02 pesos, con un 10 por ciento de aumento por medidas de prevención, mitigación y compensación ambiental, con lo cual se eleva a 205 millones 75 mil 120.82 pesos. Los impactos que se describen en el documento revelan que serán causados por el proyecto y 12 obras asociadas como el establecimiento de entronques, pasos superiores vehiculares, puentes y obras de drenaje. 

En la resolución la Semarnat determinó que “las obras del proyecto no afectarán el Área Natural Protegida (ANP) del archipiélago de bosques y selvas de la región capital, debido a que no se harán obras dentro de su poligonal”.

¿Qué impactos ambientales provocará?

Para la construcción de la segunda etapa del libramiento se requiere remover 6.27 hectáreas de vegetación secundaria arbórea de bosque mesófilo de montaña con presencia de arbustos de café y plátano. Entre las especies a remover se incluyen Cedrela odorata (Cedro rojo) y Roystonea dunlapiana (Palma real), que se encuentran sujetas a protección especial por la Semarnat, así como nogal, que es considerada una especie amenazada por la NOM-059-Semarnat-2010 .

En general, mil 267 individuos distribuidos en 18 polígonos de vegetación que atraviesa el trazo de este proyecto en el que se hará la construcción de dos puentes que ocupan la zona federal de dos arroyos: El Macizo y Pintores.

La Semarnat señala en su página oficial que “De las distintas comunidades vegetales que existen en el país, como selvas, bosques, pastizales y matorrales, quizás el bosque mesófilo es una de las más vulnerables y amenazadas por factores como el cambio climático global”, y añade que albergan aproximadamente 27 por ciento de la riqueza florística del país (el 2 por ciento a nivel mundial)”. Pese a ello, autorizó el Manifiesto de Impacto Ambiental. 

En cuanto a la fauna, se advierte la presencia de 306 especiales, de las cuales 93 están consideradas por la Semarnat como especies en riesgo y por tanto sujetas a protección especial, como la culebra ojo de gato bandada, manita chirriadora, rana arborícola mexicana, el ave oropéndola de Moctezuma; entre otras. 

El promovente propuso como parte de las actividades compensatorias la donación de una superficie de 130.55 hectáreas del área “La Cortadura”, en Coatepec, para declararla como ANP, además del trasplante y reubicación de flora y, en su caso, fauna, y la implementación de un programa de vigilancia ambiental para dar seguimiento a la aplicación de las medidas de mitigación.

La Semarnat determinó que mediante la ejecución de las medidas compensatorias no se causarán impactos adversos al medio ambiente, porque el desarrollo del proyecto no compromete la integridad funcional de los ecosistemas presentes, ni habrá impactos ambientales relevantes a los mismos que pudieran ocasionar un desequilibrio ecológico. 

¿Dónde se realizará la obra?

El trazo del proyecto inicia a la altura de la localidad de El Grande, del municipio de Coatepec, y finaliza sobre la carretera Xalapa-Xico, con una extensión de 3.64 kilómetros. Se encuentra entre los ejidos La Orduña y Zimpizahua, en Coatepec, y pasa por un total de 44 predios ejidales, donde las actividades o usos de suelo que hay son de tipo agropecuario. 

De acuerdo con el Manifiesto de Impacto Ambiental, en el trazo del proyecto se ubica un acahual “con algunos árboles adultos aislados”, además de cultivo de café bajo sombra, cultivo de caña, una plantación de plátano con otras siembras tipo huerto de cuidado familiar y un plantío de caña en edad madura. 

¿Qué contempla la obra?

La obra tendrá una longitud de 3.6 kilómetros; contará con un entronque en El Grande, que a su vez contempla un paso superior vehicular en el kilómetro 3+700.00 y accesos. Se establece la construcción de un paso superior vehicular en el kilómetro 3+848.00 y un paso ganadero y de maquinaria agrícola en el kilómetro 4+085.00 y en el kilómetro 4+420.00 

A esto se suma la construcción de un puente en el arroyo San Andrés del kilómetro 4+607 y un paso superior vehicular en el kilómetro 5+836.00, con su respectivo paso ganadero y de maquinaria agrícola.

El proyecto establece un paso inferior vehicular en el kilómetro 6+780.00 y un puente en el 6+972.00 sobre el arroyo Pintores, así como un entronque con Zimpizahua. También se harán obras de drenaje que consisten en alcantarillado de tubo en los kilómetros 4+000.00, 4+800.00, 5+440.00 y 5+960.00, y obras complementarias que consisten en lavaderos de concreto en los kilómetros 4+000.00, 4+600.00, 4+840.00, 5+440.00, 5+740.00, 6+820.00, 6+840.00 y 6+960.00.

Autorización condicionada

Como parte de la autorización de la Semarnat, el ayuntamiento de Coatepec deberá hacer una propuesta de adquisición de un instrumento de garantía, ante la existencia de flora y fauna protegidas, así como tramitar la autorización en materia de cambio de uso de suelo en terrenos forestales.

En un plazo no mayor a tres meses debe plantear una propuesta de acciones de restauración de los cauces de los arroyos San Andrés y Pintores, que incluyan acciones de saneamiento tanto del lecho del cauce como del agua de los arroyos una vez concluidas las obras de construcción. 

Además, ejecutar monitoreos de manera periódica de la calidad del agua de los arroyos durante las etapas de preparación del sitio y construcción, para garantizar que los cuerpos de agua no incrementen la mala calidad que presenta por la inadecuada disposición de residuos ocasionados por la obra. También deberá elaborar un programas de reforestación a lo largo del proyecto en los extremos, pero dentro del derecho de vía con especies características de la zona; un programa de reforestación en una superficie de seis hectáreas, programa de la calidad del agua y su monitoreo, programa de rescate y reubicación de fauna, programa de rescate y reubicación de flora, programa de suelos, entre otros.

sábado, abril 13, 2024
Artículos Relacionados
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo más reciente

Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img