jueves, julio 18, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioSociedad y CulturaFundamental, recuperar el tejido social comunitario, advierten académicos

Fundamental, recuperar el tejido social comunitario, advierten académicos

Anúnciate aquíGoogle search engine

El desgaste del tejido social comunitario obliga a revisar la política de los estados nacionales y la cooperación internacional, asi como el papel de la sociedad civil, de las instituciones y organizaciones, coincidieron académicos durante el Seminario Permanente de las Ciencias Sociales 2023, Reflexiones del Mundo Contemporáneo: Reconstrucción del Tejido Social y la Cultura de Paz, en la UNAM.

La coordinadora del Consejo Académico del Área de las Ciencias Sociales (CAACS) Leticia Cano Soriano, adujo que, en la realidad social, como la de México, el tejido social comunitario ha sido lastimado, se vive su ruptura, por lo que es fundamental repararlo, reconstruirlo y armonizarlo con el bienestar individual y colectivo.

El escenario social que priva no tiene los mejores alicientes o resultados en materia de bienestar.

“Ese rompimiento está enmarcado en dimensiones diversas como la desigualdad, la pobreza y las violencias que, en esta época tan dura de pandemia, se han exacerbado”.

También abundó en que el impacto de la pandemia y los escenarios que de ella se derivan, que vivimos, revelan nuevas y complejas problemáticas que han debilitado el tejido social comunitario y la paz que todas las comunidades merecen tener para vivir en armonía, en ámbitos de colaboración colectiva, donde se puedan construir proyectos de vida conjuntos y que ello implique fortalecer a la ciudadanía en la toma de decisiones.

Durante su intervención, la directora de la Facultad de Psicología (FP), María Elena Medina-Mora Icaza, consideró que la enfermedad mental no se limita a trastornos graves; el malestar puede manifestarse en un continuo, prevenirse, y es asunto de todos.

Refirió que durante la pandemia se registra una sobremortalidad (43 por ciento más de las esperadas en 2020 y 47 por ciento en 2021); las enfermedades mentales y suicidio que comenzaron con 9.64 por ciento en 2020, subieron a 13.42 en 2021. Entre ellas se encuentran las secuelas del llamado COVID prolongado, relacionado con padecimientos crónicos -como problemas respiratorios- y en el caso de las enfermedades mentales incluye pérdidas cognitivas, detalló la experta.

La doctora Medina-Mora recordó que ocho de cada 10 personas que murieron por la emergencia sanitaria tenían desventaja económica y carencia de servicios, además de menos escolaridad. Y la crisis económica produjo una reducción del crecimiento que se había logrado y, de acuerdo con un estudio realizado a principios de la pandemia por la Facultad de Medicina, de marzo a junio de 2020, de los estudiantes que solicitaron ayuda de emergencia, 67.4 por ciento tenían problemas económicos en la familia y uso problemático del alcohol, contra 32.6 de quienes no presentaban dificultades económicas. También aumentó el riesgo de ideación suicida e intento de suicidio, abundó.

La intervención en la comunidad es fundamental y su meta debe ser promover el bienestar, que es la percepción de sentirse bien acerca de uno mismo, mantener relaciones enriquecedoras y estar convencidos de que se puede desempeñar un papel productivo y relevante, al tiempo que se es capaz de hacer frente a los elementos estresantes de la vida, repuso.

jueves, julio 18, 2024
Artículos Relacionados
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo más reciente

Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img