sábado, enero 22, 2022
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Iniciosección principalReconoce Iglesia dos sociedades en las Altas Montañas por desigualdad

Reconoce Iglesia dos sociedades en las Altas Montañas por desigualdad

Orizaba, Ver.- Un equilibrio de desarrollo social, al menos en la zona de las Altas Montañas, está muy lejos de alcanzarse. Las desigualdades económicas, de desarrollo e incluso educativas y de salud, agravan la brecha entre dos sociedades que, aunque padecen la misma pandemia, la viven de manera diferente. Hoy, hay más grupos vulnerables, sobre todo por la pérdida de empleos y de fallecimientos de jefes o jefas de familias, a consecuencia del SARS-CoV-2.

De modo general el desarrollo social y económico en la zona de las Altas Montañas, es difícil evaluar, señala la diócesis de Orizaba, “pues sólo en los municipios de nuestra diócesis, vemos un desarrollo desigual, por ejemplo, en Orizaba, si lo comparamos con comunidades serranas, es muy distinto el desarrollo que tienen ambas regiones; “vemos que en algunas regiones ya se reactivaron las clases presenciales y en otras no se ha podido hacer, aun cuando van avanzando las vacunas e incluso con una tercera dosis para personas mayores de 60 sesenta años.

”Creemos que la pandemia no es todo el tema de salud, hay otras atenciones como el caso a enfermos oncológicos, tratamientos de enfermedades crónicas que están pendientes y que por la pandemia, no se han podido atender como se debe, creemos que en panorama para el siguiente año, se vislumbra, una crisis económica mundial y las autoridades respectivas deben de ir tomando las medidas necesarias y poder ayudar a las personas económicamente más vulnerables, deben fortalecer la educación que es un factor indispensable en el desarrollo de un país”.

La representación católica de Orizaba señala que se debe fortalecer la seguridad social, “porque sabemos que las personas que menos tienen son las que más necesitan de atención en materia de salud y en algunos casos no se les ha dado, y aunque en algunos lugares de la región y del estado hay un gran desarrollo económico, hay otras regiones en donde la vulnerabilidad es altamente preocupante”.

La desigualdad que existe en nuestro país se manifiesta al evaluar este tipo de hechos que igual influyen en el desarrollo social, “la pandemia provocó la muerte de personas que en determinado momento eran el sustento económico de las familias o bien el confinamiento obligado provocó el cierre de fuentes de trabajo y esto generó graves consecuencias en las familias de la zona”.

Este es el momento de reflexionar sobre los nuevos tiempos que nos toca vivir, “basta abrir los ojos del alma, de la familia y de la sociedad para que descubramos a las personas que podamos ayudar de acuerdo a nuestras posibilidades. Hoy podemos ser solidarios, con ayuda que pueda solventar las necesidades de otros, podemos compartir de nuestros alimentos, de la misma despensa familiar. Hoy podemos manifestar un poco de humanidad”.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img