sábado, enero 29, 2022
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Iniciosección principalCientos de migrantes dejan Centroamérica por violencia que induce Mara Salvatrucha

Cientos de migrantes dejan Centroamérica por violencia que induce Mara Salvatrucha

Orizaba, Ver.- La Mara Salvatrucha se encarga de “vaciar” los poblados más pobres de Honduras y El Salvador. La violencia que ejercen sobre las familias, especialmente de bajos recursos, hace que prefieran arriesgarse a cruzar México para llegar a los Estados Unidos que quedarse en sus países de origen, en donde si no pagan el llamado “impuesto de guerra” son asesinados o reclutados por ese grupo delincuencial. 

“La Mara Salvatrucha se convirtió en el principal motivo para salir de esos países, ahí, ya no los soportan. Los migrantes prefieren iniciar el éxodo, especialmente a los Estados Unidos a quedarse a merced de grupos delincuenciales que, todo indica, son solapados por el gobierno en turno”. Así lo explica María Marisela, originaria de Honduras. Ella, junto con sus dos hijos de 13 y 17 años, viaja en busca de la frontera norte con los Estados Unidos. No quiere regresar a Honduras, ahí sus hijos corren peligro de convertirse en maras o en todo caso ser asesinados

“Salí de Honduras, de San Pedro Sula, porque mis dos hijos ya tienen una edad en la que los maras los quieren reclutar, uno tiene 17 y otro tiene 13, entonces por eso vienen conmigo. Ese fue el motivo, los maras los obligan para que vayan a cobrar el impuesto de guerra que le llama. Entonces por eso uno tiene que salir de su país, porque, aunque uno le diga a la Policía, siempre siguen los problemas y el que no quiere entrar a los maras vienen y lo matan”. La situación “está perra. La Policía no hace nada. Uno pone la denuncia pero la Policía se queda sin hacer nada, entonces para eso hay que huir del país. La situación es que como están cobrando impuesto de guerra y si tienes un negocio hay que pagar la cuota”. 

El salario mínimo en Honduras “es de 2 mil 500 lempiras quincenales y todo está muy caro, el gobierno, el de Juan Orlando Hernández, es para los empresarios, no para la gente humilde”. Pero en El Salvador la situación es similar. Juan Hernández, originario de la capital, San Salvador, padece una realidad parecida. Ahí los maras también siembran el terror. Si no se suman a sus pandillas son asesinados. Juan, de 43 años, viaja con su esposa de 36. Salieron en caravana y quieren llegar a los Estados Unidos. “Lo que vivimos en El Salvador no se compara con nada de lo que se vive en el trayecto hacia los Estados Unidos”. 

Allá si no pagan la cuota de guerra te matan. “Los maras se encargan de matarte. A ellos les debes pagar, yo tenía un negocio pero lo que me pedían semanalmente no me alcanzaba. O comíamos mi esposa y yo o pagábamos a los maras, mejor decidimos salirnos y arriesgarnos en el cruce a la frontera”. Historias como esas hay muchas en el contingente que este lunes pasó por Orizaba, pero una de las más representativas son las que protagonizan menores de edad. Muchos de ellos juegan en el parque, otros caminan sin temor entre el contingente, pero sus historias son similares. 

Dulce María, una joven mamá de 20 años, viaja junto con su esposo de 26 y su hijo Eithan Josué de apenas siete meses. Ellos prefirieron salir de Honduras porque los maras los amenazaron. “Si no les pagamos lo que nos piden nos matan, por eso decidimos salir y buscar otras oportunidades”. Este lunes una caravana de cerca de mil personas salió de Orizaba con rumbo a Ciudad de México.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img