martes, julio 5, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
Iniciosección principalEmigran indígenas de la sierra de Santa Marta a zona piñera de...

Emigran indígenas de la sierra de Santa Marta a zona piñera de Isla por trabajo

Decenas de indígenas popolucas bajan desde varios municipios de la sierra de Santa Martha hasta Los Tigres, municipio de Juan Rodríguez Clara, en busca de empleo. Llegan los sábados y se quedan desde 15 hasta 30 días, tiempo suficiente para reunir algo de dinero.

La entrada al poblado está enmarcada por una báscula para camiones cargados de piña. El sitio lleva el nombre de Moisés Gasperín Crivelli, quien llegó a ser uno de los productores más acaudalados de la región y fue asesinado en 2020.

En el centro de la localidad hay un parque con juegos infantiles y jardineras bien cuidadas. Después, un auditorio para las fiestas del pueblo y, a un costado una iglesia recién pintada de azul dedicada a San Marcos.

La economía de los alrededor de 5 mil habitantes de Los Tigres gira en torno al cultivo de piña. En la semana reciente, de sus campos salieron tractocamiones con fruta hacia Morelia, Michoacán; Toluca, Estado de México, y León e Irapuato, Guanajuato. En próximas semanas saldrán cargamentos a Japón.

Empujados por la pobreza, porque los programas federales no llegan hasta la zona de la montaña, porque la roya acabó con los cultivos de café y el precio del maíz estuvo por los suelos en años recientes, los popolucas tienen como alternativa para ganar el sustento trabajar en los campos de Juan Rodríguez Clara.

Los más jóvenes y fuertes buscan emplearse de cortadores, mientras los hombres de edad avanzada se conforman con alquilarse de jornaleros para limpiar los cultivos. Las mujeres, en cambio, trabajan de pasadoras (pasan de mano en mano las piñas de los canastos a los estibadores que acomodan el producto en los camiones).

En la cadena productiva, los sueldos más altos los ganan los cortadores, quienes reciben hasta 350 pesos por tonelada de piña cortada. Un estibador gana en promedio 90 pesos por tonelada. Al día puede ordenar hasta 12 toneladas. Mientras, los pasadores ganan entre 250 y 300 pesos.

En el nivel salarial más bajo están los jornaleros que limpian de hierba los cultivos; ellos perciben 200 pesos por un turno de seis de la mañana al mediodía, y si laboran de las 15 a las 18 horas, pueden ganar otros 100 pesos. La mayoría de los indígenas de la sierra de Santa Martha se emplean de jornaleros.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img