sábado, mayo 21, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioEstadoDirector de RTV confirmó que perdieron la concesión XHGV-TV

Director de RTV confirmó que perdieron la concesión XHGV-TV

Xalapa, Ver.- Víctor Cisneros Hernández, director general de Radio Televisión de Veracruz, compareció ante los medios de comunicación para confirmar que el Gobierno de Veracruz perdió la concesión XHGV-TV.

Lo hizo a 20 días de que el canal quedara fuera del aire, con el cobijo del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, y con un oficio de la IFT que valida los trámites para otorgarle a Veracruz una nueva concesión –un documento que jugó de tabla de salvavidas–.

Con el cabello perfectamente engominado, traje gris, una corbata morada, y un folder bajo el brazo, Víctor Cisneros, se presentó a la Sala de Banderas en Palacio de Gobierno. Y frente a una veintena de reporteros hizo alarde de sus dotes de comunicólogo –estudió la licenciatura en la Facico UV–.

Y con un cronograma estratégicamente elaborado –que expone fechas de los errores de sus antecesores, pero que esconde fechas claves de las omisiones de su administración–, comenzó por lo alto. Y puso por delante que sus gestiones le han permitido al Gobierno de Veracruz adquirir una nueva concesión por 15 años.

–Es posible que la siguiente semana regresemos, ya no seremos XHGV-TV, por tratarse de una nueva concesión ahora seremos XHCPEO-TDT, y seguiremos en el canal 26.

El 21 y 22 de diciembre del 2020 presentamos una solicitud de concesión ante el IFT, cumplimos con la parte administrativa, el 18 y 19 de enero del 2022, subsanamos las cuestiones técnicas, y ahora estamos a la espera de que la Dirección de Concesiones valide, y nos diga: levanten el suich –dijo, haciendo pasar el hecho como un hazaña.

Y enseguida, Cisneros Hernández, que también estudió Ciencias Políticas, fue al viejo y desgastado manual de “echar culpas al de atrás”.

–¡Tu pregunta es la pregunta del millón! –dijo ufano cuando una periodista le preguntó sobre la responsabilidad de los que le antecedieron en el cargo. Y enseguida deslizó su coartada– Los abogados que conocen del caso dicen que podrían configurar delitos como el de incumplimiento de un deber legal.

Fue una comparecencia accidentada, entre intervenciones del gobernador Cuitláhuac García Jiménez que habló del Covid-19, los avances en la seguridad, y las actividades turísticas del 2022. Se desconoce si el formato buscaba ayudar al compareciente o perjudicar a quienes trataban de desenredar la trama.

Pero el protagonista no estaba cómodo. La comparecencia durante hora y media fue un continuo vaivenes de la silla al atril, con un andar encorvado, y un ininterrumpido juego de quitar y ponerse un cubrebocas guinda.

Aunque la presentación de PowerPoint estaba cuidadosamente elaborada, los huecos en la cronología se advertían a simple vista. Un periodista lo hizo evidente.

–Usted habla del 29 de enero del 2020, luego del 7 de octubre del 2020, pero sus solicitudes fueron hasta un año después. Si tenían los documentos que lo advertían, ¿Por qué se esperaron hasta que se fuera la señal, por qué pasaron el aniversario a oscuras?

Escurridizo, Víctor Cisneros, echó mano del histrionismo, para salir al paso. Y para conmover a los presentes, relató el momento en que su director jurídico le informó del riesgo de perder la concesión.

–¡Imagínate la cara que puse cuando el jurídico me dijo: director, no renovaron la concesión. –A lo que él, con cara de whats, habría respondido –¿Qué, qué?, ¿cómo?,¿Es neta? Inverosímil de entrada creerlo, porque sin concesión no hay televisión. –Y entonces, el jurídico habría replicado– No no la renovaron, solicitaron una prórroga que el IFT nos tiene que contestar.

El desenlace fatal en la escena descrita por Víctor Cisneroe había llegado el 20 de enero del 2020, cuando les informaron que no había manera de renovar la concesión.

En el relato ni una alusión a los Tribunales Especializados que se crearon con la nueva Ley de Radiodifusión, ninguna mención de los recursos de apelación por una respuesta tardía del IFT. Ni muestra de cabildeo ante el organismo, si se considera que el oficio girado no fue por el consejero jurídico de IFT.

A la anécdota referida de Cisneros Hernández, siguió un rosario de pretextos: que el IFT es un órgano autónomo muy estricto; que hay una laguna en los tiempos porque así son los plazos de IFT; que no procedieron jurídicamente contra los antecesores porque se focalizaron en solucionar el problema; que Duarte perdió la de La perla.

Para darle oxígeno al funcionario estatal, el gobernador Cuitláhuac García tuvo que entrar al quite, y secundar la versión de que nada pudieron hacer para conservar la concesión, debido a que el IFT es muy restricto. También intervino para justificar el silencio en torno al caso.

–Hay que entender que en el IFT hay inversiones, y las cadenas de televisión cotizan…, y por eso tienen fechas y plazos exactos. Y si sabíamos del problema, pero lo mantuvimos porque hay que ser cautos.

No podíamos decir abiertamente: me quede sin la concesión, porque otro te la gana había que hacerlo con cautela… y la noticia más importante es que la volvemos a tener, hay un oficio de IFT que dice favorable, y ahora sí ya podemos hacer lo que sea y decir lo que pasó –fueron las palabras del mandatario.

–Antes de terminar este gobierno, primero Dios, vamos a recuperar dos concesiones– prometió Víctor Cisneros para cerrar su comparecencia.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img