lunes, mayo 27, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Finaliza foro de reforma eléctrica

México SA

Carlos Fernández-Vega


Periódico La Jornada
jueves 03 de marzo de 2022

Concluyeron los foros de parlamento abierto, celebrados en la Cámara de Diputados y organizados por su Junta de Coordinación Política, con el objetivo de debatir sobre la iniciativa de reforma eléctrica promovida por el presidente López Obrador, encuentro que para su realización mucho tuvo que ver la presión de los corporativos empresariales que abiertamente rechazan cualquier modificación a la legislación vigente (con el sello de Enrique Peña Nieto y su pandilla), es decir, se manifiestan a favor de los contratos leoninos, los subsidios del Estado, el negocio ilegal de suministro, la desaparición de la Comisión Federal de Electricidad y demás “cortesías” de la “reforma” aprobada en 2013.

Tales corporativos estuvieron duro que te dale para que se realizaran los foros y tener acceso al debate abierto, pero fueron los primeros en no asistir; sólo pretendieron mostrar músculo. En el mejor de los casos, apenas dos de ellos enviaron representantes de bajo nivel, obviamente para manifestarse histéricamente en contra de la iniciativa de reforma de López Obrador.

De acuerdo con la información de los organizadores, cuando menos 15 corporativos fueron invitados a los foros del parlamento abierto, pero, ruidosos como siempre, tuvieron la cortesía de no asistir: Iberdrola ( capo de tutti capi), Enel Green Power (italiana), Grupo Lala (Eduardo Tricio Haro, el de las vacas que acaparan el agua de La Laguna), Grupo Bimbo (de la siempre pía familia Servitje), Grupo Alsea (de Alberto Torrado, quien corrió a su personal al inicio de la pandemia), Femsa (la de los Oxxo, que preside El Diablo Fernández), Kimberly Clark (Claudio X. González Laporte), Citi (aún propietaria de Banamex), las trasnacionales financieras BBVA y Santander (España), HSBC (británica), Grupo México (del tóxico Germán Larrea), Walmart (gringa), IT Ecotecnología y Bachoco (uno de los integrantes de la familia Bours, ex gobernador de Sonora, está involucrado hasta el cuello en la tragedia de la guardería ABC de Hermosillo).

En fin, finalizaron los foros y en la sesión de clausura la secretaria de Energía, Rocío Nahle, subrayó que “los combustibles y la electricidad no nada más otorgan bienestar y servicios básicos, sino que están directamente vinculados con la seguridad alimentaria, la seguridad sanitaria y la seguridad nacional. Una nación que no cuenta con el aseguramiento de estos suministros está condenada a ser dependiente de otros, con el debilitamiento que esto conlleva. La historia de la industria eléctrica en México ya la conocemos, el aumento de la cobertura para ir a todos los rincones del país a electrificar a todos los mexicanos se dio gracias a la política social e integrada que se puso en marcha en la Comisión Federal de Electricidad hace muchas décadas. La visión de aprovechar nuestros propios recursos naturales desde hace décadas permitió que la electricidad se generara por medio de energías limpias”.

La funcionaria dijo que “somos un país muy afortunado: contamos con valiosos recursos naturales, recursos humanos y, sobre todo, dos empresas estatales que nos garantizan la producción y abastecimiento interno de combustibles y electricidad, Pemex y CFE. No es conveniente para nadie debilitar dichos organismos, dejar que el mercado sea el que sustituya las funciones del Estado en un sector estratégico como el de energía; cuidado, eso genera pobreza e inestabilidad social y financiera. Los ejemplos sobran. Basta ver cómo algunos países primermundistas diseñaron su política energética con dependencia de empresarios privados, incluso cerrando centrales nucleares o centrales de gas del Estado; hoy, las consecuencias son altos precios de las tarifas para población e industria”.

Las rebanadas del pastel

Imparables los precios petroleros: ayer el barril mexicano de exportación se cotizó en 105.52 dólares, 7.95 más que en la víspera. El Brent se vendió a 114.59 dólares (9.62 más que en el cierre anterior) y el West Texas Intermediate a 11.95 (8.54 más)… Como era previsible (experiencias previas lo documentan), algunas de las sanciones impuestas a Rusia comienzan a tener efecto búmeran en las economías europeas y estadunidense, y ellas, cínicamente autodenominadas “ángeles de la libertad”, sudan frío ante la escalada en los de por sí elevados precios de los energéticos y, desde luego, mayor inflación y descenso del abasto, que en buena medida depende de la nación “castigada”. Y la factura no la pagan los políticos, sino los ciudadanos de a pie.