lunes, junio 24, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Daniel Noboa y sus gorilas // Evité la guerra, dice // Debate: caldo sin carne

México SA

Carlos Fernández-Vega


Foto
La canciller Alicia Bárcena afirmó ayer que Ecuador no recurrió en primera instancia a métodos pacíficos antes de ocupar por la fuerza la embajada.Foto Pablo Ramos

Después de conocer las razones y argumentos del gobierno que encabeza el junior Daniel Noboa para justificar el asalto a la embajada mexicana en Ecuador y la violación del derecho internacional, queda claro que en la evolución humana primero apareció esta familia oligárquica, mucho tiempo después el mono y millones de años más adelante el Homo sapiens, de cuya existencia obviamente el mandatario de aquel país no tiene la menor idea.

En una mezcla de cinismo, primitivismo y vandalismo, el troglodita oligárquico asegura que “unos políticos ecuatorianos caducos han solicitado a México que nos declare la guerra y a la comunidad internacional que nos sancione económicamente, incurriendo en una traición a la patria nunca antes (sic) vista… Jamás protegeremos a criminales que les han hecho daño a los mexicanos”.

Es decir, Noboa ordenó a sus gorilas tomar por asalto a la representación diplomática, golpear a sus integrantes y violar el derecho internacional, porque su intención era ¡¡¡proteger a los mexicanos de políticos ecuatorianos caducos y así evitar la guerra!!! Brillante, sin duda, y para reforzar la posición del junior su canciller, Gabriela Sommerfeld Rosero, se aventó la puntada de afirmar que el presidente de su país está dispuesto a restablecer relaciones con México siempre que se respete la soberanía nacional, aunque no pudo evitar acusar al gobierno mexicano de incurrir en provocaciones e incumplimientos en la concesión de asilo al ex vicepresidente Jorge Glas (un asilado político al que las fuerzas de seguridad secuestraron de la representación diplomática a punta de pistola).

Sin duda alguna, la señora Sommerfeld Rosero tiene una amplia experiencia en materia diplomática y de ello da cuenta que a lo largo de su carrera profesional ha sido presidenta y directora de la aerolínea ecuatoriana Aerogal (que fue absorbida por Avianca) y Equair (que quebró) y directora general de un hotel en Quito. ¿Y las relaciones exteriores? Bueno, para eso no tuvo tiempo, pero de todas maneras Noboa la designó ministra de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador.

Entonces, entre un junior primitivo sin la menor idea de cómo gobernar un país ni llevar sus relaciones internacionales y una canciller experta en aerolíneas quebradas y hotelería, carente siquiera de una pizca de conocimiento sobre el comportamiento diplomático y el derecho internacional, resulta más que obvio que el asalto a la embajada mexicana en Ecuador no será la primera barbaridad que cometa ese par.

En cambio, la canciller mexicana Alicia Bárcena, ella sí con amplísima experiencia diplomática, ayer subrayó varios puntos sobre el conflicto con Ecuador: No existe ninguna justificación para que las fuerzas de policía hayan irrumpido en la embajada de México ni de agredir físicamente la dignidad del personal diplomático; México se ha apegado al derecho internacional respecto a la Convención de Viena y a la Convención de Caracas; nuestro país ha mantenido una comunicación directa y constante con Ecuador antes de este incidente, por supuesto, para abordar el tema del asilo. Y si Ecuador tenía una interpretación diferente a la de México respecto a las convenciones de asilo o de Viena sobre relaciones diplomáticas, debió recurrir en todo momento a procedimientos pacíficos, tal como lo establece la Carta de la Organización de Naciones Unidas o el Pacto de Bogotá, y no lo hicieron.

Ante tal situación, Bárcena reiteró la condena pública y enérgica del gobierno mexicano por la violación de la inmunidad y el ingreso ilegal de las fuerzas ecuatorianas a la embajada y la agresión física al personal. Por ello, se rompieron relaciones con aquella nación sudamericana y se ordenó la salida del personal mexicano. También recordó que estamos recurriendo ya a la Corte Internacional de Justicia y a otras instancias para denunciar a Ecuador por violaciones al derecho internacional. Se oficializó este rompimiento de relaciones con una nota verbal que ya salió el día de ayer, y el gobierno comunicó la ruptura de las relaciones consulares. Por supuesto, queremos que se nos garantice el respeto a los locales, bienes y archivos de la embajada en Ecuador.

Las rebanadas del pastel

Soso, por decirlo suave, el debate del domingo: Xóchitl, sin novedades, porque nunca da una; Jorge Álvarez Máynez sólo pudo mostrar la enorme dentadura que tiene; y Claudia, sin venir al caso, presumiendo premios por su labor en el gobierno de la CDMX. A ver si en el segundo debate ofrecen más carne y menos caldo.

X: @cafevega

cfvmexico_sa@hotmail.com