martes, mayo 24, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

FALANGES: Hacia la multipolaridad, el giro de Occidente a Oriente

Luis Adalberto Maury Cruz
lmaury_cruz@hotmail.com

¿Qué hiso caer a la unipolaridad estadounidense?, ¿Cuál es la nueva configuración global en el contexto de la guerra en Ucrania? Éste conflicto, es una guerra hibridad al ser propagandística, financiera, económica y miliar, en un concierto internacional, es la emergencia de un nuevo orden mundial y es el sepelio de viejo orden de la hegemonía estadounidense y occidental. Ucrania es sólo la localización geográfica de un conflicto entre Rusia y su modelo neonacional, autárquico y multipolar contra EEUU y la anglosfera con su ya fenecido modelo neoliberal financierista unipolar. Es una pugna Occidente y Oriente, que va más allá de lo militar.

En esta guerra se disputa: 1) Un nuevo el orden financiero mundial, donde la hegemonía del dólar como divisa de reserva internacional y de la Society for World Interbank Financial Telecommunication, (SWIFT) caen ante la desconfianza que generan la “confiscación” de activos rusos en dólares y en euros en bancos de la Unión Europea (UE) y de la anglosfera. Estas medidas unilaterales ya se ha hecho contra países que trasgreden los intereses de Washington y de Wall Street; basta recordar el caso del robo del oro y de las divisas de Venezuela en bancos extranjeros, en particular en EEU y en Reino Unido (RU).

Las sanciones unilaterales de la Casa Blanca contra Rusia, pretextando su operación militar en Ucrania son ineficaces y destruyen la economía de los miembros de la UE, de EEUU y RU; en marzo se ha generado un 8,5% de inflación en la potencia del norte; tampoco han tumbado a Putín quien tiene un nivel de aceptación del más del 80%; hoy el rublo está en la misma cotización que en el inicio de la intervención militar en Ucrania y con tendencia a fortalecerse, Occidente se hunde.

Las contramedias rusas del respaldo de su moneda en oro, el vender energéticos en rublos a los países hostiles al Kremlin; el incentivar un mercado con monedas nacionales, por ejemplo para el comercio Rusia-India, Rusia-China ; reconfiguran el sistema financiero mundial y fortalecen a Moscú, siendo un cataclismo financiero global; es el inicio del fin de la hegemónico del dólar y el nacimiento de un sistema de canasta de monedas de reservas internacionales estando a la cabeza: el yuan chino, el rublo ruso, la rupia india, amén de las criptomonedas. Hay una desdolarización de la economía mundial.

2) La nacionalización de la filial rusa de Gazprom en Alemania es una contradicción del gobierno teutón ante el modelo neoliberal que defiende el gobierno de éste país y de la Unión Europea, fortalece el esquema neonacional imperante en Rusia, China, India, México… pues rompe con la lógica neoliberal de las empresa privadas. Es decir, los neoliberales hacen prácticas nacionalistas y/o estatistas.

3) La crisis energética, que se traduce en energías caras para el consumidor, basta recordar los paros de transportistas por combustibles caros en Alemania, Italia, Francia, el alto precio de las gasolinas en EEUU, las tarifas elevadas de la electricidad en España; son producto de una debilidad política y de una falta de soberanía energética; esto coloca a toda la cadena de producción y distribución al borde del colapso tanto de la UE como de toda la anglosfera, en suma de Occidente.

Son el complejo militar y los exportadores de gas natural licuado estadounidenses los ganadoras con el conflicto; los grandes perdedores son Europa y en particular Ucrania. El costo, de continuar las cosas, es la caída del dólar, el aumento de la inflación global, aunado a “la posible recesión de EEUU” ya reconocida por Goldman Sachs, que de suyo es un hecho notorio, la crisis se agudiza en Occidente.

4) La crisis alimentaria es una realidad, pues Rusia y Ucrania son unos de los principales productores mundo de trigo, maíz y girasol, y dado que no está bajo el dominio yanqui o europeo, el incremento de los alimentos es un hecho que se agudiza día a día. Este nuevo orden mundial enfatiza la soberanía alimentaria, cuestión soslayada en países de la EU y México; otro grave error de las políticas neoliberales.

5) El mundo se encuentra dividido, no tanto a favor o en contra de Rusia; sino en contra o a favor del modelo globalista unipolar estadounidense; ésta última hipótesis muestra un verdadero mundo multipolar, que si bien en el primer círculo lo conforma Rusia, EEUU y China, en otros niveles están potencias como India, Paquistán, los países Árabes, Irán, Corea del Norte, la UE, Canadá, Australia, RU, Brasil y México, Sudáfrica.

Estos cinco aspectos muestran: a) La caída de la hegemonía de EEUU, de su dólar como divisa internacional, su debilidad militar, ya reconocida por el Pentágono, y crack económico de Occidente; hoy la tripolaridad es innegable, Rusia, China y EEUU corresponden al olimpo de geopolítico. La primera potencia militar es Rusia, el misil intercontinental Satán 2 y las armas hipersónicas así lo manifiestan. China es la primera potencia económica y la financiera es EEUU pero pierde aceleradamente su predomino. Es decir, Oriente se impone sobre occidente.

b) El modelo neoliberal se agotó e hizo depender al Estado del sistema financiero y del dólar, pauperizó lo público y las actividades estrategias del Estado, (soberanía energética, alimentaria, y desarrollo científico tecnológico). Son contradicciones internas del neoliberalismo que hizo caer a la unipolaridad de EEUU. De esta forma Occidente no tiene modelo viable.

La potencia euroasiática y el gigante asiático apostaron por un modelo neonacional, construyeron un respaldo hipersónico y nuclear; para garantizar su viabilidad geoestratégica y geoeconómica, preparándose para la actual coyuntura internacional con años de preparación; cuestión que EEUU, la UE, y la anglosfera omitieron al centrarse en la estructura financiera global y al haber liquidado el patrón oro dólar, el bretton woods. Esto recuerda a Mao Se Tum el poder se ejerce desde la boca de los fusiles, sin embargo, las armas son económicas, militares, financieras y energéticas.

El arte de gobernar no es privilegiar las finanzas privadas o públicas, sino buscar la estabilidad estatal a corto, mediano y largo plazo, las finanzas no dan trabajos estos lo genera la industria. La privatización de los sectores estratégicos es debilidad estatal, se traduce en falta de autonomía, soberanía y libertad de una nación frente a otras, y en subordinación a empresas globales.

Sin finanzas sanas no hay viabilidad, las finanzas del Estado son un medio para la estabilidad. Lo público no lo rige la lógica de las finanzas, ni modelos privados, he aquí el elemento estructural que explica la caída de la unipolaridad estadounidense y el surgimiento de la multipolaridad.

Así, la multipolaridad se gestó desde que la anglosfera y en particular desde EEUU al impulsar al neoliberalismo que omite lo sustantivo del Estado, priorizado las finanzas sobre la industria y las finanzas privadas sobre las públicas.

Lo irónico de los llamados regímenes autocráticos es que pugnan por la multipolaridad; son más “democráticos” que el régimen unipolar de EEUU, que es una dictadura ideológica, política, económica, financiera sujeta a Wall Street, al Fondo Monetario Internacional, y a la SWIFT. La nueva configuración global es la multipolaridad marcada por Oriente. En fin, ¿usted qué piensa?…