domingo, agosto 14, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Patria Unida = PAN-Vox // Membrete ultraderechista // Urrea, viajera frecuente

México SA
Carlos Fernández-Vega

Un cáncer llamado ultraderecha se expande por el mundo y en algunos países se ha instalado con disfraz de gobiernos “ecológicos”, “libertarios”, “democráticos”, “humanistas”, “ciudadanos” y otros términos totalmente alejados de la realidad. Eso sí, está perfectamente organizado, opera en todas las naciones, cuenta con gruesos recursos económicos y suficientes súbditos urgidos de controlar (léase exprimir) a sus propias naciones, siempre bajo un concepto fascista.

Nuestra país no es la excepción: a las tradicionales corrientes de la ultraderecha autóctona se suma una cabeza de playa denominada “Patria Unida, por un México valiente” (un apéndice de la organización fascista española Vox), que panfletariamente reivindica a los cristeros como “héroes que nos dieron patria” y a las hordas gachupinas del siglo XVI, junto con sus sacerdotes, que “con amor conquistaron corazones con un humanismo que trasciende… Reconquistemos el corazón de nuestros compatriotas”.

Las caras visibles de esta organización ultraderechista –que no revela de dónde procede su financiamiento– son Alicia Galván López, “fundadora y presidenta”, quien “ha desarrollado su vida profesional en la vida pública, asesorando a legisladores en el ámbito jurídico y legislativo, tanto en la Cámara de Diputados y el Senado de la República. Ha participado y coordinado campañas locales y federales, incluyendo la de Ricardo Anaya. Desde los 19 años se ha destacado por ser una digna representante de las mujeres en la vida política, particularmente en el PAN”. Egresada de la Universidad Panamericana (UP).

También aparecen Francisco Humberto López Vega (director jurídico de la fundación; consultor fiscal y corporativo; egresado de la UP) y Ricardo Robles Sánchez (director deComunicación, “experto en formación de líderes humanista”; ha sido vocero del PAN, de la Coparmex y de la American Chamber México).

Ellos son quienes dan la cara, pero atrás, parapetada, está la organización fascista Vox, cuya cabeza visible es Santiago Abascal y su “Carta Madrid” (promotora de la visión neocolonial de la “iberosfera”), en la que subraya que “una parte de la región está secuestrada por regímenes totalitarios de inspiración comunista, apoyados por el narcotráfico y terceros países. Todos ellos, bajo el paraguas del régimen cubano e iniciativas como el Foro de São Paulo y el Grupo de Puebla, que se infiltran en los centros de poder para imponer su agenda ideológica. La amenaza no se circunscribe a los países que sufren el yugo totalitario. El proyecto ideológico y criminal que está subyugando las libertades y derechos de las naciones tiene como objetivo introducirse en otros países y continentes con la finalidad de desestabilizar las democracias liberales y el estado de derecho. El avance del comunismo supone una seria amenaza para la prosperidad y el desarrollo de nuestras naciones, así como para las libertades y los derechos de nuestros compatriotas”, y otras estupideces.

En fin, el cáncer tiene los ojos puestos en México y una de sus puertas de entrada es el PAN (con todo y organizaciones patronales y el Yunque). Por ello no es gratuito que legisladores de Morena exijan que se transparenten los recursos de Patria Unida, amén de que “se trata de un grupúsculo” que, con Vox a la cabeza, “tiene la intención es desestabilizar a gobiernos democráticos y apoyar el surgimiento de dictaduras. Es un membrete más que no va a tener ningún peso en el electorado mexicano, pero siempre hay que estar vigilantes, porque normalmente estos grupos con nexos con las fuerzas políticas de extrema derecha europeas y de América Latina buscan crear confusión para tratar de frenar a los gobiernos progresistas” ( La Jornada, Andrea Becerril).

Las rebanadas del pastel

Con el pretexto de “promover la huelga de Notimex en el mundo”, Adriana Urrea, supuesta lideresa del supuesto sindicato de esa agencia, viaja que da envidia. Sólo en junio ha visitado París y Chicago, aunque no aclara quién la patrocina, porque de su bolsillo no sale el dinero. También ha recorrido varias ciudades mexicanas, siempre con recursos ajenos, como reiteradamente lo hizo durante el pasado gobierno. Mientras, la huelga que “promueve” cercana está de cumplir dos años y medio (parece que nadie está interesado en resolver el problema) lo que entusiasma a la viajera frecuente, porque ello le permite preparar el siguiente país y así continuar con su gira “informativa” … Y en Colombia, giro histórico: Gustavo Petro, presidente.