sábado, mayo 28, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Visualizar el cuerpo sano

Apuntes: Sanación por visualización

Javier Hernand Garcés
12 de mayo de 2022

El cerebro es un órgano que puede visualizar la salud. Con ello, Ud. Se podría sanar de cualquier dolencia por infame que ésta sea. Si en algún momento, en otro artículo, al referirme a la física cuántica, dije que la partícula no observada podría ser cualquier cosa, en el mundo cerebral, el cerebro se puede creer cualquier cosa, su misma plasticidad hace que se pueda modificar su estructura neuronal. Eso es, recuerde el ejercicio del limón, imagine (visualice) el jugo de limón después de exprimirlo, ahí Ud., ya empieza a salivar, lo mismo ocurre con su entorno, su Medio Ambiente, con sólo pensarlos (visualizarlos) habrá un cambio importante en su momento.  

“Es la realidad subjetiva la que rige nuestra conducta, es decir, la realidad que sucede dentro de nosotros. La explicación de este fenómeno reside en que nuestro cerebro no distingue entre un acontecimiento real y un acontecimiento imaginado”.  (Dr. Maxwell Maltz)

Exponerse a ver películas o series violentas hace que nuestro cerebro interprete esas imágenes como si fueran ciertas “la exposición a los videos más violentos inhibe las reacciones emocionales ante videos similarmente agresivos a medida que pasa el tiempo” (Grafman).

Otros afirman que “…crece la tolerancia a la violencia cuando nos exponemos más y más a la violencia de las series y películas actuales”

De Maxwell Maltz hemos aprendido que el cerebro controla todas las funciones del cuerpo, eso es, funciones como las de mirar, sonreír, comer, las cuales las conocemos como “consientes”; las involuntarias, la digestión, la respiración entre otras. Si percibimos una anomalía, el cerebro actúa, nos llena de adrenalina, por ejemplo, cuando hay peligro. De la misma manera el cerebro nos puede ordenar una sanación eficaz.

“Tu mente es tu sirviente, tu cuerpo es tu vehículo y tu alma es tu residencia. La meditación no es más que un baño mental. Cuando te vacías de ti mismo, permites al universo venir a ti. El cuerpo no lo es todo, la mente no lo es todo, el espíritu no es todo, los tres construyen el sentido”, (Yogi Bhajan)

Ahora bien, si tomamos como una realidad lo que visualizamos, esa realidad tendrá una existencia latente, es decir, que existe de alguna manera, si visualiza un cuerpo enfermo, precisamente eso es lo que pasará con su cuerpo. Pero si lo visualiza sano, eso, exactamente será su cuerpo. La visualización tendrá un impacto verdadero a niveles físico, mental, espiritual. A ello le podríamos llamar la sanación natural, sin drogas con terribles efectos secundarios. Aunque la imaginación se considera diferente a la visualización, los dos términos podrían ser intercambiables en este contexto; la imaginación se debe a la estructura de nuestra personalidad, al hecho de ser humanos. De ahí los mitos, las filosofías, las creencias en general. La visualización, quizá la podamos ubicar como algo que ya conocemos y al evocarlo viene a nuestra mente, a nuestro ser. 

En el deporte de alto rendimiento los atletas visualizan su participación en las competencias, se ven como ganadores, como los mejores, haciendo su mejor actuación. La visualización aquí tiene que ver con las imágenes que ya tenemos, es como nuestra base de datos, la que vamos formando durante nuestra existencia.  Los grandes artistas visualizan su trabajo, es que primero viene la imaginación y luego la visualización. Los cantantes, se visualizan cantando. Todo, absolutamente todo, fue primero una imagen, un acto de imaginación, eso es energía, luego vendrá la materialización de esa visualización. En todo caso, para que haya una visualización adecuada es necesario tener un registro, una memoria a la cual evocaremos. Una visualización acompañada de declaraciones positivas es aún más poderosa. Si declaramos que nuestros órganos vitales están en su óptimo estado de salud, es muy posible que ellos lo estén.
  
En mi camino terapéutico la visualización se hace con un facilitador frente a un grupo o a un individuo, se puede también, escuchar una reproducción de audio. El/la participante, sentado o acostado, siempre cómodo, donde no haga ni frío ni calor, el menor ruido posible, una iluminación baja son elementos importantes en esta terapia. Empezamos con ejercicios de respiración, siempre tratando de hacer la respiración abdominal, la cual se hace de la siguiente forma:

“Se basa en el movimiento del diafragma (ese gran músculo que separa la cavidad torácica del vientre), que al bajar hacia el vientre succiona aire a los pulmones y al subir hacia éstos expulsa el aire. Recibe también el nombre de respiración abdominal pues el diafragma al bajar empuja los órganos del abdomen dando la impresión de que éste te hincha”. (Técnicas de respiración) 

Esta respiración la hacemos por algunos minutos, luego, sin más, notamos la respiración solamente. Una vez estamos en un estado de calma, empezamos a relajarnos. Relajar la frente, las órbitas de los ojos, la cara, el cuero cabelludo, la boca, las encías los dientes y así, cada parte de nuestro cuerpo. Relajamos la parte exterior e interior. Una vez hayamos relajado todos los órganos, visualizamos una hermosa luz que entra a nuestro cuerpo y lo sana, lo cura, lo rejuvenece, corrige la renovación de células para que éstas no se reproduzcan de manera incorrecta. Agradecemos a nuestras células por su labor, su trabajo en nuestro bienestar y lo más importante, visualizamos nuestro cuerpo en su estado óptimo. Luego, visualizamos nuestro ser, no sólo el cuerpo, nuestra imagen de luz, nuestra conciencia universal. En este estado de relajación podemos visualizar un sanatorio, un hermoso edificio donde nos espera un/a guía quien nos llevará a un cuarto y con luz nos reforzará nuestra salud óptima. Para terminar, visualizamos, una vez más, el cuerpo, mente, espíritu en armonía con el universo y con toda nuestra historia. 

Los resultados son sorprendentes, inmediatamente después de la terapia de visualización del cuerpo sano, nos vamos a sentir mejor, surge un sentimiento que tienes control con tu cuerpo. Nace la conciencia de que no es el médico aquel que cura, es Ud. quien se sana, quien vuelve a su estado óptimo. Con la visualización, creamos conscientemente una realidad que será en nuestro propio beneficio que se manifestará desde el momento que lo hacemos. 

Javier Hernand Garcés es Licenciado en Derecho, Maestro en Derecho Ambiental y Licenciado en Naturopatía.