viernes, abril 12, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Teorías de la historia

APUNTES: ESCUELAS Y TENDENCIAS DE LA HISTORIA

Javier Hernand Garcés

19 de marzo de 2023

La historia estudia y registra eventos en una línea del tiempo que se cuentan al utilizar una metodología seleccionada, entre muchas, para contar lo que pasó y cuáles son las modificaciones que esa narrativa señala o considera verdad o acierto histórico. La historia narra lo que pasó, los que la leemos tenemos que desarrollar formas de entenderla y darle el valor que le corresponde. 

Las escuelas y tendencias de la historia, esto es, de cómo se cuenta la historia, al margen que la “línea del tiempo” sea la misma, se nombran o se clasifican de manera básica, en Positivismo, Historicismo, Materialismo Histórico y la llamada “Escuela Francesa de los Annales”. 

La escuela Positivista surge a partir del pensamiento de Augusto Comte, el que seccionó la historia en tres estados teóricos diferentes, a saber, “teológico o ficticio, metafísico o abstracto y científico o positivo”. Comte Caracteriza el Positivismo certero, real y preciso, atribuye a esta tendencia histórica el que siempre busque el dato real útil y preciso. 

El Historicismo se versa en la teoría que los actos y huella del paso de los seres humanos se debe entender como parte inherente del devenir de la historia dentro de un proceso sucesivo.  El máximo exponente de esta escuela es Benedetto Croce. 

El historicismo es una escuela alemana que data del Siglo XIX, se basa en que los derechos humanos son a las necesidades sociales en el contexto de su satisfacción, se relaciona con un proceso temporal que no debe ser racional. Nace la consecuencia que preconiza el historicismo del ser humano al preservarlo en su material genético, en su ADN, la historia propia de una especie, al tanto que su lengua y su cultura develan un pasado lejano y a la vez próximo.

La Escuela francesa de los Annales se debe a la persona de Lucien Le Febvre y Marc Bloch en 1929, escuela que ha manejado la historia francesa en el siglo XX y su consecuente difusión en los países de Occidente. Postula la historia en su correspondencia e integración con la sociología, la geografía, la economía, la psicología social y la antropología. 

El materialismo histórico es una perspectiva de grafía filosófica-económica para explicar el funcionamiento social y su aplicación en la práctica. El Materialismo Histórico postula la historia de la humanidad en cinco etapas: la sociedad primitiva, la sociedad esclavista, la sociedad feudal, la sociedad capitalista y la sociedad socialista. A la teoría se le adjunta las categorías, mismas que se ejemplifican como: fuerzas productivas, relaciones de producción, modos de producción, explotación, alienación, lucha de clases, plusvalía y el fetichismo de las mercancías. El Materialismo histórico nace inicialmente en la Grecia antigua, su versión post moderna denominada “materialismo” considerada contraria a la religión y sus principios filosóficos de la escuela de Mileto. 

A las personas de Carlos Marx y Federico Engels se les considera los creadores de esta tendencia científica de leyes generales del desarrollo social, de esta manera se conoce esta forma de entender y contar la historia como el Materialismo histórico. La existencia solo será aquella que está dentro de la materia y la energía, se supone al cuerpo humano como un organismo biológico “muy complejo”. A su vez, se divide en épocas la historia para su estudio y comprensión.  

De igual manera, el materialismo histórico se explica en los llamados “tipos”, esto es, el materialismo metafísico o cosmológico, el cual se identifica con “atomismo filosófico”, el materialismo metodológico que postula que la explicación de los fenómenos “… es la que ocurre a los cuerpos y sus movimientos”, y el materialismo práctico o moral: “…es toda aquella doctrina según la cual los fines últimos a los que se dirige el hombre, aquello que le traerá la felicidad o el bienestar se basa u obtiene a través de bienes materiales”.

Igualmente se observa, el materialismo metódico, psicofísico y materialismo dialéctico éste “… sostiene que la materia es el fondo y la causa de todas las cosas, incluso de los fenómenos del pensamiento. Para este tipo de materialismo, la realidad material es la causa de los cambios y movimientos y se desarrolla en medio de tensiones y luchas ente contrarios”.  

En todo caso, el objeto del materialismo histórico como ciencia histórica es la que orienta a la clase obrera en la lucha contra la explotación capitalista y de esta manera, pasar a la producción comunista donde los medios de producción son propiedad popular. 

¿Qué es la historiografía?

 La explicación oficial de esta pregunta nos dice que es “…actividad encaminada a registrar la historia de la humanidad por escrito, es decir, la forma y métodos empleados para describir un determinado acontecimiento relevante”, En otras palabras, son los libros de historia. Son los textos que debemos valorar para entender de donde somos, de dónde venimos y poder manifestar hacia dónde vamos. A su vez, el llamado “historiógrafo” “…es aquel que escribe la historia”. 

Entonces nos movemos en el tiempo y nos ubicamos en la década de los 1980 cuando la premisa era “si no aparece en la televisión es porque no existe”, entonces florecieron los comunicadores de la llamada “verdad” y ese tiempo pasó, y llegaron otros lustros, entonces llegó el Internet, y después llegó Google, y ahí sí; si no está en esa plataforma no existe. O como aquellos que nos cuentan en los noticieros rumores y poco a poco van tejiendo una urdimbre de éstos y terminan inventando una historia de rumores. Si no sabes interpretar la historia, terminarás por creerte sólo lo que quieren que creas. 

Son ciclos, modas, vendrán otras “verdades”, lo cierto es que debemos tener claro que si no identificamos la teoría con que nos cuentan la historia y si no unimos un punto con otro, simplemente vamos a creer todo lo que nos digan ciertas fuentes informativas, muchas de ésas han construido “mundos inventados” narrativas quiméricas de contextos inventados, se hace vigente el llamado “terraplanismo”, donde se asegura que la tierra es una superficie plana, se desprecia la esfericidad del planeta, se niega la existencia de lo que no favorece el discurso del  poderoso. 

La “línea del tiempo” se percibe como una línea recta con principio y fin, no nos damos cuenta que ese segmento eje puede ser parte de una circunferencia sin fin.  Entonces, la historia mal contada y mal interpretada nos lleva a justificar a sus actores más crueles y a olvidar a las víctimas de los que tuvieron el poder y el control.  

El científico social y lingüista Noam Chomsky cierta vez dijo algo, que es válido y digno de analizarlo, es aplicable al propósito del estudio de la historia y sus planteamientos: 

“Repite una mentira con suficiente frecuencia y se convierte en verdad”, es una ley de propaganda con frecuencia atribuida al nazi Joseph Goebbels. Entre los psicólogos, esto se conoce como el efecto de la “ilusión de verdad”.

La periodista y presentadora estadounidense Amy Goodman del programa Democracy Now se ha expresado al tema recurrente de las teorías de cómo contar la historia: 

“Si no paras de decir mentiras, el concepto de verdad simplemente desaparece”

Amy Goodman (19/04/2020)

Javier Hernand Garcés es Licenciado en Derecho, Maestro en Derecho Ambiental y Licenciado en Naturopatía.