martes, julio 5, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

La inclusión social

Apuntes: Crítica social actual

Javier Hernand Garcés
13 de febrero de 2022

Este tema es multifactorial y requiere de su análisis pronto y seguro en la vida de las sociedades. Hay verdades que se han aceptado y que son fáciles de probar, una de ellas es que, si te excluyen de la educación formal, los resultados serán directos, pobreza, violencia, ignorancia, enfermedades y demás. En el otro lado, la inclusión dignifica al ser humano, su vinculación al desarrollo de todos, genera cambios importantes para todos, mejora la economía, beneficia a todos, es un ciclo vital, nos lleva a la vida con la civilidad, los relevos generacionales del poder y la riqueza deben ser incluyentes, las juventudes deben contar con la certeza que, si se vinculan a la educación transformadora, tendrán una vida mejor: salud, ilusiones y felicidad.

Los países menos incluyentes son los que estarán condenados al flagelo de la pobreza, el tráfico humano, el narco tráfico y la ignorancia reina de todas las desgracias humanas. Una juventud que no cuente con una promesa incluyente de parte de los administradores del estado, está condenada al fracaso. Las relaciones humanas y el ejercicio de la ciudadanía son actividades diarias. En todo caso, cuando la exclusión es una costumbre perversa y perniciosa el nepotismo surge como un manto de satisfacción de los corruptos, emplear a sus amiguetes y familiares en las mejores posiciones de mando de una administración es exclusión, es compadrazgo, esa vileza resulta en un letargo, un atraso y una invitación a la corrupción. Cuando los empleos y puestos claves en las áreas de decisión del estado se logran por esfuerzo y dedicación eso es inclusión y todos salimos ganadores.
Aunque parece que la educación viene a resolver muchas de las perversidades sociales, es precisamente esa educación la que tiene que estar acompañada de oportunidades y planeación, no se puede ir a clases cuando no hay alimentos en casa o cuando es tal la violencia activa y pasiva intrafamiliar. No puede haber educación si los maestros y maestras no asisten a clases o están mal pagados o no saben lo que hacen, o no tienen la energía de prepararse para impartir las materias que les fueron asignadas para enseñar. Si no hay una promesa tangible que al salir de los centros de formación habrá un empleo bien remunerado, no habrá ilusión o motivación y la propuesta educación será un pálido reflejo de un discurso infame de un político de ocasión. No se trata de regalar o dar dinero gratis, se trata de incluir a todos/as, que el ser humano de capacidades diferentes pueda asistir a los mismos cursos, que el ser humano de preferencias de género diferentes sea visto como una oportunidad social para entender más la complejidad humana.

Las sociedades se benefician de la inclusión en vario niveles, el crecimiento económico y las oportunidades están en mejores condiciones cuando todos se los incluye en la educación formal, los egresados de programas contribuyen a la solución de problemas familiares y comunitarios en general. Los empleos se dan a individuos capacitados y no a amiguetes de los políticos de turno. La producción, en cualquier nivel es mejor y más eficiente, crece la auto estima social. “la inclusión mejora la cohesión social” eso es, la integración de la ciudadanía a su entorno social, hace más unida y más solidaria la sociedad próxima, la gente del primer y segundo cuadro comunitario.
Los niños deben entender la importancia de ser incluidos en el desarrollo histórico de su sociedad, que cuenten con la presencia de esos niños como la posibilidad de un futuro mejor para todos y no la amenaza de educadores o de educadoras que señalan la escuela como un lugar de privilegio. Los menores tienen que aprender que todos somos iguales y que se cuenta con ellos para construir el país. El respeto a los niños a sus opiniones, será la base de desarrollo humano, la diversidad debe ser tangible, vívida y no una frase escrita en un ideario ajeno. Niños con talento, niños extranjeros o que nacieron en comunidades apartadas deben ser vistos como un patrimonio y una oportunidad para el desarrollo de todos. De ahí nacen la tolerancia y el respeto a lo que es diferente o heterogéneo. Las escuelas deben ser los “templos” de la inclusión y los docentes el vehículo o herramienta para su implementación.

En la educación inclusiva todos son bienvenidos, se aprende con el respeto a la diferencia el conocimiento de las diferentes culturas nos hace más inclusivos, la inclusión de estudiantes con capacidades diferentes resulta en una riqueza única del ser humano.

La inclusión laboral es evidente en el mundo del comercio y los servicios en general, la vida profesional y los puestos de poder, verifique, esto es, entre Ud. A un comercio y mire si hay empleados que se desplazan en sillas de ruedas, personal con capacidades diferentes en general, transexuales, mancos, cojos, invidentes, seres humanos de la llamada tercera edad y otros miembros especiales de la comunidad y qué las posiciones laborales dentro de esa organización comercial incluyen a, blancos, negros mulatos mestizos, o si sólo ve personas de menos de 30 años, blancos, fuertes los hombres enseñando su musculatura, las mujeres enseñando sus rasgos físicos de modelos de revistas. Todo ese estudio, ahora sí científico, se puede hacer en una o dos lecturas visuales y encontrará si la sociedad o comunidad estamos representados de manera proporcional o incluyente.

Javier Hernand Garcés es Licenciado en Derecho, Maestro en Derecho Ambiental y Licenciado en Naturopatía.