miércoles, abril 24, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

La Faena

En la medida que se aproximan los tiempos electorales, comienza a decantarse una especie de quién es quién entre las filas del partido gobernante… Es así como, en fechas recientes y ya desde las oficinas con aire acondicionado y sillones de piel, han surgido algunas corrientes que pugnan al interior de Morena y en menor medida hacia afuera, hacia la oposición, por constituirse en grupos de poder en disputa de posiciones y formulando devaneos y futurismo político… Ante ello, conviene recordar cómo fue el origen de todo esto, para tal, es necesario acudir a la idea fundacional del cuitlahuismo como corriente morenista con orígenes y patente muy clara y transparente… Junto al gobernador, creció una generación de políticos jóvenes, acostumbrados a hacer política con más entusiasmo y convicción de ideas que dinero u otra clase de recursos para los recorridos a golpe de calcetín, organizando entre sí las cooperachas para la gasolina, las tortas y los refrescos, y así aguantar largas y extenuantes jornadas de visitas que los llevó a visitar toda la entidad… La política a ras de tierra que instituyera López Obrador como vía de acceso al poder fue la ruta que, sin mayores recursos que su entusiasmo y la claridad de objetivos, les imbuyó Cuitláhuac… Sus nombres son conocidos y todos ellos han superado la curva del aprendizaje y el menosprecio con que eran vistos por los políticos tradicionales, tras ser desplazados éstos por la marea electoral del lopezobradorismo… A sabiendas de lo anterior, aspiran a seguir en la política y mantienen ese mismo perfil que aprendieron de su mentor y amigo y ahí están, en la primera fila del cuitlahuismo, sin mayores estridencias y cuidando matices y formas… Pero en su carácter de partido-movimiento, Morena ha incorporado a nuevos aliados tanto en posiciones burocráticas como en aspirantes a puestos de elección popular, por ahí han entrado desde candidaturas patronales hasta nuevas alianzas demandadas por las coyunturas electorales; esto, al margen de que, efectivamente, como partido-movimiento no pueda caer en una parálisis perniciosa y sea sano y por demás urgente y válido que tal inercia de cambio se mantenga vigente… Una de dichas heterogéneas expresiones, acaso la que más ruido está haciendo, es la asociación política Unidos Todos de Eleazar Guerrero Pérez, el subsecretario de Finanzas y Administración de la Sefiplan… Dueño y señor de su organización con claridad de objetivos políticos, no escatima desplegar recursos –no sabemos si públicos– para realizar eventos como el del fin de semana en Banderilla, con el pretexto de conmemorar el Día Internacional de la Mujer… Como un “bendito entre las mujeres”, pretendió alabar su egocéntrica figura en lo que más bien parecía un evento para resaltar el abierto apoyo de las magistradas veracruzanas a su asociación, a quienes de plano se les olvidó lo que pasó en diciembre de 2022, cuando la recién nombrada magistrada presidenta del Tribunal Electoral de Veracruz (TEV), Tania Celina Vásquez Muñoz, fue severamente cuestionada y señalada por asistir a un acto similar… Y es que este domingo 12 de marzo en Banderilla asistieron sin pena ni recato y mucho menos prudencia, las magistradas posando sonrientes “para la foto”, haciendo a un lado su representatividad institucional, su importante labor y compromiso para realizar su trabajo, violentando los principios de “independencia, imparcialidad, transparencia y objetividad” que les demanda la responsabilidad conferida… Desde esta perspectiva y como lo muestran las imágenes profusamente difundidas en redes sociales, comprometen su labor y le dan argumentos a los detractores de la 4T para acusarlas de servilismo político, como empleadas de la Cuarta Transformación al servicio y disposición del gobierno en turno, cayendo en una total incongruencia y falta de sentido común, ¿o a poco no, magistradas Denisse Uribe, Itzel Castro, Graciela Merlín, Claudia Ocampo, Alma Flores, Patricia Montelongo y María Lilia Viveros?