viernes, mayo 24, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioOpiniónYaisa Hernández Reyes , una Wincklerista ejerciendo violencia contra una trabajadora en...

Yaisa Hernández Reyes , una Wincklerista ejerciendo violencia contra una trabajadora en la FGE

Anúnciate aquíGoogle search engine

La Faena

Cuando se suponía que la lacra del yunismo-wincklerismo se había acabado en la FGE, resulta que aún prevalece en algunas dependencias la discriminación, el abuso de autoridad, el acoso laboral, cinismo y “humor negro” conque se solían resolver las cuestiones laborales…

Durante la gestión del panista-perredista Miguel Angel Yunes, al exfiscal y hoy recluso, Jorge “N” se le hacía chistoso patrocinar un equipo de futbol motejado “Los desaparecidos”, donde jugaban sus compinches , algunos en fuga, y otros más que lograron colarse hoy con ciertas funcionarias advenedizas a la 4T y que exhiben lo peor del comportamiento que un servidor público puede tener con los desafortunados subordinados que les tocó trabajar a su servicio…

Y esa conducta enfermiza, autoritaria y abusiva con los empleados sucede precisamente en el Centro Estatal de Atención a Víctimas del Delito dependiente de la Fiscalía Coordinadora Especializada en Asuntos Indígenas y de Derechos Humanos, donde es titular Yaisa Elena Hernández Reyes

De un paso trastabillante y cínico brincó del yunismo al morenismo aunque nunca perdió su vena abusiva y visión parcial de la procuración de justicia pues como fiscal de distrito de Poza Rica “congeló” misteriosamente una denuncia por la desaparición de un fondo de ahorro e inversiones que hicieron jubilados de Pemex a “Solidaridad A.C.” y de la caja de ahorros del departamento de jubilados de la Sección 30 del STPRM, quienes han recurrido a manifestarse en Xalapa para pedir la intervención del gobernador Cuitláhuac García…

De hecho, a su paso como funcionaria por la ciudad petrolera durante la gestión yunista en el 2017 como fiscal de distrito de la Unidad Integral de la procuración de Justicia, se autopromocionaba como defensora de los derechos de las mujeres violentadas, cosa que dado su actual comportamiento, ha sido pura simulación para escalar en la burocracia morenista…

Resulta que a la funcionaria “defensora de los derechos humanos” le incomoda que durante los actos oficiales y sobre todo la visita del Gobernador, aparezcan por ahí personas con las que o bien, ha tenido diferencias, o por su aspecto y discapacidades físicas distorsionan y dan mala imagen con la estética del lustrado protocolo de inauguración de oficinas como sucedió esta semana durante la apertura de nuevas instalaciones en la FGE…

Más allá de la eugenésica ideología que parece anidarse en su sique, Yaisa tomó a personal un asunto estrictamente laboral contra una empleada a la que acosa, menosprecia -prohibiéndole públicamente que se aparezca en los actos oficiales donde estuviera presente la Fiscala o el propio Gobernador, simplemente porque la trabajadora fue reinstalada tras un juicio laboral ganado en contra de la institución, con los beneficios que consagra la Ley del Trabajo

De ahí, Yaisa , sacando su vena wincklerista comenzó a acosarla, humillarla y aprovecharse de su condición jerárquica superior dando inicio a un verdadero calvario que orilló a dicha empleada a padecer ataques de ansiedad que requieren atención médica especializada. La despojó de un lugar donde cumplir con sus labores, retirándole equipo de cómputo y moviéndola constantemente de sitio , colocando sus pertenencias en mesitas cafeteras y sin siquiera una silla donde permanecer…

Ante ello, la trabajadora que se desempeña como Auxiliar Administrativo en el mencionado Centro, presentó ante la Contraloría Interna de la FGE y de la General del Estado así como de la Comisión Estatal de Derechos Humanos la serie de incidencias que la han puesto en una delicada situación de salud que determinó como tal el IMSS…

En dicho documentado presentado esta semana relata que “La actitud persecutoria en mi contra llegó al grado de que personal de la Fiscalía fue a indagar a la institución de salud acerca de mi caso, lo cual me hace suponer esto que ahora sufro como la exacerbación de una hostilidad orgánica de las jerarquías administrativas de la FGE por mis condiciones de mujer y de trabajadora reinstalada legítimamente por resolución de las autoridades judiciales, violando así mi privacidad y un derecho constitucional consagrado en el artículo 16 de nuestra Carta Magna que a la letra dice: “Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento…”

La empleada remata en el documento: “Consecuencia de todas las rampantes irregularidades y omisiones que subyacen en los sucesos descritos, estoy padeciendo incertidumbre, una angustia mental severa y vergüenza en el trabajo, que continua en casa en forma de tensión y estrés por venir a trabajar al día siguiente; dicho acoso está afectando mi relación con mi familia y está perjudicando mi desempeño en diferentes ámbitos de mi vida”…

Asi se las gasta la winclerista defensora de oficio y severa juez castigadora de quienes osan ejercer cualquier clase de violencia contra la mujer.
.

viernes, mayo 24, 2024
Artículos Relacionados
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo más reciente

Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img