viernes, abril 12, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

China: educación y progreso


Dinero Tropical
Por José Hernández Herrera

Si hoy sales a caminar por las calles de alguna ciudad o pueblo de Veracruz te será muy común encontrar un auto de origen Alemán como Volkswagen, un auto de origen Japonés como un Nissan o quizás un auto de origen estadounidense como un Ford o uno de General Motors.

Sin embargo, es muy probable que en algunos años autos de marcas automotrices chinas como Byd tengan, al igual que las marcas anteriores, una gran presencia en el mercado mexicano, debido a que ellos están produciendo autos eléctricos que tienen tres grandes cualidades: precios competitivos, calidad y diseños muy agradables.

No es de extrañar que la popular empresa departamental Liverpool hoy ya tenga asociación con esta empresa China que incluso se prevé logre pronto vender mas autos que Tesla.
Atrás se quedaron los tiempos donde China prácticamente se vendía al exterior como una nación de manufactura barata y de mala calidad. Su proceso de modernización y de asimilación de las tecnologías ha sido relativamente rápido y sobre todo con buenos resultados.

Para México estas son buenas noticias porque al menos hoy en día el mercado automotriz que se basa en las grandes marcas internacionales que todos conocemos tienen los precios por los cielos y los chinos les están robando mercado debido a esa misma razón.

Por ejemplo, en este 2024, según BloombergNEF, los autos chinos eléctricos tienen en promedio un 43 por ciento más barato que los autos estadounidenses.

¿Cómo sucedió este fenómeno de las empresas automotrices chinas?

Es muy conocido que China en su plan de modernizarse se volvió un incesante aprendiz de todo lo relacionado con procesos industriales, gerenciales y de innovación. Lo que en apariencia parecía una subordinación al venderse a las grandes potencias como mano de obra barata no era así del todo. En realidad, fueron décadas de aprendizaje y de apropiarse de las tecnologías. Al mismo tiempo esto se complementaba con un mar de chinos que poblaron las mejores universidades de todo el mundo para apropiarse de las tecnologías más vanguardistas, los cuales en un buen porcentaje regresarían a su país de origen para desarrollar y aplicar sus conocimientos.

En resumen, aprendieron algo muy bien, compitieron en el mercado global y ahora están capitalizando sus conocimientos por medio de empresas exitosas.

¿Cómo podemos ocupar esto para nuestro dinero tropical?

En un sistema capitalista la competencia genera ganadores y perdedores. Quienes ofrecen mejores servicios a un mercado se llevan las mejores rebanadas del pastel.

En Veracruz, existe mucha información para realizar inversiones en diversos instrumentos que van desde bonos de gobierno, sofipos, acciones de la bolsa de valores, divisas, metales y bienes raíces.

Sin embargo, existe una inversión que puede ser la más valiosa de todas: el conocimiento.

Cuando hablamos de conocimiento se puede ocupar en términos generales porque el conocimiento es poder. Si alguien aprende como cocinar de forma más saludable seguramente llevará una vida mas agradable. Si alguien invierte en su vida espiritual también tendrá beneficios. Sin embargo, el conocimiento que mayores beneficios puede otorgar en términos económicos es el tecnológico dentro de la especialidad que se trabaje.

Si alguien que se dedica a vender nopales aprende las mejores técnicas para cultivarlo, conoce las variantes, conoce los principales mercados e incluso con el paso del tiempo empieza a conocer como tener productos procesados a partir de este producto, sin duda generará mayores ingresos. Pero esto cuesta tiempo y dinero. Muchas veces incluso no se ven los resultados en meses o años, pero sin duda esta mentalidad dará resultados.

En la práctica se trata de dedicar parte del dinero de cada mes y parte de las horas de cada mes para volverte mas competente en lo que haces. No importa si eres maestro, barrendero, doctor, vendedor de autos, taquero, administrativo en una universidad, funcionario publico o político.

Los Chinos tuvieron paciencia para aprender. Luego, tuvieron disciplina para vivir de forma austera, ahorrar e invertir para aprender. Hoy, se han vuelto competitivos en mercados que en décadas pasadas eran impensables que ellos pudieran entrar.