sábado, mayo 28, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioEditorialLa inquietante política exterior estadounidense

La inquietante política exterior estadounidense

La política exterior norteamericana es, por decir lo menos, torpe y equivocada. Los tomadores de decisiones parecen no tener idea dónde están parados y quiénes son sus interlocutores.

Así lo sugieren fuertemente las consecuencias derivadas de la decisión de aislar comercialmente a Rusia por haber ocupado Ucrania. Lo cierto es que era obligado, el gobierno ucraniano está en manos de un comediante productor de telenovelas manipulado por Estados Unidos para distanciarse de la Federación Rusa y sumarse a la OTAN. Una provocación que condujo a Putin a poner un alto a las pretensiones y ocupar Ucrania. La narrativa occidental está completamente polarizada para presentar al gobierno Zelensky como víctima. El pueblo ucraniano desde luego que lo es, pero la decisión norteamericana llevó a la crisis actual que terminó por dar la iniciativa estratégica a Putin quien ahora tiene a Europa bajo la presión de su voluntad. ¡Bravo, idiota!

Putin impone no aceptar otra moneda que no sean rublos y esto conduce al debilitamiento inmediato del dólar, pone a los países de la OTAN bajo la presión de la voluntad rusa y mete al mundo en una crisis que lo tiene coqueteando seriamente con la eventualidad de la guerra entre potencias nucleares.

Si eso no fuera suficiente, el gobierno de Biden envía a John Kerry para expresar su preocupación respecto la eventualidad de la aprobación de la reforma eléctrica que cambiaría por completo la relación ventajosa de trasnacionales como Iberdrola, poseedora del ex presidente Calderón. Tanto las pretensiones norteamericanas como su narrativa respecto de la reunión fueron completamente desmentidas por el Presidente de la República, quien al respecto informó que se le mostraron pruebas del mal comportamiento empresarial de varias compañías estadounidenses comprando huachicol.

Acciones como éstas encienden muchos focos de alerta respecto de la calidad de liderazgo gubernamental estadounidense, incapaz de perfilar con mediana precisión el perfil de sus interlocutores. Cosa que es peligrosa cuando se trata de Vladimir Putin quien, a un mes del embargo, recuperó la iniciativa estratégica y tiene a los países europeos tratando de acordar por separado pagar con euros la energía. Asistimos al proceso de un cambio de paradigma que en muy buena medida es consecuencia de las medidas draconianas en las que el modelo neoliberal impuso al mundo: en pausa temerosa por dos años, y ahora frente a una guerra que infunde inquietantes premoniciones.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img