viernes, abril 19, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
Iniciosección principalPor estado civil, escolaridad e hijos persiste la brecha salarial entre hombres...

Por estado civil, escolaridad e hijos persiste la brecha salarial entre hombres y mujeres

Anúnciate aquíGoogle search engine

César Arellano García

Los incrementos al salario mínimo han ayudado a mejorar el sueldo de mujeres trabajadoras, en particular de aquellas que ganan menos. Sin embargo, aún persiste la brecha de participación y salario respecto de los hombres, derivada de condiciones sociodemográficas como el estado civil, presencia de hijos, grados escolar y flexibilidad de horarios, factores que afectan el ingresos de ellas.

La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) presentó el informe mensual sobre el comportamiento de la economía de marzo.

Expuso que una de las explicaciones es la manera en que los centros de trabajo de determinadas ocupaciones y/o sectores dan incentivos a personas que trabajan más horas, perjudicando principalmente a las mujeres que demandan mayor flexibilidad en sus horarios de trabajo o que no pueden tener horas extra por las labores no remuneradas que realizan en sus hogares.

Bajo ese contexto, la Conasami realizó un ejercicio para estimar la brecha salarial entre hombres y mujeres para diferentes rangos de jornada laboral. Para las personas que trabajan más de 48 horas a la semana, de 40 a 48 y de 35 a 40 horas. Refirió que se tomó el salario promedio por hora de la población ocupada, subordinada y remunerada, asalariada, de 25 a 54 años para calcular la brecha salarial.

En el estudio también se agregó una estimación de la probabilidad de las mujeres de participar en el mercado laboral. De los resultados destaca que las mujeres casadas tienen una probabilidad 21.5 por ciento menor de participar respecto de aquellas que no están casadas; la presencia de infancias de hasta 5 años y de infancias de 6 a 12 años reduce la participación en 7.1 y 2.8 por ciento, respectivamente, en comparación con aquellos hogares sin hijos.

En caso contrario, se observó que, a mayor escolaridad mayor es la posibilidad de ser parte de la fuerza de trabajo, con una probabilidad de participar 31 por ciento superior para las mujeres con estudios universitarios y de posgrado respecto de aquellas que no tienen la educación básica terminada.

Dados estos resultados, se evidencia que la brecha salarial de género crece dependiendo las ramas de actividad y de ocupaciones, así como si se tiene una jornada laboral más extendida.

viernes, abril 19, 2024
Artículos Relacionados
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo más reciente

Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img