domingo, julio 21, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
Iniciosección principalOcupación temporal de raíles por Semar desviará, con riesgos, rutas migratorias

Ocupación temporal de raíles por Semar desviará, con riesgos, rutas migratorias

Anúnciate aquíGoogle search engine

La ocupación temporal de la Secretaría de Marina (Semar) en tramos ferroviarios en el sur de la entidad veracruzana causarán mayores violaciones a los derechos humanos de los migrantes, desde el incremento de cobros de “cuotas” para permitirles subir al tren La Bestia, golpizas e incluso violaciones sexuales.

Luego de que, mediante un decreto, la Marina tomara el control de vías de la empresa Ferrosur en la zona de Coatzacoalcos y Minatitlán, activistas señalaron que el riesgo es alto y provocará que los migrantes busquen otras vías para avanzar hacia el norte del país.

El representante de la Casa para el Pan del Migrante, Eleazar Almedia Martínez, afirmó que, al ser Coatzacoalcos una de las principales ciudades de tránsito inmigrantes, la presencia de elementos de la Marina generará un impacto negativo.

“Por supuesto que hay un impacto y que va a haber un impacto, recordemos que el hecho de que se haya expropiado este tramo influye en que se convierta básicamente en una zona federal, en una zona a vigilar y en una zona protegida”.

Actualmente se observa la disminución del flujo migratorio, pero que durante junio y julio el tránsito aumentará y con ello el riesgo de las violaciones a los derechos humanos de los migrantes, que incluyen las detenciones arbitrarias, ser acusados por delitos que no cometieron para intentar extorsionarlos; el robo de pertenencias y violaciones sexuales.

“Estoy más que seguro que vamos a ver una disminución bastante considerable, porque al final del día los migrantes tienen mucho temor de lo que implica tener a la Marina o los soldados o alguna fuerza federal policíaca”, dijo.

Esto generará que busquen otras opciones como el transporte público que usan por etapas, dado que los choferes les cobran por ello y les garantizan que les avisarán sobre los pintos de retenes y los transbordan.

El activista indicó que otro es el uso de transporte de carga como tráileres, aunque esto implica mayor riesgo para ellos porque en muchas ocasiones son abandonados en cajas cerradas, no ventiladas que ponen en peligro su integridad y su vida.

“Van a buscar otras vías para lograr su objetivo; es decir, tampoco los va a parar, no los va a frenar (…) La estadística dice que desafortunadamente el Estado es el segundo ente en violar los derechos humanos, entonces yo creo que sí se van a disparar en ese sentido”, advirtió. 

Violaciones a derechos humanos continuarán

El encargado de la Casa del migrante Santa Faustina Kowalska en Coatzacoalcos, Germán Guillermo Ramírez Garduza, señaló que diariamente transitan por Coatzacoalcos más de mil migrantes, pero solo alrededor de 200 usan a La Bestia como medio de transporte, debido a los riesgos que corren no solo por tratarse de un tren en movimiento, sino por la inseguridad que hay. 

“Muchos son golpeados, les tiran piedras, les cobran por subir, y hay casos de mujeres que son violentadas sexualmente (…) Se calcula que son más de mil los migrantes que circulan diariamente por Coatzacoalcos y 80 por ciento lo hace de manera oculta y 20 por ciento por el tren. Serán 100 ó 200 al día por el tren”.

Hay que señalar que los tramos que fueron ocupados por la Semar incluyen el de Medias Aguas a Coatzacoalcos; Hibueras a Minatitán y El Chapo a Coatzacoalcos, que forman parte de la ruta de la llamada Bestia. 

“Cuando intervienen las fuerzas, ha habido violaciones a sus derechos humanos, esperemos que no, pero por la experiencia que hemos tenido sí habrá violaciones a sus derechos, aunque el gobierno lo tape”, adujo. 

Dijo que, anteriormente, con la presencia de los guardias de Ferrosur, los migrantes eran obligados a pagar entre 500 y mil pesos para que les permitieran subir al tren, además de otra “cuota” ya estando arriba, por parte de maleantes.

“Cuando subían al tren y había guardias de seguridad, eran violentados sus derechos e incluso hasta les cobraban por dejarlos subir, era una forma de explotación y ahora que está otro tipo de seguridad, se supone que es para bienestar de la empresa, pero les afectará a los migrantes, porque buscarán nuevas rutas por dónde seguir (…) Algunos guardias de seguridad les cobraban hasta mil pesos, dependiendo del migrante, además tenían que pagar cuota al subir el tren”.

Ramírez Garduza indicó que, con la militarización de estas vías, los migrantes buscarán otras rutas por el temor de ser capturados por las fuerzas federales, pero aseguró que la migración no se va a detener.

“Tendrán que buscar vías alternas en las que ponen en riesgo sus vidas, pero con esto va a aumentar más. Hay necesidades en su país, muchos huyen por los gobiernos dictadores que hay, es importante que se busque ayuda para los migrantes, que no solo se piense en términos materialistas”. 

Dijo que hace más de 20 años eran de 500 a 800 migrantes diarios que usaban las vías del tren, pero actualmente ha disminuido y solo el 20 por ciento de esa cifra usa el tren como vehículo, pues los demás transitan por el monte, por el mar u otras vías. 

El encargado de la Casa del Migrante Santa Faustina Kowalska en Coatzacoalcos insistió en que la clave es que se les apoye dando paso libre y con documentos, porque, aunque ahora se otorgan estos trámites, tardan más de un mes.

“Ellos tienen que comer, tienen que alimentar a su familia; eso eliminaría el tráfico de personas y las vejaciones que sufren”, dijo.

domingo, julio 21, 2024
Artículos Relacionados
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo más reciente

Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img