domingo, febrero 25, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
Iniciosección principalHay una confrontación ideológica para determinar el rumbo del país: Basáñez

Hay una confrontación ideológica para determinar el rumbo del país: Basáñez

Anúnciate aquíGoogle search engine

Referente obligado por sus análisis y estudios sobre política y opinión pública, el doctor Miguel Basáñez Ebergenyi ha sido también embajador en Estados Unidos y pionero de la encuestas desde aquella que elaboró en 1988, en la que se muestreó la situación política del Distrito Federal y del país, que se publicó en La Jornada. Ha escrito alrededor de 18 libros, entre otros: La lucha por la hegemonía en México, Un mundo de tres culturas y La encuesta mundial de valores. Su más reciente publicación, Quién manda en México, fue presentada la semana anterior en el Colegio de Veracruz (Colver). Originario de Tuxpan, encuentra en entrevista con La Jornada Veracruz un punto de coincidencia entre Carlos Salinas de Gortari y Andrés Manuel López Obrador (AMLO), pero aclara que si bien ambos se pueden considerar destructores de instituciones, el matiz está en que mientras el primero diluyó el Estado benefactor, el tabasqueño está haciendo lo propio con el Estado neoliberal.

Reconoce que las encuestas han tenido un impacto mayúsculo en la vida democrática de México, sobre todo porque en el país de antes, con aquellas instituciones hechas a modo para la preservación del poder, el resultado electoral estaba conocido de antemano.

Con aquella publicación en La Jornada, se demostró que la encuesta era vital para la democracia y desde entonces tomó carta de naturalización.

Aunque reconoce también que tanto partidos como candidatos cometen abusos porque tratan de influir al electorado tratando de difundir datos no necesariamente sustentados por ejercicios serios, “las encuestas son vitales para la vida democrática del país. Eso es parte del juego político”, sostiene.

Durante la presentación de su libro comentó que tanto Carlos Salinas de Gortari como Andrés Manuel López Obrador han sido destructores de instituciones. El primero del Estado benefactor y AMLO del Estado neoliberal.

LJV: ¿Cree usted que la destrucción que hace AMLO lo lleva también a confrontarse con los medios de comunicación, en particular con los grandes corporativos hegemónicos?

MBE: Eso es cierto, pues en particular, el Presidente tiene la preocupación de comunicarse directamente con el electorado. Lo que vemos en las encuestas de popularidad es que él sostiene una popularidad muy alta a pesar de que sus relaciones con los medios no son lo buenas que eran en el pasado, cuando el sector público propietario de los medios y el privado mantenían una interacción muy fuerte. El hecho de que López Obrador mantenga esos niveles altos de popularidad a pesar de las malas relaciones con los medios quiere decir que hay un avance y que mantiene a la fecha una relación muy fuerte con su electorado.

LJV: ¿Esta confrontación entre medios y el gobierno de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) se debe fundamentalmente a la deteriorada relación económica o hay otro componente ideológico o político?

MBE: Yo no diría que hay una confrontación porque el sector privado y público aprendieron a no confrontarse desde que se vivieron los episodios de Luis Echeverría Álvarez en los años 70, y también con José López Portillo. De manera que hoy en día no se confrontan, sino que los grupos empresariales alientan al sector intelectual a confrontarse. Claro que éstos transmiten dichas ideas a través de los medios pero ningún conglomerado, empresas o cámaras se confrontan con el sector público.

Pero el intelectual sí y por eso en el libro analizo que dentro de los círculos más influyentes del sector intelectual están los favorables a la 4T, los que están en contra, y los intermedios que critican unas cosas y reconocen otras.

LJV: ¿Esta situación habla de una disputa ideológica por el control del país?

MBE: Existe desde el concepto de Antonio Gramsci, lo que se llama la hegemonía, que es la conducción ideológica del país, es decir, no la dominación política sino el convencimiento, el propósito de atraer a la sociedad con base en ideas y eso ha sido siempre parte de la batalla de la lucha por las ideas. Por eso la importancia de la labor que hacen periodistas, académicos y analistas, porque son quienes están pensando cuál puede ser el camino que el país tome para que luego ese pensamiento se trasmine al resto de la pirámide social.

Entonces sí hay una batalla por ver qué parte tiene prevalencia y eso es parte de lo que se vive actualmente

LJV: Le preguntaba esto de la confrontación ideológica porque parte de la crítica y de la posición editorial de los medios que no está de acuerdo con la forma en que se gobierna afirma que se está polarizando el país. ¿Qué opina de esto?

MBE: La crisis mundial del 2008, que fue muy profunda y parecida a la de hace 100 años de 1929, y que por cierto provocó la Segunda Guerra Mundial y dio origen al nazismo, al fascismo y a los terribles hechos que terminaron en matanzas terribles, dejó también muchas secuelas.

La crisis del 2008 arrasó con el patrimonio de las familias, sus ahorros y se perdieron trabajos en todo el planeta. Trajo fenómenos muy profundos como la salida de Inglaterra de la Unión Europea, del brexit, el arribo de expresiones populistas de derecha como Trump en los Estados Unidos y Bolsonaro en Brasil, la derechización de Europa por el resurgimiento de las migraciones tan bárbaras y a su vez la izquierdización de América Latina.

Lo que quiero decir es que estos fenómenos mundiales provocaron dicha polarización que vive el mundo, y México no se puede sustraer a dicho fenómeno. Lo que dice la intelectualidad afín al sector empresarial y lo que reproducen los medios es la forma de pensar, a eso que se refiere López Obrador como el racismo, el clasismo, la segregación.

Lamentablemente, todavía tenemos en muchos países racismos y clasismos, de los cuales en muchas ocasiones ni siquiera somos conscientes. Estados Unidos tiene un gran problema y México también, sin ser plenamente conscientes de ello.

Hay microinjusticias y privilegios como los que tenemos los hombres sobre las mujeres, los blancos sobre los morenos, los ricos sobre los pobres, y todo eso es lo que hay que trabajar, corregir y tomar conciencia para cambiarlo.

LJV: ¿Esta hegemonía cultural que promueven los medios que se confrontan con la idea política de AMLO están apoyando de alguna forma al Frente Amplio por México (FAM), es decir, estarían actuando como un brazo o partido político más que medios de información?

MBE: Los medios están muy activos en la política y en la batalla por las ideas, pero hay que tener presente que en los tiempos de las redes sociales, mientras que un medio de comunicación puede alcanzar unos cuantos miles de lectores o la televisión, las redes sociales penetran de una forma desconocida. Los influencers pueden alcanzar a millones de seguidores. En Estados Unidos, Obama tiene 130 millones de seguidores y AMLO 10 o 12 millones de seguidores, de manera que la comunicación está cambiando.

Es cierto que hay medios impresos, radiofónicos o televisivos que apoyan una orientación, pero su influencia no penetra tanto y afecta cuando mucho al 1 por ciento, porque ahí sí se forman las opiniones, pero luego para bajar a la pirámide social, prácticamente el impacto es cada vez menor en la medida en que va bajando, va perdiendo impacto. No se oyen esas voces, pero en los círculos en que nos movemos, ese 1 por ciento, queda la impresión de que es todo México, pero la verdad es que 99 por ciento tiene una visión distinta. Los medios no les llegan.

LJV: Ha dicho que los partidos se han olvidado de la existencia de los que llamó los jóvenes digitales. ¿Ése deberá ser el blanco de las campañas?

MBE: Los jóvenes digitales son un fenómeno fascinante que para mi generación es ininteligible. No entendemos Tiktok, Instagram, Facebook y otras redes, y los jóvenes lo manejan como peces en el agua. Y se comunican mejor. Las dos más grandes marchas que hubo en México en los últimos dos meses, la de noviembre del año pasado y la de marzo de este año, fueron convocadas por las redes digitales. Los partidos no tuvieron nada que hacer, de manera que los medios tradicionales, prensa, radio y televisión están viendo disminuida completamente su influencia. Por eso están en dificultades financieras enormes, perdiendo penetración, clientela, no les auguro un gran futuro.

LJV: En Argentina triunfó el candidato de la derecha, Milei, y ha servido como inflexión para la oposición a Morena buscar una identificación con lo que pueda suceder en México el próximo año.

MBE: Creo que cada país tiene sus condiciones particulares. Las de México con Argentina no tienen nada en común. Argentina ha estado viviendo unos niveles de inflación y que se ven reflejados en el precio del dólar que lastiman a la población, y eso no es lo que tenemos en México. La inflación está bastante moderada, tenemos el problema opuesto con el precio del dólar, de manera que es entendible que todos los partidos traten de sacar el mayor provecho para interpretar en este caso el fenómeno argentino como un preludio de que eso pueda ser lo que pase en México.

domingo, febrero 25, 2024
Artículos Relacionados
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo más reciente

Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img