viernes, enero 28, 2022
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
InicioSociedad y CulturaMuere Vicente Fernández, el ídolo del pueblo

Muere Vicente Fernández, el ídolo del pueblo

A cuatro meses de permanecer internado y aferrarse a la vida, Vicente Fernández, el Charro de Huentitán, el ídolo del pueblo, falleció este domingo a los 81 años de edad en la ciudad de Guadajalara.

El deceso del intérprete de Mujeres divinas, Por tu maldito amor y Volver volver, sucedió finalmente este domingo 12 de diciembre a las 6.15 de la mañana.

Ahora Chente ya se encuentra en el pedestal junto a los otros tres célebres “gallos” rancheros: Jorge Negrete, Pedro Infante y Javier Solís.

El movimiento en el Hospital Country 2000 de Guadalajara, donde Fernández fue internado de urgencia, se intensificó el sábado. El último reporte médico informó que “en las últimas 12 horas presentó agudización de su estado de salud” y la situación era “crítica”.

Detalló: “Presenta mayor inflamación de sus vías respiratorias bajas e incremento del apoyo respiratorio. Se requirió sedación para mantener confort. Continúa manejo multidisciplinario. Su condición el día de hoy es crítica. Pronóstico muy reservado”.

El anuncio de su fallecimiento fue realizado por la familia del cantante a través de sus redes sociales.

Vicente Fernández nació el 17 de febrero de 1940, en Huentitán El Alto, Jalisco, México. “Entre vacas y caballos”, decía.

Fue hijo de Ramón Fernández y Paula Gómez. Su biografía oficial detalla que con tan sólo seis años de edad comenzó a soñar con una carrera de cantante. Y, a los 8 años, tuvo una guitarra, la cual enseguida aprendió a tocarl y comenzó a estudiar música folclórica.

Desde adolescente comenzó a buscar su camino. Participó en concursos, tocó en restaurantes, fiestas y reuniones y luego se unió a mariachis; en esa época se casó con María del Refugio Abarca (Cuquita) con quien procreó a Vicente, Gerardo, Alejandro y Alejandra. Le sobreviven sus hijos, nietos, su bisnieta Cayetana y otro miembro más de la estirpe, que está en camino, de Álex Fernández Junior.

Convencido y venciendo obstáculos, Fernández se convirtió en “Ídolo de México”. En 1976, su hit mundial e himno ranchero “Volver, Volver” lo consolidó como “el más grande cantante ranchero de todos los tiempos”.

Ya en la década de los 90 el diario The Houston Chronicle lo llamó el “El Sinatra de las Rancheras”.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img