martes, agosto 16, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

El agua y otros apuntes

Javier Hernand Garcés
27 de mayo de 2022

A veces pensamos que con “tanta” agua que hay en el planeta, no se necesita hacer mucho. Nos han dicho que el cuerpo de los humanos contiene en su totalidad más de 70% de agua. Del planeta tierra nos han dicho que se debería llamar “agua”. Cuidado con esa información, ojo. Mucho ojo, podría eso ser inexacto, malintencionado y en la mayoría de los casos hablar de “oídas”.

No es cierto, o casi cierto, o son medias verdades o simplemente especulaciones que el 70% del planeta tierra es agua. Lo que sí es cierto es que el 70% de la “superficie del planeta tierra está “cubierta” de agua. Si tomáramos el total de agua que existe ahora mismo, podríamos formar una esfera de 1,385 kilómetros de diámetro, eso es, aproximadamente 12,900 kilómetros cúbicos de agua. De esto me podrían decir que también hay agua en el aire en forma de vapor, en ríos, en lagos en glaciares, en nuestro cuerpo, en el cuerpo de los animales y en las plantas. Con todo y todo, la esfera de agua no se hace más grande, es como he señalado una “pequeña” gota de agua comparada con el sistema solar. Si extendiéramos toda el agua podríamos cubrir el planeta, pero sólo en una proporción de dos centímetros y medio de profundidad.

Ahora bien, el 96% del agua del planeta tierra es salada, está en los océanos y algunos lagos salados. Sólo el 4% del agua es “dulce” y consumible por humanos, algunos animales y plantas. Esta agua dulce se encuentra en lagos, ríos, agua subterránea y demás. Si bien es cierto que el 96% del agua es salada, también es cierto que el agua dulce, más del 68% está congelada; un 30% de esa agua dulce está en el suelo; haciendo los cálculos me lleva a la sorpresa que esa agua disponible para la vida de humanos, animales y plantas constituye 1,250 kilómetros cúbicos de agua, sólo el 0,0001% del total del agua del planeta.

“En el planeta existen alrededor de 1 400 millones de kilómetros cúbicos de agua, de los cuales 2.5% corresponden a agua dulce, localizada principalmente en ríos, lagos, glaciares, mantos de hielo y acuíferos (UNEP-GEMS, 2007).

Del total de agua dulce, cerca de tres cuartas partes están contenidas en los glaciares y mantos de hielo, la mayoría (97%) en Antártica, el Ártico y Groenlandia Las aguas superficiales (lagos, embalses, ríos, arroyos y humedales) retienen de manera muy heterogénea menos del uno por ciento del agua dulce no congelada: tan solo en los lagos del mundo se almacenan más de 40 veces lo contenido en ríos y arroyos (91 000 versus 2 120 km3 ) y aproximadamente nueve veces lo almacenado en los pantanos y humedales”.
(SEMARNAT).

En relación al agua en nuestro cuerpo, es bueno saber cómo se distribuye, tomemos a un adulto joven, de 25 años aproximadamente, el 60% de su cuerpo es agua en alguna manifestación, de la cual el 40% es del líquido intracelular precisamente, el otro 20% es el líquido extracelular, siendo el 5% líquido intravascular y el 15% líquido intersticial de ahí el 1% al 2% es el líquido transcelular.

Así que no hay mucha agua, lo que nos dijeron que el planeta era todo agua, quizá no habían hecho esos cálculos. En esta misma línea de ideas, podemos pensar en el porcentaje de aguas contaminadas, aguas potables, aguas purificadas y otras aguas. El portal de Univisón.com en una publicación que data del 19 de abril de 2008 hace referencia al porcentaje del agua contaminada en México. Este influyente portal en la vida diaria de los hispanohablantes en los E.U.A parafrasea las cifras de la Comisión Nacional del Agua, Conagua, cuando dice que sólo el 25% de las aguas residuales son tratadas, eso es, sólo se descontamina un litro de cada cuatro. Pero ahí no quedan las cuentas, las aguas tratadas y las que no se han tratado se descargan a ríos y lagos. Los principales contaminantes son: materia orgánica como el nitrógeno y el fósforo, microorganismos, como los coliformes y los coliformes fecales. También los hay de origen metálico pesado y claro, los derivados del
petróleo, esto según Conagua.

Con todo y todo, las llamadas enfermedades del agua son un verdadero flagelo para la humanidad, fauna y flora. La organización Mundial de la Salud, en sus tímidos señalamientos ha compilado información que nos dice que cerca de 3,900 seres humanos fallecen al día a causa de enfermedades curables transmitidas por el agua contaminada.
En conclusión, no es que haya tanta agua, es muy poca, la poca que tenemos, gran parte de ella está contaminada. Cuesta cada vez más tratar el agua, debemos empezar por nuestras casas, entender la importancia del agua, los recursos que gastan los presupuestos locales, estatales y federales para que podamos tener el agua que llegue a nuestros hogares. Yo voy más allá, que nuestra agua sea verdaderamente potable, quizá de igual o mejor calidad de la que nos venden las compañías aguateras multinacionales. ¿Será que podemos comprar una potabilizadora que pueda poner agua bebible para humanos en
nuestro grifo? Estoy seguro que se pagaría sola, es más, sería rentable para la instancia administradora de ese rubro.

Utiliza sustancias de origen natural, como el agua en su máxima pureza, la luz del sol, el aire puro, las hierbas y plantas medicinales, todo con la finalidad de eliminar del cuerpo humano cualquier sustancia innatural que genere dolencias. El agua descontaminada es salud, es vida, es armonía.

Javier Hernand Garcés es Licenciado en Derecho, Maestro en Derecho Ambiental y Licenciado en Naturopatía.