lunes, mayo 23, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioEstadoLugareños habían denunciado fuertes olores en bodega que explotó en Puente Nacional

Lugareños habían denunciado fuertes olores en bodega que explotó en Puente Nacional

Agencias

La empresa Ecoentorno SA de CV, cuya bodega de químicos ubicada en Puente Nacional explotó dejando daños a varias viviendas, recibió en 2019 dos permisos de parte de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiental del Sector Hidrocarburos (ASEA) para transportación y acopio de hasta 250 toneladas de residuos peligrosos.

La bodega explotó este lunes y debido al incendio que causó se evacuaron a más de 80 personas y quemó completamente dos viviendas. Para controlar el fuego al lugar acudieron bomberos de varias corporaciones de municipios cercanos, aunque no se reportaron personas heridas ni muertos.

Los vecinos de la colonia La Joya donde se ubica la bodega ya habían denunciado fuertes olores y temían una desgracia, aunque no sabían con exactitud qué residuos se almacenaban.

La empresa creada en 2003 propiedad de José Antonio Decoir Cuevas y Verónica Venegas Noriega, obtuvo dos permisos con vigencia de 10 años uno para transportación de residuos y otro para acopio de residuos derivado de hidrocarburos. 

En marzo de 2019 recibió la autorización y previamente la empresa declaró que la bogega ubicada Puente Nacional con techo de lámina metálica, sería un centro de acopio para el almacenamiento de residuos peligrosos, principalmente de empresas que realizan actividades de procesamiento, compresión, licuefacción, descompresión, regasificación, así corno de transporte, almacenamiento, distribución, expendio al público de gas natural, de gas licuado de petróleo de petrolíferos, entre otras actividades del sector hidrocarburos. 

La empresa obtuvo en 2008 un permiso de cambio de uso de suelo a industrial en Puente Nacional de 1,221 m2, para instalar y operar un centro de acopio temporal de residuos peligrosos.

De acuerdo a los requisitos, también presentó un escrito libre con el programa de capacitacion, adiestramiento y productividad del personal y un plan de prevencion y atención de contingencias o emergencias ambientales o accidentes.

Aunque la titular de la Secretaría de Protección Civil (PC), Guadalupe Osorno, indicó que la empresa no estaba registrada en el padrón de la dependencia y no tenía un programa de análisis de riesgos. 

Según la documentación que presentó a la ASEA, la empresa cuenta con una póliza de seguro en Inbursa, con cobertura de responsabilidad civil y de responsabilidad por contaminación ambiental. 

Según el permiso que obtuvo, la empresa podía almacenar entre 140 y 250 toneladas de residuos peligrosos sólidos en sacos y residuos líquidos en tambos metálicos de hasta 200 litros cada uno y totes de plástico con capacidad de mil litros. 

La ASEA autorizó exclusivamente el acopio de lubricantes usados, agua con aceite, combustóleo, aceite con diesel, disolventes orgánicos, residuos de pintura, lodos de tanque de almacenamiento de hidrocaburos, lodos aceitosos, catalizadores gastados de vehículos automotores, principalmente.

La empresa podía acopiar los residuos peligrosos en un periodo no mayor a seis meses para su posterior entregar los residuos a centros de disposición final. De acuerdo al permiso debía asentar en minutas de trabajo, las empresas a quienes prestaría el servicio y debía verificar que los establecimientos en los que se entreguen los residuos cumplan con autorizaciones vigentes. 

Simultáneamente en junio de 2019, obtuvo el permiso de la ASEA para la transportación de residuos peligrosos. 

Ecoentorno dijo entonces a la dependencia que prestaría servicios de recolección y transporte de residuos peligrosos, principalmente a empresas que se dedican al transporte, almacenamiento, distribución, y expendio al público de gas natural, gas licuado de petróleo y petrolíferos, sin limitar a otras empresas que realicen actividades del sector hidrocarburos. 

Par ello registró nueve vehículos de entre una y cuatro toneladas de modelos atrasados para la transportación de material peligroso, entre ellos líquido tóxico orgánico (agua de aceite, disolventes), líquido inflamable tóxico (aceites lubricantes usados, combustóleo, aceite con diésel, gasolinas, entre otros). 

La ASEA pidió a la empresa presentar semestralmente un informe de cumplimiento de los términos del permiso acompañado de fotografías y documentación, esto incluía llevar una bitácora exclusiva de los residuos peligrosos acopiados, un plan de emergencia ante accidentes, tener limitadas, separadas e independientes área para el acopio de residuos distintos a hidrocarburos, así como un contenedor bajo tierra. 

También debería asegurar que las estructuras y obras de ingeniería evitarán la liberación de residuos peligrosos y contaminación al ambiente. Ante una emergencia –como la ocurrida este lunes–, deberá informar a la ASEA de los hechos. 

La Secretaría de Protección Civil informó que la Fiscalía General del Estado (FGE), así como la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), acudieron al lugar para tomar fe de los hechos y proceder a realizar las denuncias correspondientes. 

A la fecha se desconoce si la empresa cumplía con los requisitos solicitados por la ASEA, situación que aún está en investigación. 

De acuerdo a la plataforma contrato book, Ecoentorno SA de CV, entre 2013 y 2017 obtuvo contratos para recolección de residuos por 3. 1 millones de pesos. 

En 2014 obtuvo un contrato con la Central Nucleoeléctrica Laguna Verde para recolección, transporte, almacenamiento de residuos peligrosos que se encontraban en el almacen temporal de reisudos peligrsos de la central.

También firmó contratos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la Universidad Veracruzana (UV) y el gobierno de Veracruz.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img