domingo, agosto 7, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioTendenciasRevocan suspensiones contra el Tren Maya

Revocan suspensiones contra el Tren Maya

El gobierno federal puede reanudar las obras; INAH autoriza los tramos 1, 2 y 3

El gobierno federal podrá continuar con las obras del Tren Maya. El juez Adrián Fernando Novelo Pérez, titular del juzgado primero de distrito con residencia Yucatán, revocó tres suspensiones definitivas que le otorgó, entre ellos a la asociación civil Defendiendo el Derecho a un Medio Ambiente Sano (DMAS), y a habitantes del municipio de Solidaridad, Quintana Roo, que paralizaban las obras del Tramo 5.

Javier May, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), señaló en su cuenta de Twitter que el juez anuló las suspensiones definitivas de los juicios de amparo 884/2022, 923/2022 y 10003/2022 que había sobre dicho dicho tramo que comprende de Cancún a Tulum en Quintana Roo.

Incluso el titular de Fonatur puso un párrafo del fallo del impartidor de justicia donde: “Por tal motivo, como se ha indicado, deja de surtir efecto la suspensión definitiva de los actos reclamados que se concedió a la parte quejosa y por ende, las autoridades responsables podrán iniciar o continuar las obras respectivas autorizadas con respecto a dicho tramo cinco sur”, señala el acuerdo.

Por su parte, el coordinador de Comunicación Social y Vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez, también informó de las revocaciones sobre el Tramo 5.

Por medio de redes sociales, expuso: “Juez de Mérida revocó tres “suspensiones definitivas” de los amparos 884/2022, 923/2022 y 1003/2022 del Tramo 5 Sur del @TrenMayaMX. Consideró que fueron atendidas las condicionantes establecidas. Así continúan los trabajos del @TrenMayaMX respetando la ley y el medio ambiente”.

A la par del trámite de dichos amparos, el gobierno federal había anunciado la reanudación de las obras, detenidas por los recursos legales, luego de declarar el proyecto como de seguridad nacional.

Tras ello, el juzgado primero de distrito, con sede en Yucatán, solicitó al gobierno federal una copia certificada del decreto.

Al respecto, el juez Adrián Fernando Novelo Pérez, señaló que las autoridades federales podrán iniciar o continuar las obras.

El fallo del togado se determinó luego de que, a finales de julio de este año, la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) notificó que Fonatur y Fonatur Tren Maya, dieron cumplimiento a las condicionantes que les fijaron como de cumplimiento previo al inicio de las obras y actividades del tramo cinco, precisadas en la autorización del Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA).

Además, dicha dirección dio a conocer que también se acreditó la tramitación de la fianza correspondiente a dos años de trabajo, emitida por la Aseguradora Aserta, mediante la fianza número 1014-33131-3 del 28 de julio, correspondiente al periodo del 28 de julio de 2022 al 26 de julio de 2024, amparando la cantidad de 188 millones 343 mil 724 pesos.

“En relación con el condicionante número dos, las autoridades solicitantes de la autorización ambiental de que se trata, acreditaron la tramitación de la fianza correspondiente a dos años de trabajo, emitida por la Aseguradora Aserta, Sociedad Anónima de Capital Variable, Grupo Financiero Aserta, mediante la fianza No. 1014-33131-3 de fecha veintiocho de julio de dos mil veintidós, correspondiente al periodo del veintiocho de julio de dos mil veintidós al veintisiete de julio de dos mil veinticuatro, amparando la cantidad de $188’343,724.60 pesos, moneda nacional (ciento ochenta y ocho millones, trescientos cuarenta y tres mil setecientos veinticuatro pesos, con sesenta centavos, moneda nacional)” señala el expediente.

La organización DMAS promovió la demanda de garantías el pasado 5 de abril. Entre los actos que reclamaba eran los “permisos, autorizaciones y trabajos que con llevan a la planeación, ejecución, y desarrollo de actividades en el Tramo 5 proyecto “Maya” que abarca de Cancún a Tulum Norte del estado de Quintana Roo”. Asimismo, la violación a los artículos 14 y 16 de la Constitución mexicana.

En ese entonces, la asociación civil dijo que se les concedió la suspensión para el efecto de que Sedatu, Fonatur y Fonatur Tren Maya suspendieran o paralizaran cualquier acto que tuviera como finalidad la continuación –en la ejecución material– de la construcción del Tramo 5 del proyecto Tren maya.

Asimismo, los promoventes de los recursos señalaron en su momento que tenían conocimiento que se modificó de última hora el trazo original del tramo cinco y manifestaron que ello era el resultado de una falta de planeación, conocimiento, precaución y estudios relacionados con el suelo que impera en la zona, así como la falta de estudios de impacto ambiental. Añadieron que conforme al “trazo preliminar”, el proyecto atravesará ríos subterráneos, ya que va de norte a sur y los ríos subterráneos corren de oeste a este.

Pero no solo eso, también argumentaron que había una deforestación que se inició en Playa del Carmen, Río Secreto, Akumal y Tulum, sin los estudios sobre el tipo de suelo, sin rescate de fauna y flora y sin las manifestaciones de impacto ambiental.

INAH da su autorización total para tramos 1, 2 y 3

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ya dio el visto bueno total para el avance en la construcción de vía en los tramos 1, 2 y 3 del Tren Maya; y en el tramo 5 norte reporta un 11 por ciento de avance en los trabajos, mientras en la parte sur de ese mismo trayecto, es de 89 por ciento en lo referente a la prospección de área y otras autorizaciones para que la obra pueda seguir su curso.

Así lo informó esta mañana en la conferencia presidencial el titular del Instituto, Diego Prieto, quien también aseveró que como parte de los trabajos de salvamento arqueológico y de las antiguas ciudades mayas que la dependencia a su cargo realiza a la par de la construcción del proyecto ferroviario, se analiza que en el mediano plazo pudiese abrir al público la zona arqueológica Xcabal.

Ésta, agregó Prieto, se comenzó a estudiar en 1994, y es una ciudad maya “bastante antigua” que emergió hacia el año 350 antes de nuestra era, en lo que los arqueólogos denominan el periódo Clásico Tardío, y su desarrollo se extendió hasta los primeros siglos de nuestra era.

Los tramos 6 y 7 del Tren Maya serán los más cercanos a esta antigua ciudad maya, el primero estará a una distancia de 24 kilómetros y el segundo a 20 kilómetros. Cuando se abra al público se podrá acceder a esta zona arqueológica desde la estación Bacalar, apuntó el director del INAH.

Tiene un diámetro de 60 kilómetros y más de 450 edificaciones, algunas de ellas de hasta 40 metros de altura. Xcabal “logra ser contemporánea del primer poblamiento de Calakmul y estuvo vinculada a la zona de Xibalshe, que se encuentra al poniente de Xcabal”.

Prieto detalló que en la ciudad referida hubo una clara presencia de algunos linajes mayas tempranos, particularmente de los Kaanu’l, que quiere decir serpiente. “Esperamos que continúe el trabajo ahí y que a la postre podamos dar a conocer y abrir esta zona”, señaló el titular del INAH.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img