lunes, mayo 23, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
Iniciosección principalRecuperan dos cuerpos más en las fosas de Campo Grande, Ixtaczoquitlán

Recuperan dos cuerpos más en las fosas de Campo Grande, Ixtaczoquitlán

Suman más de 50 personas encontradas en el sitio; desaparecen dos en la zona centro.

Orizaba, Ver.- Con la recuperación de dos cuerpos más en las fosas clandestinas de Campo Grande, en Ixtaczoquitlán, se rebasa el medio centenar de cadáveres encontrados; la cifra, sin duda, aumentará en las siguientes semanas debido a que hay más puntos positivos detectados. 

Grandes extensiones de sembradíos de café y chayote son utilizadas, se presume, por la delincuencia organizada, para inhumar ilegalmente a sus víctimas; esos son terrenos que guardan historias desgarradoras. 

A casi un año de su hallazgo, las fosas de la congregación de Campo Grande siguen arrojando más y más cadáveres de personas que en determinado momento desaparecieron. La mayoría de los cuerpos recuperados, según Araceli Salcedo, representante del colectivo Familiares de Desaparecidos Orizaba-Córdoba, no han sido identificados, es una cifra mínima los que ya fueron entregados a sus respectivos familiares.

Pero en esos terrenos, aún hay mucha historia que contar. Con el hallazgo de este martes, no se termina. No, aún hay más cuerpos que fueron sepultados en distintos puntos de los cafetales y chayotales que aquí se cosechan. “La labor pareciera no terminar, porque –confiesa la activista– las inhumaciones clandestinas siguen, ni porque una brigada custodiada por las fuerzas del orden ya retomó las labores de búsqueda. Se siguen sepultando más víctimas”, reconoce.

Hasta este martes, la cifra ya rebasa el medio centenar de cuerpos, o parte de ellos, que ya fueron recuperados. La mayoría de los restos se recuperan en partes, algunos de ellos, incluso solo son osamentas de personas a las que, hasta el momento, no se les puede identificar o están en proceso de identificación.

Las labores en este predio se iniciaron en marzo del año pasado. Una llamada anónima alertó de la existencia de ese lugar en donde, desde tiempo atrás, individuos desconocidos realizaban inhumaciones de personas que habían desaparecido en los municipios de la zona centro del estado.

Los primeros hallazgos, allá por el mes de abril de 2021, delataron que ahí “se encontró un gran campo de exterminio”, según lo calificó la activista. Ahí hay muchas historias de personas que incluso pudieron ser ejecutadas en ese mismo lugar, o, además obligadas a cavar la tumba en la que serían arrojados.

Los 51 cuerpos que hasta este martes se han recuperado formarían parte de la historia de las desapariciones forzadas. Hay casos que datan de hace casi una década y otros más recientes, y aunque hasta el momento no hay datos concretos, se presume que ahí pudieran estar los restos de siete comerciantes que en octubre de 2019 desaparecieron, entre otros más que han sido reportados.

En tanto las labores de búsqueda van a continuar, “no nos vamos a detener. Eso es un hecho. Vamos a seguir buscando”, sentencia la activista.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img