lunes, enero 24, 2022
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Iniciosección principalEntre denuncias y corruptelas, líderes charros mantienen control del STPRM

Entre denuncias y corruptelas, líderes charros mantienen control del STPRM

Coatzacoalcos, Ver.- A pesar de las constantes denuncias de corrupción, hostigamiento laboral y amenazas contra trabajadores petroleros, en la mayoría de las secciones sindicales se ha ratificado la dictadura del grupo de Carlos Romero Deschamps en el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), hasta el momento solo en Reynosa se ha dado la alternancia.

A lo largo de este año, los grupos disidentes de los trabajadores petroleros pugnaron ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) para que el proceso interno de selección de líderes de sección y la secretaría general se llevara a cabo de manera democrática y con vigilancia de esta dependencia.

Luisa María Alcalde, titular de la dependencia, presentó un proyecto de elección digital que permitiría transparentar el proceso, sin embargo en acuerdo con los actuales líderes del STPRM, solo se aprobó para el proceso de selección del secretario general.

Los trabajadores disidentes junto con la senadora de Morena, Cecilia Sánchez García, señalaron que al empezar el proceso por las secciones sindicales, habría mucha más presión para el trabajador por parte de las actuales dirigencias y no podría haber elecciones democráticas.

De esta forma, en la mayoría de las secciones sindicales se mantuvieron los grupos asociados con Carlos Romero desde hace varias décadas y que mantienen el control de los recursos de los trabajadores como las cajas de ahorro, servicios de transporte y otros activos que tiene el Sindicato.

En Veracruz, la sección 10, ubicada en el municipio de Minatitlán pero con extensiones en Cosoleacaque y Guaymas, será encabezada por Jorge Alberto Wade Zúñiga, hijo de Jorge Wade González, líder permanente de la Sección 10 y del grupo Frente Liberal Sindicalista (FLS).

Para esta elección se inscribieron dos planillas pero a la Azul les negaron el registro, ya que dos trabajadores se desistieron de sus carteras; los integrantes de este grupo señalaron que los trabajadores fueron presionados ya que tienen trámites en puerta para sus jubilaciones y contrataciones de sus familiares.

Otras dos planillas, la dorada y la guinda, tampoco se les permitió inscribirse, por parte de la Comisión electoral integrada por Leopoldo Torres y José Luis Sáenz, los dos ex alcaldes y ex diputados de Minatitlán y operadores políticos de Wade.

En el año 2013, varios trabajadores de Guaymas, Sonora, una de las delegaciones de la Sección 10, denunciaron ante Derechos Humanos y la Secretaría del Trabajo que el entonces delegado exigía a unos 350 empleados temporales y de planta, entre mil 500 a 20 mil pesos mensuales para él y la cúpula del sindicato, para mantener sus contratos.

A pesar de las denuncias, Wade Zúñiga en la cartera de la Comisión de vigilancia y Wade González del consejo de Honor rechazaron la queja “ya que no había delito que perseguir”. En la Sección 26 de Las Choapas y Cárdenas se eligió a Carlos Jiménez Hernández, quien ha manejado el Sindicato por varios años y se le ha acusado de varias irregularidades e inclusive se le acusó de amañar el proceso de elección pasada, pero no hubo consecuencias.

En 2015, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje anuló el triunfo de Jiménez y ordenó a la Secretaría del Trabajo realizar nuevas votaciones en 2019, pero estas no se llevaron a cabo y el cacique petrolero continuó en el cargo. Jiménez Hernández estaba impedido para participar en la elección realizada este 16 de noviembre por haber recibido una sentencia acusatoria desde hace dos años; aun así, fue el candidato de la planilla roja.

Los trabajadores de esta sección denunciaron que dicho proceso electoral se vio atropellado por tiempos de inscripción reducidos, boletas sin folios, urnas embarazadas, compra de votos, acarreo de trabajadores, incluso de secciones ajenas, intimidación y solicitud de foto del voto. Con todas estas irregularidades esperan impugnar la elección, aun cuando en la secretaría del trabajo existen quejas anteriores.

En la Sección 47, ubicada en ciudad del Carmen, ganó la Planilla Verde encabezada por Víctor Matías Hernández Colunga y Víctor Manuel Kidnie de la Cruz. Al igual que Wade, Víctor Kidnie, en enero de este año fue denunciado por cobros extraordinarios a los trabajadores de entre 3 mil a 7 mil pesos por cada contrato que autorizaban para las plataformas petroleras, a pesar del nuevo gobierno federal, la denuncia no prosperó.

En esta elección la planilla verde obtuvo 3 mil 336 votos a favor, lo que significa el 90 por ciento del padrón activo.

En la sección 54 de Poza Rica, José Juan Soni Solís fue reelecto como secretario general de la Sección 30 del Sindicato, logrando el 54 por ciento de los votos de un poco más de cinco mil 155 trabajadores. En segundo lugar quedó Edgar Alejandre Mar, quien obtuvo 19 por ciento de los votos.

Juan Martín, de la planilla Oro Negro alcanzó el 12 por ciento de la votación; Salvador Robles, quien durante la campaña denunciara presuntos actos de corrupción por parte de la dirigencia sindical se quedó con el 4 por ciento de los votos, mientras Polo Capitanachi y Juan Manuel Figón obtuvieron el 3 y 2 por ciento.

Soni Solís pertenece al mismo grupo político del eterno dirigente, Sergio Lorenzo Quiroz Cruz , quien tuvo que hacerse a un lado y dejarle paso a su pupilo en el año 2014, cuando quebró la Caja de Ahorros Solidaridad, dejando en la ruina a más de mil 400 ahorradores, en su mayoría jubilados de la Sección 30.

Trabajadores petroleros de esta sección presentaron denuncias contra él ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) por los delitos de lavado de dinero, defraudación fiscal, extorsión y fraude, entre otros. A pesar de esto fue protegido por el sistema político y por el propio Carlos Romero Deschamps. Todas las denuncias que se interpusieron en su contra, tanto en las Fiscalías de Veracruz, como en la PGR y la Seido fueron congeladas.

La Sección 11 es considerada la Joya de la corona, esta elección fue operada especialmente por Luis Ricardo Aldana, secretario del tesoro de la dirigencia nacional, ya que en esta sección hay más de 9 mil trabajadores activos.

Ramon Hernández Toledo, de 86 años de edad y 65 de trabajador activo, logró ganar la dirigencia, con menos del 50 por ciento de los votos, en su discurso reconoció que es la primera vez que ganan mediante un proceso 100 por ciento democrático.

Aunque hubo otra planilla inscrita, denominada Movimiento de cambio sindical (Mocasin), apenas lograron un poco más de mil votos pues gran parte de los trabajadores se abstuvieron de participar en la contienda, decepcionados por la falta de apertura a otras expresiones.

Los trabajadores de esta sección han denunciado el hostigamiento sindical que viven, sin embargo lo que más ha impactado es el cierre de varias plazas de trabajo que permitió el dirigente en los complejos petroquímicos pajaritos, Morelos y Cangrejera.

Tan solo de esta sección estiman que en los últimos cinco años se han cerrado tres mil plazas, en acuerdo con la directiva de Pemex. además El sindicato 11 en Nanchital, Veracruz, acumula 52 denuncias levantadas entre 2002 y 2018

Hasta el momento, el único triunfo de los grupos disidentes se dio este 30 de noviembre en Reynosa, Juan Antonio Treviño Vega, conocido como “ el flaco”, logró derrotar al líder de la sección 36, Moisés Balderas castillo quien desde hace 18 años maneja los destinos de esta sección, en medio de acusaciones por enriquecimiento ilícito. 

La plantilla Naranja de Treviño, logró 1310 votos frente a mil 100 de balderas castillo, quien encabezó la planilla blanca, su triunfo representa para los disidentes como una pequeña luz de esperanza de cambio, en la víspera de la tercera vuelta de las elecciones.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img