miércoles, mayo 18, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
Iniciosección principalDenuncian mal manejo de cuerpos en la FGE

Denuncian mal manejo de cuerpos en la FGE

Carecen de datos generales y están en costales de basura en la fosa común de Palo Verde

Familiares de personas desaparecidas dieron a conocer las irregularidades en las que la Fiscalía General del Estado (FGE) tiene inhumados los cuerpos en la fosa común del panteón Palo Verde, pues estos carecen de algún número de identificación, fecha de inhumación, número de carpeta de investigación, aunado a que los restos se encontraban en costales y bolsas para basura. 

María Elena Gutiérrez Domínguez, miembro del Colectivo Buscando a Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas Veracruz, indicó que este martes desde las seis horas acudieron a la inhumación de un cuerpo, que presuntamente corresponde al de Alfredo Tlaxcalteco Calte, desaparecido desde el 3 de febrero de 2010 y que hasta apenas informaron a la familia que había un cadáver que podría corresponder con él; es decir, el cuerpo de encuentra en la fosa común desde hace 12 años. 

Sin embargo durante la diligencia, al escarbar la tierra, se percataron que en la fosa común había cinco cadáveres, de los cuales solo uno sería trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo) para realizar los estudios de ADN y cotejar con sus familiares. 

“Esos cuerpos pueden ser de alguno de nuestros familiares que están desaparecidos, les exigimos que los exhumen y los identifiquen”, fustigó María Elena Gutiérrez. 

Esto debido a que los otros cuatro cuerpos que fueron hallados en la fosa, el personal de la Fiscalía admitió que no tenían conocimiento que ahí se encontraban, sin embargo aludieron que sólo tenían instrucciones de trasladar un cuerpo, que presuntamente es de Tlaxcalteco Calte. 

“Tardaron para encontrar la fosa y supongamos que encontraron la que sí era; empezaron a palear y sale una bolsa de plástico, como un costal, con un cuerpo dentro, siguen sacando tierra y sacan cinco en total”, precisó Gutiérrez Domínguez, quien busca a su sobrino Rafael Espinosa Gutiérrez, desaparecido desde el 15 de agosto de 2013. 

Indicó que los otros cuatro cadáveres fueron inhumados otra vez, sin embargo estos carecen de un número de carpeta de investigación y de los elementos básicos que exige el protocolo homologado de búsqueda. 

“Cómo es posible que ya sacándolos, los volvieron a embolsar, en bolsas limpias, blancas, y los vuelven a depositar y se quedan con un solo cuerpo ¿De qué se trata? Qué falta de respeto para las familias que estábamos aquí, les gritamos y mandamos oficios a la Fiscalía y nadie, no es posible”. 

Destacó que los cuatro cuerpos que se encontraron tienen que ser estudiados y devolverlos a las familias, “por qué insisten en la impunidad. Vamos a poner una denuncia porque esto que hicieron no se vale, en este momento no se vale. Eso lo hacían con Duarte, pero en este momento el discurso oficial es otro”. 

Por su parte Janet González Hernández, quien busca a su hija Llexy Karen Sánchez González, desaparecida desde 2011, cuando tenía 18 años, exigió que los cuatro cuerpos que volvieron a depositar en la fosa común, sean exhumados y se les practiquen pruebas de ADN, “no tienen placa, no tienen nada. Nosotros tenemos años buscando a nuestros desaparecidos, yo tengo 11 años buscando a mi hija y queremos que se los lleven para que les hagan pruebas y los vuelven a regresar, no es justo”. 

Indicó que los trabajadores del panteón les han comentado que el personal de la FGE acude durante la madrugada al panteón a realizar inhumaciones cerca de una cueva, donde depositan entre 6 y 10 cuerpos. 

“Eso me lo dijo uno de los muchachos que trabaja aquí, eso es ilegal, ya no los pueden inhumar. A mi hija se la llevan el 13 de mayo (de 2011), la sacan de mi domicilio, al año siguiente se llevan a mi hijo y me lo regresan muerto, aquí está sepultado. Hace cinco meses vine a visitarlo y me encontré con un hoyo grande, había muchas bolsas y cintas que decían ‘peligro’, entonces ¿de qué se trata?”, reprochó. 

Los integrantes de los colectivos coincidieron en que van a denunciar al personal de la FGE por negligencia y omisión de funciones, al negarse a trasladar a los otros cuatro restos que hallaron y de los cuales no tenían conocimiento. 

Los miembros del colectivo estiman que hay entre 90 y 100 cuerpos inhumados en el panteón Palo Verde, de los cuales se desconoce si tienen número de carpeta de investigación o georeferencia de localización del cuerpo. 

No es la primera vez que ocurre, lamentan

En septiembre de 2020, Pedro Mávil Martínez exhibió que en la búsqueda de su hija, Gemma Mávil, desaparecida el 3 de mayo de 2011, fue presuntamente encontrada sin vida en agosto del mismo año, pero su cuerpo en ningún momento fue sometido a confrontaciones de ADN y a los 90 días del hallazgo, fue enviada a la fosa común.

Sin embargo, la FGE desconocía dónde estaba inhumado el cuerpo. Fue a través de investigaciones del mismo Pedro Mávil que se logró ubicar el cuerpo de su hija, inhumado en el panteón de Palo Verde, en Xalapa, y no obstante, luego de tres diligencias no fueron hallados los restos de su hija. 

En aquel entonces, Pedro Mávil supo cinco años después que su hija había sido asesinada el mismo año de su desaparición y afirmó que las autoridades tenían conocimiento de eso y se lo ocultaron. 

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img