lunes, enero 24, 2022
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Iniciosección principalCrece cobro de piso; llega a zonas rurales

Crece cobro de piso; llega a zonas rurales

Disminuye el secuestro, pero la extorsión aumentó, lamentan empresarios y transportistas

Coatzacoalcos, Ver.- Grupos de la delincuencia organizada presionan a diferentes líneas de transporte urbano y mixto rural para que paguen piso, este tipo de extorsión se ha extendido hacia la Sierra de Santa Marta donde algunas poblaciones “cierran” sus entradas por las tardes para protegerse.

La extorsión es un delito que se ha extendido por toda la zona sur, pero que ahora especialmente ataca las áreas rurales e indígenas, los grupos armados han quemado unidades y baleado casas para exigir a los transportistas, empresarios o pequeños comerciantes que paguen.

El sábado 23 de noviembre una camioneta del servicio Mixto Rural que circulaba por el tramo carretero Chinameca-Huazuntlán fue interceptada por personas armadas quienes bajaron al conductor y lo privaron de su libertad.

La unidad fue incendiada a unos pasos del puente Chacalapa y horas después fue “liberado” tras un pago, desde esa fecha todos los concesionarios de este tipo de transporte fueron amenazados para que pagaran una cuota de mil pesos mensuales a un grupo delictivo.

Los concesionarios señalaron, bajo anonimato, que son presionados para hacer el pago ya que de lo contrario les quemarán las unidades o serán agredidos, por eso han tenido que ir cediendo.

Los afectados son concesionarios que tienen unidades en Mecayapan, Soteapan, Tatahuicapan, Pajapan, Chinameca y Oteapan, quienes cubren especialmente comunidades de muy alta marginación y con tarifas muy bajas.

El primero de diciembre, en Oteapan, fue privado de su libertad Sergio N.S., de 71 años, presidente de la Línea de Transportes Sotavento que cubre varias rutas que parten desde Minatitlán a los municipios rurales.

Esta persona circulaba en su camioneta en la carretera Jáltipan-Oteapan y enfrente de la gasera Toomza fue interceptado por personas armadas quienes lo subieron a otra unidad y se lo llevaron con rumbo desconocido.

Tras el pago de un fuerte rescate por parte de los familiares, quienes no quisieron presentar denuncia, el transportista fue dejado en libertad el fin de semana. 

Un día después de su liberación, personas armadas interceptaron un autobús de la línea Sotavento, en la carretera federal 180 Coatzacoalcos-Jáltipan, asaltaron a los pasajeros, se llevaron el dinero del pasaje y después le prendieron fuego a la unidad.

De acuerdo con datos extraoficiales eran más de 10 personas las que llegaron en camionetas y detuvieron la unidad en la parada denominada “El Porvenir”, la rociaron con gasolina y le prendieron fuego.

Se dio a conocer que el dueño de la unidad había recibido llamadas de extorsión para el pago de piso para cierto grupo delictivo, aunque por miedo no han querido denunciarlo.

Extorsión llega a pequeños comerciantes y empresarios

El pasado fin de semana, un grupo de personas armadas llegó hasta la localidad de Benigno Mendoza, del municipio de Tatahuicapan y dispararon contra la casa de un contratista y familiar de la actual síndica Estela Méndez León.

Varias personas se encontraban en el inmueble, pero lograron resguardarse, esta situación provocó miedo entre la comunidad de Tatahuicapan, ya que se trata de extorsiones.

En Pajapan la situación no es diferente, son varios los pequeños comerciantes y campesinos que han sido visitados por estos grupos para que paguen “cuota” por dejarlos trabajar, algunos han aceptado por cantidades más pequeñas.

Tanto Tatahuicapan como Pajapan realizan cierres de sus accesos a cierta hora del día para evitar que estos grupos armados circulen y agredan a los ciudadanos.

Aunque aún no son considerados como autodefensas, se ponen en algunos puntos unidades de transporte pesado y se prohíbe la entrada a personas de fuera de la comunidad.

Incluso han impedido el paso al personal médico y de enfermería que laboran en el Hospital de Tatahuicapan, situación que ya fue notificada a la Jurisdicción sanitaria por lo que se plantea un ajuste en los horarios de las guardias.

Cobro de piso sigue en las grandes ciudades

Coatzacoalcos, Cosoleacaque, Minatitlán y Acayucan fueron los primeros municipios donde se suscitaron los casos de extorsión y aunque se han denunciado, los grupos dedicados a este delito se han extendido más.

Renato Riveroll Rivera, responsable del Observatorio Ciudadano de Coatzacoalcos (OCC) indicó que se han agudizado las extorsiones de manera presencial para los negocios y si no ceden les tiran bombas molotov a los inmuebles o los balean.

Detalló que dos personas armadas se presentan en el local, buscan al responsable y le dan un papel para que se comunique a un número celular donde los amenazan y les dicen la cantidad de dinero que tienen que pagar para seguir operando.

Armando Carvallo, presidente de la Cámara de Comercio indicó que la recurrencia de este delito les preocupa mucho y aunque sí han bajado los índices de secuestro, se tiene que trabajar más para detener a estos grupos.

En su pasada visita por Coatzacoalcos, el secretario de gobierno Eric Cisneros Burgos, señaló que en la zona operan grupos “aislados” dedicados a la extorsión y narcomenudeo, pero ya no pertenecen a los grandes cárteles.

Afirmó que están combatiendo a estos grupos, pero se deben hacer las denuncias en tiempo para que se pueda realizar una investigación exhaustiva y detenerlos.

“Más que una migración a la extorsión, lo que ahora tenemos que hacer es hacer denuncias, está comprobado que el gobierno no forma parte de un grupo criminal y eso es muy importante, denunciar, si nosotros nos volvemos cómplices silenciosos de una extorsión colaboramos para seguir fomentando la inseguridad”.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img