martes, julio 5, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioPolíticaSistema oligárquico roba a la CFE y al país: Bartlett

Sistema oligárquico roba a la CFE y al país: Bartlett

Agencias

El Estado mexicano debe tener el control del sistema eléctrico, “porque es la única garantía de que los mexicanos tengan energía barata, energía al servicio de la nación y para el servicio del país”, sostuvo el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz.

Durante su participación en el primer foro organizado por Morena y sus aliados el PVEM y PT, “Para que siga la transformación, y la defensa de nuestra soberanía eléctrica”, el titular de esa empresa hizo votos.

“Estoy seguro que este transcurso nacional, que es imposible de detener, llevará los votos necesarios al Congreso de la Unión para que se establezca y se restablezca el control del Estado mexicano del Sistema Eléctrico Nacional”.

El director de la CFE señaló que las empresas privadas no pueden tener excedentes, porque su origen establece que toda la energía, al 100 ciento, tiene que entregársela a la CFE, “porque de otra forma estarían haciendo servicio público. Se les reconoce descaradamente excedentes, y con esos excedentes tenemos una sangría permanente de miles de millones de pesos. El generador independiente ha creado otros negocios”.

Por lo que respecta a las sociedades de autoconsumo, argumentó, se convierten en un fraude a la ley, porque el objetivo de la sociedad de autoconsumo era organizarse para darse energía entre ellos. “Han utilizado esas sociedades de autoabasto para fingir socios que en realidad son clientes, y a través de esa figura han logrado los intereses extranjeros cogeneradores establecer 110 sociedades de autoconsumo que tienen ya una parte importantísima, prácticamente a todos los grandes consumidores del país”.

Recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en el 2002, “estableció que la sociedades de autoconsumo no tenían por qué vender electricidad, y estableció que los generadores independientes no podían tener excedentes, y que tenían que entregar la electricidad, es 100 por ciento a la CFE”.

Calificó de ilegal el actuar de la oligarquía nacional, “las grandes empresas, las grandes comercializadoras, las grandes industrias, que se llaman los grandes consumidores están alojados en estas 110 sociedades de autoconsumo; y qué es lo que hacen, no pagan transmisión, no pagan los apoyos que se requieren, no pagan nada, no pagan impuestos y se establecen en 110 monopolios privados.

”Tenemos entonces un Sistema Eléctrico que ha venido defendiendo un sistema de competencias, y con este mecanismo se bajan las tarifas en donde no hay competencia y segundo en donde la oligarquía nacional, las grandes empresas del país, nos pagan y por otro lado sabemos bien, y ustedes presidentes municipales saben perfectamente bien el esfuerzo que hacen todos los mexicanos, todas las compañías para pagar su recibo de luz; sin embargo, los grandes consumidores, las grandes empresas no pagan impuestos, no pagan ruta, no pagan la transmisión”.

Bartlett insistió a los morenistas: “Tenemos un sistema oligárquico, que consiste en que todos los negocios del país se asocian en estas sociedades ilegales para preservar sus intereses, para ganar más, para tener privilegios frente a las masas de la población. Estas dos figuras son un robo a la nación, son un robo a la CFE, son un robo a la producción”.

Y recordó un esquema más que se ha venido manejando en el nuevo sistema “impuesto por los intereses extranjeros y su compinche el presidente de la República (Enrique Peña Nieto) que es algo impresentable: este sistema, se dice, ‘ha venido a transformar el sistema eléctrico; ya ha habido grandes inversiones para que haya energía eléctrica’, he sabido que todos los países tienen que hacer un esfuerzo para ir dejando atrás la generación contaminante, que irse pasando a la generación limpia, una transa más. La generación limpia de la que hablan es la generación por aire y el sol, la fotovoltaica”.

El funcionario fustigó esos dos sistemas de generación de energía en México, impulsados con la inversión privada. “Es tramposo. Y no toman en cuenta el costo que tiene, la maquinaria, el equipo, ese costo fundamental, si tomaran en cuenta lo que cuestan esos campos fotovoltaicos, los campos eólicos, se darían cuenta que son más caras que las plantas tradicionales.

”Aparte han establecido otro sistema, un sistema por el que no pagan el respaldo, usa energía limpia de la que presumen todos los días en los periódicos, la energía limpia extranjera, la energía intermitente: si hay sol sí, si no hay sol no hay energía; si hay viento sí; si no hay viento no, durante todo el día en temporadas enteras no generan. 

”Entonces tienen que tener un sistema de respaldo, y ese respaldo específicamente mantener el sistema eléctrico permanentemente en las redes sin estas altas y bajas, entonces cada vez que una de estas plantas extranjeras deja de generar, las plantas de la CFE tienen que subir inmediatamente energía, porque no se le puede decir a la población ‘espérame tantito a que salga el sol o a que el viento vuelva a soplar’”.

Y precisamente este costo lo paga la CFE, y no lo pagan los privados. “Por eso dicen que es la energía más barata, pero a costa de la inversión que tiene que hacer la CFE”.

El funcionario refirió algunas cifras, que se podría utilizar para demostrar que se vive un sistema eléctrico de despojo y de atraco a la población mexicana: El mercado eléctrico mexicano vale 315 mil millones de dólares en el mercado eléctrico. La CFE vale 377 mil millones de dólares. Los intereses privados habrán invertido 44 mil millones de dólares.

“Pero nos encontramos ya con este sistema que han recuperado 22 mil millones; con 12 mil millones de dólares, las empresas privadas extranjeras se apropian del Sistema Eléctrico Nacional y de la CFE, que vale 34 veces más que esa inversión ridícula de recursos. Lo han hecho sin competencia, no porque sean mejores, no tienen mejores plantas, lo que tienen es un régimen que les permite apoderarse del sistema nacional por esos mecanismos”.

La intervención de Manuel Bartlett se amplió, porque expuso otra “gracia” del gobierno anterior. “La mitad de esa inversión que dicen que es inversión extranjera la aportó la banca nacional de desarrollo: Nacional Financiera, Banobras, las Afores de los trabajadores; todas se sumaron para apoyar a los extranjeros, de manera que tampoco trajeron mucho dinero, sino que el propio sistema financiero de Peña Nieto apoyó a estas empresas para que se apoderaran del país y desaparecieron lo que era la CFE”.

Adujo que el asunto es complejo, “no es un asunto técnico nada más, es una trampa, es un despojo, es un sistema impresentable. Durante años, no han cesado de atacar con todos los medios de comunicación, ya lo ha platicado el Presidente, tienen tantos beneficios, ganan tanto dinero, que con una simple porción de lo que ganan tienen contratados a estos grandes despachos, de origen extranjero la mayoría. Tienen contratados a los periodistas que se dicen defensores de la sociedad, tienen contratados a los primeros periódicos de este país; y no es un ataque a la libertad de prensa, porque hay que entender que lo que estamos viviendo no es una lucha contra la libertad de expresión, el silencio, el silenciamiento es una lucha política, es una guerra económica, es una guerra incluso ideológica, que establece un mecanismo para apoderarse del sistema más importante de este país que es la energía eléctrica”.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img