lunes, enero 24, 2022
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

¿Para qué legislar?

Por Socorro Martínez

Organizar un municipio, un Estado y un país, no es cosa que debamos tomar a la ligera, para ello se requiere de normas y reglas puntuales que permitan organizar la vida del ciudadano en diversos campos: penal, ambiental, educativo, de supervisión… y todas aquellas cosas que a usted se le puedan ocurrir; cuando los sectores se apegan a normas establecidas, es mucho más fácil llevar a cabo las tareas, podríamos sugerir, que de ello depende el orden y respeto para una sana convivencia. Y por ello, la importancia de legislar.
Ya sea que nos refiramos a ordenamientos jurídicos, a la conducta y comportamiento de las personas, éstas deben, por un lado, establecer las obligaciones de los ciudadanos y al mismo tiempo, garantizar sus derechos. Ya que en la legislación se observan las acciones que estamos obligados a realizar, lo que está permitido, así como las sanciones por no apegarse a lo ya establecido.
Esta responsabilidad recae en el Poder Legislativo, quien a través de un proceso democrático, elige a quienes nos representan, y son precisamente ellos, los Diputados, quienes deberán dictar esas normas que después de un proceso, nos regularán y organizarán.
Elaborar, establecer, decretar o promulgar una ley, es un precepto no exclusivo de un Legislador o el Congreso, sin embargo el procedimiento establecido para su estudio, análisis, dictaminación y posible publicación oficial, es parte fundamental de su encomienda. Para ello debe analizar la constitucionalidad de la propuesta y su correspondencia con el ordenamiento jurídico vigente, convirtiéndose así en pilares del sistema democrático, mismo que a su vez determina la nada fácil tarea del buen funcionamiento, no sólo del ámbito legislativo, sino también del Poder Judicial y Ejecutivo, al momento de la toma de decisiones en los asuntos que competen al gobierno.
De entre las principales funciones de un legislador, está la creación de nuevas leyes, abrogarlas o reformar, todo ello con la finalidad de salvaguardar los intereses, bienestar y seguridad de los ciudadanos, en un marco de certeza jurídica.
Para el caso de Veracruz, en su nueva Legislatura, ya se han presentado iniciativas de temas como reformas en la Ley de la Fiscalía General del Estado, en la Ley de Educación, de Coordinación Fiscal, Ley para Prevenir el Cáncer de mama, así como la propuesta de creación de una Ley para atender los crímenes de odio por orientación y preferencias sexuales, y eso es sólo para darnos una idea de la diversidad de temas que requieren de la intervención de los legisladores a fin de modificar, actualizar y proponer adecuaciones a las leyes ya existentes, a fin de que se encuentren vigentes para su aplicación efectiva.
Por lo anterior, es necesario, y me atrevo a decir: urgente, conocer las verdaderas funciones de quienes nos representan ante un Congreso, puesto que las responsabilidades de los diputados suelen confundirse con la mera entrega de “ayudas” ya sea en especie o económicas. También se ocupan de la gestión social, y sin duda alguna, con esta tarea abonan a sus distritos mejoras de diversas índoles, pero… Si bien, pueden hacerlo, es de mayor beneficio que se concentren en legislar, ya que con una propuesta bien estructurada, el beneficio no sólo es para uno o pocos ciudadanos, sino de mayor impacto, con la reforma a leyes ya vigentes, o con la creación de una ley en específico, logran resolver problemas de miles de habitantes.
Es preciso que el poder que les confiere el cargo de elección popular, vaya más allá de asistir a inaugurar eventos; un diputado representa uno de los tres poderes que constituyen la base de la organización política de la sociedad: el Poder Legislativo.
Así que la siguiente ocasión que usted salude a su Diputado, pídale que legisle sobre leyes de salud, sobre las contribuciones, sobre la regulación ambiental, sobre la violencia de género, sobre las fallas que más afectan a su entorno. Sobre cómo aprovechar los recursos públicos… Por leyes que velen la creación de nuevos empleos, que reduzcan los costos de la canasta básica, sáquele jugo a su Diputado, para que con una sola acción, el beneficio llegue a todos los que le rodean.