jueves, febrero 22, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Los organismos autónomos, ¿los contrapesos al poder político?


A propósito de los últimos bastiones de resistencia de la oposición PRIANISTA

Crónicas Ausentes
Lenin Torres Antonio

La clase política PRIANISTA se había acostumbrado, cómodamente, a ejercer el poder político bajo el cobijo de las arcas públicas, el controla casi perfecto de la pirámide de complicidades y una cultura de la simulación democrática, que le permitía que los relevos presidenciales y otros, se hicieran sin grandes contratiempos.

Cuando se vio acorralada por, estos sí, fenómenos políticos como la corriente democrática, escisión interna del mismo PRI, que posteriormente postuló a través de un Partido Político en esos entonces de izquierda, el PRD, al hijo del célebre ex presidente Lázaro Cárdenas, y posteriormente, por el movimiento de oposición del actual presidente de México AMLO, la maquinaria del estado mexicano controlada por el PRIAN, optó por usar todo su poder para evitar perder el poder político, llegando a cometer fraudes electorales, como con la caída del sistema electoral coordinado por el secretario de gobernación en ese entonces Manuel Bartlett, o, el descarado fraude con el narco presidente Felipe Calderón Hinojosa, o, con el dispendio económico para asegurar ganar la elección del presidente del canal de las estrellas, Enrique Peña Nieto.

La pérdida del poder del PRIAN en el 2028, y más propiamente de sus jefes la pequeña élite económica que detenta más del 50% del PIB de México, fue un suceso que no contemplaban pues estaban seguros que la maquinaria del estado podría asegurarles la continuidad en el poder político, pero la abrumadora votación a favor de AMLO, la severa crisis pública que habían provocado los periodos aciagos neoliberales de los últimos gobiernos PRIANISTA, y el fracaso del relevo genealógico de la nueva clase política a la que intentaron dejarle el poder, les impidió otro fraude, pues sabían que el pueblo mexicano no lo permitiría, y optaron por reconocer el triunfo del Movimiento de Regeneración Nacional encabezada por el actual presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

Lo lamentable para México fue ver que desde el primer minuto de haber perdido el poder político la clase política PRIANISTA, dirigida por el poder económico y mediático, optaron por implementar una guerra sucia mediática para desgastar al gobierno del presidente Obrador, creando un frente inmoral y apátrida que desveló toda su psicología, su cultura, y sus funestos fines, que son como siempre, la consecución del poder por el poder.

Pasaron de ser quienes ejercieron una dictadura presidencialista donde nada se movía sin la venía del ungido el gran Tlatoani (presidente), en fieros demócratas, defensores del estado de derecho y la división de poderes, y con esas nuevas máscaras han tratado de confundir e influir en los mexicanos, pero sus mañas, su ignorancia, su talante proclive al olvido, y su vacía postura político, con su ignominioso “a todo no es no”, aunque fuese a favor del pueblo mexicano, los delatan, y no han podido pasar de lobos a nobles ovejas.

Pero lo inmediato anterior no les han importado, son descarados, sinvergüenzas, y aunque le cuestionan al presidente con fotos, audios, etc., que compró autos de alta gama que cuestan sumas millonarias, actúa como si no hablaran de él, y expresa su famosa frase “…estamos echados para delate….en favor de México…”, es tal la despersonalización, que cuando le preguntaron hace poco a los dirigentes del PRIAN PERDERE, por qué encabezaban la lista de las plurinominales de sus partidos políticos y dónde están la pregonada sociedad civil, vuelven actuar una vez más, como si no se trataran de ellos a quienes va dirigida la pregunta.

La pérdida del poder político del PRIAN se ha dado paulatinamente, de perder la presidencia de la república pasaron a perder la mayoría de las gubernaturas de los estados de la república mexicana, los congresos de los diputados de las mismas, la mayoría de las presidencias municipales, pero esa realidad, como en un estado de shock traumático, es denegada permanentemente, y montados en una campaña del terror,  continúan descaradamente hablando de pérdida de democracia en México, de atentado a la división de poderes, de violencia generalizada, en suma, tratando de hacer parecer que el pasado fue mejor, y en el presente se concentran todos los males de México, aunque les presentan gráficas de un peso fortalecido, de una economía que pese a la pandemia y a los reacomodos geopolíticos está sana, que hay políticas públicas sociales que atienden a los directamente afectados por esos procesos fracasados de privatizaciones, etc., con el reconocimiento tácito que hay problemas que requieren más tiempo pues son multifactoriales, pero que en suma hay más cosas buenas que malas, esto no quiere decir que haya sido perfecto el nuevo gobierno de México ni mucho menos la nueva clase política aún por venir.

Al ver que habían perdido su predominio en la presidencia, el congreso de los diputados, se anclaron primero en el INE, e hicieron un escándalo desde ahí defendiendo a los pillos que lo dirigían, se desgarraron las vestiduras y se cortaron las venas por el nefasto Lorenzo Córdova, que ahora terminó por mostrar su preferencia y contubernio con el PRIANISMO y la élite económica, como lo hicieron Zedillo y Calderón, que al terminar sus mandatos, terminaron en los consejos administrativos de las empresas trasnacionales a las que beneficiaron con las privatizaciones y reformas constitucionales.

Al perder su nefasto alfil en el INE, se pertrecharon en el Poder Judicial de la Federación, otro nido de ladrones y apátridas, y desde ahí insisten en sus reducciones arbitrarias, el atentado que supuestamente se hace a la división de poderes, y los famosos y mal leídos contrapesos que hacen al poder los organismos autónomos, que por cierto, que en el ejercicio del poder de la dictadura presidencialista nunca fueron autónomos, que se crearon para legitimar la simulación democrática, como en su tiempo, lo fue la creación de los escaños de representación  proporcional (plurinominales) para dar voces a las minorías, aunque ahora es el salvavidas del PRIANISMO.

Hay dos temas que últimamente han utilizado la oposición PRIANISTA con la esperanza de lograr la preferencia electoral, la violencia que sigue lacerando la vida social en algunos estados de México, pero que buscan presentar el problema de la violencia como la causa de un estado fallido, e insisten por todos los medios transmitir al interior y exterior el fracaso del gobierno del presidente Obrador como una realidad, con esto apuntan a que el pasado que ellos representan es la solución, pero un pueblo mexicano aun nuevo a la democracia y a la libertad se erige como una consciencia colectiva que refrenda el camino trazado por el presidente Obrador y esto lo demuestran las encuestas hasta de medios totalmente conservadores, que la preferencia electoral es por la continuidad obradorista. Esto no significa una negación de una realidad, pero si la consciencia que el problema de la violencia no se iba a resolver en un sexenio pues como lo venía platicando con un compañero investigador del Instituto de Investigaciones Psicológicas de la UV, que el problema de la violencia implica un reculturalización y una clínica de lo social, además que es un problema multifactorial, que tiene sus causas en la educación, la desigualdad social, pero también es un problema que incide en la psique del mexicano, etc., y que esos 500,000 mexicanos, que se calculan están involucrados en el narcotráfico y delincuencia organizada, su inclusión implica el mayor reto de los nuevos gobiernos del estado mexicano.

Así también, ya se venía abanderando, pero se atiende más por la oposición PRIANISTA con las reformas constitucionales que presentó el presidente Obrador, al proponer la democratización del PJ y el INE, y la desaparición del INAI, así como el fin del dispendio de dicho poder judicial y el INE.

Me llama la atención que en su desesperación la oposición PRIANISTA sufre desmemoria, y no recuerda que esos organismos el INE, el INAI y el PJ nunca fueron autónomos con el poder omnipresente de la dictadura presidencialista que vivía con ellos México, y que había una simulación democrática y de división de poderes, por esos las canonjías que recibieron tanto el poder legislativo como el poder judicial para mantenerlos dóciles y prestos a participar en la simulación democrática, claro ahora que perdieron el poder en el 2028 el PRIAN los convierte tanto el PJ y los organismos autónomos sus baluartes defensivos desde donde hacer política.

La democratización del PJ es vital para la regeneración del poder, más cuando se está demostrando que la forma actual del PJ se ha politizado y sus magistrados se han coludido con la oposición, sus privilegios deben terminar constitucionalmente, su regeneración fortalecerá la democracia, y la reforma no nos debe espantar, pues los mismo EEUU, “la mayoría de los jueces son elegidos por voto popular en elecciones generales o son nombrados por el gobernador del Estado por un período inicial y mantienen sus cargos mediante el voto popular en elecciones generales.”(1).

Por último, el verdadero contrapeso al poder está en la división de poderes, y que estos sean democráticos, no en los organismos autónomos como trata de vender la oposición PRIANISTA.

¡Aguas oposición PRIANISTAS! Si no cambian su estrategia el Plan “C” será una realidad y se reducirán a la mínima expresión electoral.
 
(1) https://www.hispanidad.com/politica/internacional/como-se-elige-jueces-en-estados-unidos-principal-diferencia-con-espana-estriba-en-parte-jueces-son-elegidos-por-pueblo_12039492_102.html