sábado, julio 2, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

FALANGES: Multipolaridad y nuevo orden mundial

Luis Adalberto Maury Cruz
lmaury_cruz@hotmail.com

La debacle del imperio del norte se asocia a la caída del modelo neoliberal, que ya reconoció Trump y que Biden está sepultando. The Economist el 16 de mayo de 2020 señaló el adiós a la globalización neoliberal. La emergencia de China como primer potencia económica global y de Rusia como primer potencia militar, estado EEUU colocado como la primera potencia financiera, esto constituye un nuevo orden global; que desplaza la unipolaridad estadounidense. –Es innegable que EEUU es una potencia nuclear, pero no es hipersónica.-

La actual crisis del dólar como divisa hegemónica mundial, la ruptura del petrodólar, la inflación, la crisis energética en Occidente y la cada ves más notoria recesión en EEUU y Europa, muestra la evidente caída de la potencia del norte como rector de mundo. Esto no es producto de la guerra en Ucrania, ésta y también la primera son efectos de la arbitrariedad de Washington, de la caída del modelo neoliberal y la emergencia de un modelo multipolaridad global impulsados desde el país euroasiático y desde el Dragón de Asía.

La crisis energética europea muestra que el gas y el petróleo ruso es fundamental para la economía de la Unión Europea (UE), pues la intervención militar en Ucrania se traduce en incrementos al crudo, al gas y a la electricidad, donde los que pagan los costos de la guerra y de las decisiones de Washington son la población europea principalmente; –esto está asociado a las sanciones unilaterales de la Casa Blanca.- Esta crisis también es inflacionaria, merma a Occidente pero más a la EU que a EEUU.

Sin embargo, el Oso sigue vendiendo energéticos a los europeos pero ahora en rublos, a los que no pagado en la divisa rusa se les corta el gas con en los casos de Finlandia y Polonia. Con esto el rublo se fortalece frente al dólar y al euro, hoy el rublo está a 57 por dólar así estaba hace más de 4 años de acuerdo a Reuters, -en México el dólar se sigue deslizado por debajo de los 20 pesos, señala El financiero.-

Ahora el comprador del petróleo ruso no sólo es la UE y EEUU sino China e India, a precio preferencial, lo cual impacta directamente en la producción y en los servicios de estas naciones asiéndolas más competitivas que a las occidentales. Hoy los europeos importan petróleo de EEUU y de otros países a precios por arriba de los 100 dólares por barril.

De esta forma, la guerra multipolar entre Rusia y, EEUU, la UE y la Organización del Atlántico Norte (OTAN) en Ucrania, con sus sanciones a Moscú, han repercutido negativamente con una inflación y una recesión cada vez más notoria en Occidente.
Hay una imposibilidad de detener a las tropas del Oso que controla toda la región del Donbass y más allá, que destruyen los centros y puntos neurálgico de los militares ucranianos y de la OTAN en este país.

La guerra en Ucrania muestra la supremacía militar rusa y el retraso en tecnología militar occidental, ya reconocido por el Pentágono desde años antes a la invasión a Urania. Las armas nucleares, termobáricas, hipersónicas y láser del Oso, superan el armamento de la OTAN y de EEUU.

Todo lo anterior muestra la caída de la hegemonía de EEUU, se evidencia en la polarización global de la guerra en Ucrania de estar a favor de EEUU o contra Rusia; así como la perdida del poder de la batuta estadounidense en la geopolítica global. Hay una no obediencia de los dictados de Washington. Esto se evidencia en países latinoamericanos como: México, Brasil, Venezuela, Argentina, Cuba, en relación a las sanciones unilaterales contra Moscú y ahora en relación a la Cumbre de las Américas, donde la regla la puso México, de tal forma que en ésta cumbre tienen que estar todos los Estados latinoamericanos. Una notoria frenta contra la administración de Biden y una falta de tacto de la misma al no reconocer que no se está en los inicios de siglo. -En América ya juega la CELAC, no sólo la OEA.-

Ni China, ni India se doblegaron a la potencia del norte, no condenaron la invasión a Ucrania, por el contrario los lasos con el Oso ruso son cada día más estrechos con estas dos potencias. Hay una alianza energética entre ellas.

Turquía se opone a la entrada de Finlandia y Suecia a la OTAN. No hay consenso para los vetos a los energéticos rusos en la UE. Es decir, la OTAN y la UE están fragmentadas, al Tío Sam cada vez es más desoído.

El mundo árabe y la OPEP también contravine los dictados de Washington. China a señalado que esta guerra es responsabilidad de la OTAN y de EEUU, al llevar sus armas a las puertas de la nación euroasiática, ya lo ha anunciado en The Global Times.

De esta forma el mundo ya no es unipolar, EEUU no tiene supremacía unitaria en el globo, el Mundo es plural. Tanto China como Rusia propulsan un agenda global multipolar, esto es posible gracias a que EEUU ya no es la única potencia nuclear, que la fabrica del mundo es China; que el Oso es la megapotencia militar del Globo.

Las sanciones contra Rusia y las contramedidas de Moscú están destrozando la estructura financiera de Occidente y la hegemonía financiera de EEUU; con ello cae el dólar en crisis, se destroza la unipolaridad de la monedad de la Reserva Federal como moneda de reserva internacional; también se pierde el poder del euro, entrando en juego el petroyuan y el rublo ruso. Así, se trasforma la arquitectura financiera global y la correlación de fuerzas geopolíticas, propulsando un Mundo multipolar, un adiós a la globalización financierista neoliberal de cuño occidental dependiente de Wall Street y apuntalada por el Pentágono.

En el caso de Latinoamérica la presencia del Dragón y Rusia va en aumento y la potencia del norte pierde control en su continente, la caída EEUU es global y regional. En Americe Latina China impulsa su nueva ruta de la seda, para comercio, tecnología e infraestructura, cosa que EEUU nunca ha hecho. La política internacional de EEUU ve a Latinoamérica como la UE ve a África: medio para dotarse de materias primas y mercado para sus productos y servicios. No hay trasferencia tecnológica.

En este mundo multipolar las tres potencias Rusia, China, EEUU, son el primer circulo tripolar, dan pie a nuevos ordenes regionales. Configurando nuevas zonas de influencia de potencias globales y regionales.

No se puede omitir que en el caso de México, es un Estado unido al tratado comercial de América del Norte, T-MEC, con Canadá y EEUU; que forma parte del Comando Norte. Sin embargo, la postura del país azteca es de apertura, no de subordinación a la Casa Blanca, en un concierto discrecional y limitado por la jaula geopolítica que implica la vecindad con EEUU, lo cual era impensable para los tres últimos sexenios. -El ejecutivo mexicano mantiene una política exterior fundada en la Doctrina Estrada, en la tradición juarista, que permite una posición pacifista de autonomía discrecional a Washington.-

Hoy se asiste a una rebelión contra la potencia del norte, -ésta potencia también tiene conflictos internos de secesionismos, en Texas, California…, hay una debacle del partido en el poder, el Demócrata, y un crecimiento del Trumpismo.-

Tras lo expuesto es notorio que el Mundo es multipolar, se asiste aun nuevo orden mundial, donde los esquemas neoliberales ya no son la respuesta a los problemas actuales, hay nuevos actores globales, y la tendencia ya no es Occidente. En fin, ¿usted qué piensa?…