jueves, julio 18, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Falanges: Agenda 2030, Estado y ciudadanía

Luis Adalberto Maury Cruz
lmaury_cruz@hotmail.com

¿Cuál es la idea de Estado y ciudadano que establece la Agenda 2030? La doctrina política establece que un Estado es tal si es soberano y por ello ha de tener la capacidad fáctica para autodeterminarse, (siguiendo o no un modelo occidental), independientemente si es una república o un principado, como señalaría Maquiavelo.

La soberanía grosso modo es ese poder máximo que no reconoce a otro por encima de él. Por ello, el Estado que renuncia a ser soberano ha de abdicar a ser independiente, ha dejado de ser Estado, para ser absorbido por otro al que está sujeto y determinado, siendo una colonia (un protectorado o un territorio más, bajo el dominio de un tercero). Es decir, ¿la Agenda 2030 respeta la soberanía estatal o busca que esta se diluya en un ente supranacional?

Un ciudadano es un sujeto de derecho y deberes plenos al interior de una jurisdicción estatal determinada, por ello el ciudadano es tal sólo en relación a su Estado que le reconoce/concede esos derechos y quien le exige el cumplimiento de esas obligaciones para con su Estado. Es decir, ¿qué entiende la Agenda 2030 por ciudadano?

La Agenda señala en el Objetivo de Desarrollo Sustentable (ODS) “1) Fin de la Pobreza” y en su meta 1.1 indica “Para 2030, erradicar la pobreza extrema para todas las personas en el mundo, actualmente medida por un ingreso por persona inferior a 1,25 dólares al día.” Empero, técnicamente no es un objetivo ni una meta, son deseos y parecen loables, pero el objetivo y la meta son un fraude, pues son irrealizables, ¿o usted cree que es verdad? Si un objetivo y una menta no son realizables son farsas.

Se establece en las metas “1.2 Para 2030, reducir al menos a la mitad la proporción de hombres, mujeres y niños y niñas… que viven en la pobreza… con arreglo a las definiciones nacionales.” “1.3 Poner en práctica a nivel nacional sistemas y medidas apropiadas de protección social para todos y, para 2030, lograr una amplia cobertura de los pobres y los más vulnerables.

La meta 1.4 señala que: “Para 2030, garantizar que todos los hombres y mujeres, en particular los pobres y los más vulnerables, tengan…” acceso a servicios básicos, bienes, nuevas tecnologías y los servicios económicos, incluida la microfinanciación.” La meta 1.5 y en su apartado 1.a establece: “ Garantizar una movilización importante de recursos procedentes de diversas fuentes, incluso mediante la mejora de la cooperación para el desarrollo, a fin de proporcionar medios suficientes y previsibles para los países en desarrollo… poner en práctica programas y políticas encaminados a poner fin a la pobreza en todas sus dimensiones.” y 1.b “Crear marcos normativos sólidos en el ámbito nacional, regional e internacional, sobre la base de estrategias de desarrollo en favor de los pobres…”

Como es evidente se le dan ordenes a los Estados en materia de política social y de combate a la pobreza, o sea se viola la autodeterminación estatal de la propia política social; claro sino se acata no habrá préstamos de los organismos financieros supranacionales (Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, y gigabanca occidental) o quizá hasta invasiones por “razones humanitarias”. La OTAN y los cascos Azules de la ONU sólo entran donde hay recursos y objetos de interés del Occidente Colectivo.

En el ODS 4) “Educación de calidad” que es un deseo irrealizable pues señala en su meta “4.1 De aquí a 2030, asegurar que todas las niñas y todos los niños terminen la enseñanza primaria y secundaria, que ha de ser gratuita, equitativa y de calidad y producir resultados de aprendizaje pertinentes y efectivos”, siendo esto un deseo no una meta y por ello irrealizable como objetivo desagregado. Amen de que ordena la política educativa, pues su meta 4.7 señala: “De aquí a 2030, asegurar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y los estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y la contribución de la cultura al desarrollo sostenible” esto es una intromisión en las políticas educativas patrias.

Pero, ¿por qué se ha de dar en una educación para el desarrollo sostenible y los estilos de vida sostenibles, que no es mejor educación para la vida digna en todas las dimensiones humanas (social, intelectual, emocional, fisiológica, económica…)? ¿Por qué derechos humanos, cultura de la paz y de la no violencia; y no civismo y estado de derecho?, ¿por qué igualdad de género y no salud e identidad sexual? esto es otra intromisión en la vida interna de los Estados.

Mención aparte supone la aberración de su imposición de la “ciudadanía mundial” y de la “gobernanza mundial” establecida en el ODS “16) Paz, justicia e instituciones solidas”, y en su meta: 16.8 “Ampliar y fortalecer la participación de los países en desarrollo en las instituciones de gobernanza mundial”. Pues como comentamos la ciudadania y el ciudadano sólo es frente a su Estado, el suponer una ciudadanía mundial conlleva un Estado global o al menos un gobierno mundial; y su “gobernanza mundial”, no es otra cosa que el deep State global neoliberal con su sistema de intereses y negocios mundiales que están detrás de cada uno de sus 17 ODS y de sus 169 metas, que ya comentamos en columnas previas.
Como ve la ONU es en gran media el testaferro de ese orden mundial neoliberal de la Segunda Modernidad, que sigue los lineamentos de Washington y del Occidente Colectivo, esto desde su creación, en 1945, después de la victoria de los aleados contra Las Potencias del Eje de la Segunda Guerra Mundial. ¿Ya sabe quién puso las reglas del juego desde entonces?, claro el Tio Sam.

Así mismo su “diversidad cultural” no es otra cosa que su forma de asumir/imponer globalmente al individuo, a la individualización y a la hiperindividualización, a los colectivos, a los organismos no gubernamentales (ONGS) como centro cultural; desplazando a la comunidad, a los pueblos, y a la sociedad civil; su cultura es neoliberal y artificial, soslaya a la tradicional. ¿Acaso esto no es discriminación? Sin omitir que muchas de estas ONGS son patrocinadas por órganos supranacionales para generar golpes de Estado, revoluciones de colores, desplazamientos poblacionales para garantiza intereses geopolíticos, financieros y económicos, como ya señalamos en columnas previas.

El ODS 17 señala: los “…conflictos, la inseguridad, las instituciones débiles y el acceso limitado a la justicia continúan suponiendo una grave amenaza para el desarrollo sostenible.” Pero no dice que los conflictos son realizados justamente por EEUU con servicios de inteligencia, la OTAN y el Occidente Colectivo, prueba de ello son las intervenciones en la ex-Yugoslavia, Libia, Siria, Irak, Panama y en toda América Latina, así como la expansión de la OTAN hacia el este europeo; cabe preguntar: ¿dónde está la paz y la justicia?

Podemos estar de acuerdo con las metas “16.5 Reducir considerablemente la corrupción y el soborno en todas sus formas” y “16.6 Crear a todos los niveles instituciones eficaces y transparentes que rindan cuentas” pero la ONU no es quien para dictar ordenes a un Estado, este es un ente soberano. Tampoco reconoce los actos de corrupción y escándalos al interior del Occidente Colectivo, y en la propia ONU. ¿La ONU no es un organismo transparente, ni con rendición de cuentas en sentido estricto?

El portal Web de la ONU tiene informes anuales del Secretario General, el informe 2022 indica (y traduzco): “RECURSOS INDICATIVOS 336 millones de dólares, 121 millones de dólares prorrateados regularmente, 2 millones de dólares prorrateados para operaciones de mantenimiento de la paz, (2020/2021) y contribuciones voluntarias de 213 millones de dólares”. Sin embargo, no tiene un micrositio de transparencia y ni hay la rendición de cuentas con indicadores de desempeño, nominas, viáticos, contratos, (licitaciones)… es decir, es un órgano opaco e inútil para procurar la paz, pero sí ordena a los Estados miembros ser transparentes y rendir cuentas.

Por lo señalado se puede concluir que:

La Agenda 2030 no respeta la soberanía estatal, busca diluirla en entes supranacional que es el deep State neoliberal occidental que es la suma de los intereses de la gigabanca y de todo el entramado multinacional occidental.

La Agenda le dicta al Estado, que se somete a ella, su política patria a cambio de créditos de la banca mundial, convirtiéndolo en una colonia de esos organismos supranacionales.
Ese deep State neoliberal occidental es el verdadero poder detrás de la ONU y de esta Agenda. Este fue el orden mundial neoliberal de la Segunda Modernidad, hoy el mundo es multipolar y presenta una Tercera Modernidad.

La Agenda 2030 propulsa un ciudadano supranacional de suyo absurdo e inoperante; buscando diluir las identidades tradicionales en la individualidad y sustituir los pueblos por los colectivos occidentales, empleando ONGS neoliberales.

Como ve, estamos frente a toda una maquinaria de diseño global e injerencista donde el Estado y su pueblo se ve amenazado por la “filantropía“ neoliberal de una Agenda de imagen de cordero pero con fauces de depredador,

En fin Usted ¿qué piensa?…