viernes, marzo 1, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

El té verde, la manzanilla y el diente de léon

APUNTES: Herbolaria. Mejorar el sistema inmune
Javier Hernand Garcés
18 de junio de 2023

La combinación en una sola infusión de la manzanilla, el diente de león y el té verde tiene y ofrece beneficios que debemos tener en cuenta, ya que mejoran nuestro sistema inmune, esto es.

El té verde se hace a partir de las hojas frescas de la planta Camellia sinensis. Es originario de China y se ha convertido en una bebida popular en todo el mundo debido a sus propiedades saludables.

El té verde contiene varios compuestos activos que son responsables de sus propiedades saludables, algunos de los más importantes son:

Catequinas: antioxidantes que ayudan a proteger las células del daño causado por los radicales libres.

EGCG (epigalocatequina-3-galato): Es un tipo de catequina y uno de los antioxidantes más potentes presentes en el té verde.

Cafeína: Es un estimulante natural que puede mejorar el rendimiento físico y mental.
L-theanina: Es un aminoácido que se encuentra exclusivamente en el té verde y que puede mejorar la concentración y la relajación.

Vitaminas y minerales: El té verde es una fuente natural de vitaminas como la vitamina C y la vitamina K, así como de minerales como el manganeso y el potasio.

Es importante tener en cuenta que la cantidad de estos compuestos activos varía dependiendo del tipo de té verde y de la forma en que se prepara.

Además de sus propiedades saludables, el té verde también es conocido por su sabor fresco y ligeramente amargo, lo que lo hace ideal para tomar solo o con un poco de miel o jugo de limón.

El té verde es una bebida deliciosa y saludable que puede ser un excelente acompañante a cualquier dieta equilibrada.

La manzanilla es un tipo de planta que se utiliza para hacer una infusión conocida por sus propiedades calmantes y relajantes. Se cultiva en Europa, Norte, Sur y Centroamérica

La infusión de manzanilla se hace a partir de las flores (de preferencia) y las hojas de la planta y es conocido por tener un sabor suave y dulce. Tiene propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas, lo que lo hace útil para aliviar el estrés, la ansiedad y los dolores de cabeza.

Además, la infusión de manzanilla también se utiliza para tratar problemas estomacales, como la indigestión y los cólicos, se cree que puede ayudar a mejorar la calidad del sueño.

La manzanilla contiene una serie de compuestos con propiedades medicinales, incluyendo:
Aceites esenciales, como el bisaboleno y el alfa-bisabolol, que tienen propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Flavonoides: Los flavonoides son compuestos antioxidantes que ayudan a proteger las células del daño oxidativo y reducen la inflamación.

Cumarinas: Las cumarinas son compuestos que tienen propiedades antiespasmódicas y sedantes, lo que puede ayudar a reducir la ansiedad y mejorar la calidad del sueño.

Ácido cafeico: El ácido cafeico es un compuesto antiinflamatorio que se encuentra en la manzanilla y puede ayudar a aliviar los dolores de cabeza y otros síntomas relacionados con la inflamación.

Taninos: son compuestos astringentes que ayudan a reducir la inflamación y a calmar la piel y los tejidos mucosos.

Aunque la manzanilla es generalmente segura, es posible que algunas personas experimenten reacciones alérgicas después de consumirla. Por lo tanto, es recomendable hablar con un/a profesional de la salud, antes de tomar té de manzanilla si se tienen preocupaciones sobre la salud, o si se toman otros medicamentos.

El agua de manzanilla es una bebida herbal versátil y relajante que puede ser una buena opción para aquellos que buscan reducir el estrés y mejorar su bienestar general.

El diente de león es una planta perenne que se encuentra comúnmente en muchas partes del mundo. Se caracteriza por sus flores amarillas y su hoja con forma de diente de león. Es una planta medicinal y alimento que se ha utilizado a lo largo de los siglos para tratar una amplia variedad de afecciones, incluyendo la inflamación, la artritis y los problemas de la piel.

Además de sus propiedades medicinales, el diente de león también es una planta comestible y se puede usar en ensaladas, sopas y otros platos. También se ha demostrado que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, lo que lo hace un ingrediente popular en suplementos y productos de belleza, también puede interactuar con algunos medicamentos y causar efectos secundarios en personas con ciertas afecciones médicas. Por lo tanto, es importante hablar con su médico antes de usar diente de león como tratamiento.

El diente de león contiene varios compuestos activos, incluyendo ácido ascórbico (vitamina C), ácido cafeico, ácido ferúlico, carotenoides, flavonoides, inulina, ácido p-cumárico, entre otros. Estos compuestos pueden contribuir a los siguientes efectos y beneficios medicinales:

Antiinflamatorio: El diente de león tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo.

Antioxidante: El diente de león es una fuente rica de antioxidantes que pueden proteger contra los daños celulares causados por los radicales libres.

Mejora de la salud de la piel: Los compuestos antiinflamatorios y antioxidantes en el diente de león pueden ayudar a mejorar la salud de la piel y reducir la apariencia de arrugas y manchas.

Mejora de la salud del hígado: El diente de león puede ayudar a proteger el hígado y a mejorar su función, lo que puede ser útil en el tratamiento de enfermedades hepáticas.

Control de la diabetes: La inulina en el diente de león puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes.

Estos son solo algunos de los posibles beneficios y propiedades medicinales del diente de león. Es importante tener en cuenta que más investigación se necesita para confirmar los efectos y descubrimientos medicinales del diente de león, y que es importante hablar con un médico o profesional en herbolaria antes de usar cualquier planta medicinal.

En conclusión, el té de diente de león con la manzanilla y el té verde en conjunto, pueden tener un efecto sinérgico que mejora la salud y el bienestar general. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada persona es única y puede reaccionar de manera diferente. Por la experiencia de muchos testimonios estas plantas no son ofensivas a nuestro cuerpo y ayudan antes de hacer daño. Cariñosamente se le conoce como “el interferón casero”

Preparación: hierva un litro de agua, y viértala en un recipiente donde estén los tres ingredientes mencionados, espere a que se enfríe y tome a sorbos en el trascurso del día.

Javier Hernand Garcés es Licenciado en Derecho, Maestro en Derecho Ambiental y Licenciado en Naturopatía.