jueves, junio 13, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Discernir los comicios Edomex 2023

Bernardo Barranco V. 

El triunfo de la maestra Delfina Gómez para la gubernatura del Edomex viene a mover el tablero político del país, para la oposición y para el propio Morena. Ahora el PAN es el pariente mayor de la coalición Va por México. Coahuila es un consuelo artificioso de la oposición que ha venido sumando fracasos. En la elección mexiquense el PAN quedó muy lejos del millón de votos que prometió. Tanto al PRD como a AN sus sufragios no le alcanzan siquiera para conservar su registro. Varias enseñanzas me gustaría enumerar de esta histórica elección.

1. Concluyen 94 años de un régimen priísta, autoritario y corrupto. No es cosa menor.

2. Casi todas las encuestas ponen fin a un partido y un sistema que parecían eternos e inamovibles, daban cuenta de que siete de cada 10 electores aspiraban a un cambio. Si bien no necesariamente votaron por Morena, se evidenció un hartazgo político por el partido hegemónico mexiquense.

3. La jornada del 4 de junio registró el fin de un modelo político encabezado por el PRI.

4. La elección acaparó la atención de la opinión pública nacional e internacional como nunca. Despertó interés por las repercusiones directas en la contienda por la Presidencia de la República. El Edomex se convirtió en una aduana obligada cara a los comicios de 2024.

5. Pese a que Alejandra del Moral quiso tomar distancia del tricolor: “El tiro, Delfina, es entre tú y yo, más allá de los partidos y las ideologías”. Pero no logró escapar del estigma de la corrupción ni de la ineficacia para enfrentar los grandes problemas de la entidad.

6. A raíz de los resultados de 2023 en el Edomex, el PRI queda reducido y vulnerable. A corto plazo vivirá su apocalipsis. Su estrategia de conquista de la Presidencia en coalición queda subordinada a la sobrevivencia del partido. El otrora partido soberbio vivirá su declive. Ahora es el PAN el hermano mayor de la alianza opositora.

7. Analistas reprochan la bajísima participación electoral; 50 por ciento de participación en 2023 fue insuficiente y hasta ridícula, con lo que estaba en juego. El derrumbe de Del Moral se debió a la pobre presencia de las clases medias.

8. Sin embargo, se olvida que en las últimas elecciones para gubernatura la participación electoral fue baja. Arturo Montiel ganó con 46 por ciento de participación; Peña con 42; Eruviel Ávila con 45 y Alfredo del Mazo con 53 por ciento.

9. En la elección actual, la participación electoral en los municipios proclives a Del Moral fue más copiosa: Toluca 58 por ciento; Metepec 64; Tlalnepantla, 54 y Huixquilucan 53.

10. Por el contrario, en los municipios y distritos inclinados a Morena, la participación fue más baja que el promedio de la elección. Esto amerita una reflexión cuidadosa. Según el PREP, Nezahualcóyotl tuvo 45 por ciento de participación electoral; Ecatepec, 46, Chimalhuacán, 35, y Valle de Chalco, 43.

11. Las encuestadoras se jugaron su prestigio y fallaron. Sólo el sondeo de Reforma estuvo más cerca. La mayoría sobrestimó a Delfina. Las encuestas de bajo presupuesto, patito, dieron ventaja de más de 20 puntos a Morena. Cuando en realidad, según cómputos oficiales, fue apenas de ocho puntos de ventaja.

12. La estrategia de Morena jugó con fuego. Se fundamentó en la amplia ventaja que daban algunas encuestadoras para fundamentar en la opinión pública, una cierta inevitabilidad de triunfo en los cómputos finales.

13. En el pasado, el papel de las estructuras del partido hegemónico pasaba por el corporativismo de la CTM, CNC, CNOP, maestros y otros. Ahora las clientelas políticas transitan en los programas sociales. El PRI tiene varios, pero destaca Salario Rosa con más de 600 mil usuarias. Por su parte, el abanico de apoyos de la 4T también fue amplio, rondaban 2 millones de beneficiarios en la entidad.

14. Se avizoran cambios en la mentalidad y la cultura política en la entidad. Los jóvenes en el Edomex constituyen 5 millones de votantes, 28.4 por ciento de la lista nominal. Este sector aborrece la política tradicional. Repele el discurso y la forma de ejercer el poder. Es la franja más visible del abstencionismo. En sólo 10 años este sector será mayoritario y predominante. El uso de las redes sociales es su mejor forma de expresión cultural y política.

15. Las autoridades electorales tuvieron un papel decoroso en la organización de los comicios. Fueron discretas y efectivas. Frente a los tormentosos episodios de Córdova y Murayama, Guadalupe Taddei Zavala, presidenta del INE, hace buena su consigna de regresemos a los fundamentos del INE: organizar elecciones. El IEEM merece reflexión aparte, pues permanecen los sesgos y frivolidades.

16. Usar urnas electrónicas augura grandes y profundos cambios en el INE. Vía nuevas tecnologías y no por presiones o caprichos políticos. Asimismo, incorporar a personas con discapacidad, presos, mexicanos en el extranjero y grupos vulnerables son acciones afirmativas que anticipan inclusiones y mayor sensibilidad en favor de la diversidad.

Finalmente, el PRI ha perdido músculo electoral. De 2018 a la fecha, el mapa político del país ha cambiado; ahora Morena controla 23 entidades y 71 por ciento de la población. Alito Moreno y el PRI entran en un predicamento. Dios los agarre confesados.