lunes, junio 24, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

¿Cuánto del PIB, va para el Estado?

Apuntes de economía

Por: Edgar Sandoval Pérez
@EdgarSandovalP
Twitter

El producto interno bruto es por excelencia el indicador más citado por todos, ya que muestra el nivel de producción de bienes y servicios durante un tiempo determinado, puede ser trimestral, anual o fijar un año base, con lo cual podemos manejar un valor corriente o constante. Con estas diversas variables las características del PIB permiten acomodarlo en diversos enfoques con base en lo que se quiera transmitir.

El ingreso público que es lo que vemos año con año en la Ley de ingresos de la federación, es todo aquello que recauda el país y se divide en 9 categorías como lo son; los impuestos, cuotas de seguridad social, ingresos petroleros, energía eléctrica, derechos, aprovechamientos, etc. Esta recaudación se da con la finalidad de utilizar este dinero para el gasto público mediante el presupuesto de egresos de la federación y así brindar las mejores opciones para la población en general. Por ello a mayor ingreso, mayor posibilidad de desarrollar infraestructura como carreteras, hospitales, escuelas y gasto social, mediante transferencias hacia programas como 65 y más o becas Benito Juárez

La realidad es que la clave sobre el ingreso público proviene de la producción, es decir; del PIB, ya que al aumentar las producciones, de manera indirecta se están generando más impuestos al pagarlos tanto los productores con el ISR, como los consumidores con el IVA, a la par de tener una mayor fortaleza en su diversificación, ya que los impuestos representan el 55% del ingreso total, seguido del ingreso petrolero que ronda el 14%, sin embargo, si tomamos en consideración que el petróleo se encuentra en una fase de transición, es de esperarse en los próximo años disminuya su valor y participación sobre el ingreso, por lo cual es fundamental generar nuevas fuentes de ingresos con capacidad de sostenibilidad y sustentabilidad que son las cualidades que está demandando el mundo en consumo.

Si tomamos en consideración que México tiene una relación PIB-Ingreso público de solo 26% veremos se encuentra con un rezago importante en comparativa con países como Francia o Inglaterra que llegan a casi el 50%, esto quiere decir que cada peso que se genera en el país solo 26 centavos tiene el gobierno federal para su operación como infraestructura, sueldos y salarios, programas sociales etc.

El manejo de estos porcentajes significa que tenemos una economía de carácter más empresarial que social, ya que la mayor parte del ingreso generado de la producción va hacia los dueños de la producción, lo cual no fuera malo si hubiera una mayor distribución en la generación de riqueza, ya que al haber pocos generadores de riqueza esta acaba quedando en las mismas manos, generando de esta forma una mayor desigualdad.

El aumentar el ingreso público no necesariamente debe venir de los impuestos, se puede generar una mayor riqueza a partir de la inversión en diferentes activos que nos representen utilidades futuras, como los casos visto en países de la península arábiga o países escandinavos como Noruega donde parte del ingreso proveniente del petróleo u otras fuentes, se invierte en activos diversificados, quedando solo la tarea de administrar dichos fondos de la manera más adecuada para su multiplicación de capital.

Otro esquema básico es la asignación de políticas a perpetuidad, es decir fijar ciertos lineamientos de acción que no se puedan modificar aún en cambios de gobierno, ya que estas políticas al ser estructurales fortalecen aspectos como educación, salud, deuda, tipo de cambio, sustentabilidad, niveles de producción, etc. Los cuales son catalizadores para el fortalecimiento de México como país desarrollado.