domingo, mayo 19, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioOpiniónConversiones y traiciones

Conversiones y traiciones

Anúnciate aquíGoogle search engine

La extrema derecha estadounidense y sus seguidores en redes sociales pro-Trump tienen un nuevo e inesperado enemigo: Michel Flynn, el general de tres estrellas de la Fuerza Aérea Norteamericana que fue asesor de seguridad nacional de Donald Trump al inicio de su administración

Los simpatizantes de la QAnon (abreviación de QAnónimo), una de las principales teorías conspirativas de la extrema derecha estadounidense, cuya narrativa sostiene la existencia trama secreta organizada por un el «Estado profundo» contra Donald Trump y sus seguidores. El Estado profundo sería la urdimbre de intereses de élite corporativo financieros a la que aludía el ex asesor. Están enojados contra Michael Flynn por haber llamado a su credo “tontería total”. Los incondcionales de Donald Trump, esos que tomaron  el Capitolio el 6 de enero del año pasado, han dicho que se sienten traicionados porque el ex presidente recibió un refuerzo de vacunación, por lo que se ha convertido en un “vendedor de vacunas”.

Lin Wood, uno de los principals promotores de la idea de intenciones ocultas en el desarrollo de la pandemia, también parece enojado con casi todos, incluidos los antiguos aliados en el singular “equipo de fuerza de ataque de élite” que investiga el improbable fraude electoral masivo.

Después de meses de no poder refutar la realidad de la derrota en las elecciones presidenciales de 2020, algunos de éstos, los especímenes de derecha más populares en Internet están lidiando con las presiones de audiencias simpatizantes inquietas, mercados saturados e investigaciones en curso.

El resultado es un melodrama cacofónico, desarrollado a través de llamadas telefónicas grabadas en secreto, ataques personales en podcasts y un flujo aparentemente interminable de publicaciones en Twitter, Gab y Telegram llamando a sus rivales satanistas, comunistas, pedófilos o “pay-triots”. Estafadores que por dinero explotan la causa.

Las luchas internas reflejan las decrecientes recompensas financieras para los mercaderes de la desinformación cuyas batallas no se centran en políticas o doctrinas sino en los tesoros de la fama en línea: donaciones y suscripciones de espectadores; apariciones pagadas en mítines y conferencias; y multitudes de seguidores para comprar sus libros y mercancías.

Pero también refleja una confusión más amplia desde que el merolico sin rostro, QAnon, se quedara en silencio. 

Mientras eso sucede, Francia e Israel se encaminan hacia el autoritarismo y en Inglaterra Boris Johnson la pasa mal por haber sido descubierta una fiesta ofrecida en Downing Street justo en el luto del Príncipe Felipe.

Lo cierto es que todos en el mundo parecen estar hasta la coronilla del miedo y las restricciones.

domingo, mayo 19, 2024
Artículos Relacionados
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo más reciente

Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img