viernes, julio 1, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Consulta: ¿tregua convenida?

Jorge Salazar García

Los medios han dado profusa cuenta del accidentado proceso para celebrar la consulta de revocación de mandato el próximo 10 de abril. Dentro y fuera de las instancias correspondientes (INE, los tres poderes) tanto los requisitos para su celebración como la elaboración de la pregunta, fueron objeto de pólemicos encuentro y negociaciones. Ninguna de las partes involucradas parece haber quedado satisfecha y cada una cedió lo que le ordenaron cediera. ¡Vamos! hasta la suprema corte tuvo que intervenir ordenando dejar la pregunta tal como se imprimirá en la boleta. En las cúpulas pareciera haber una tregua convenida. ¿Qué se negoció?

Redacción de la pregunta.

En el proceso de elaboración de la pregunta aprobada se entrevió un par de orejotas neoliberales intrometiéndose. La intromisión fue exitosa pues se impuso un texto extenso y ambiguo, incluso, para cierto sectores de la población que nunca leen nada, incomprensible. La pregunta tiene una complejidad intencionada y parece estar orientada a inicidir en el ánimo más que en la razón de la gente. Es probable que en su redacción hayan participado expertos del Instituto Nacional de Evaluación de la Educación de Peña Nieto, especializado en evaluar (joder) a los maestros. En sus manueales se describen las técnicas para elaborar toda clase de items y determinar con presición lo que pretende medir, por ejemplo, un item de respuesta cerrada (como debiera ser el caso que nos ocupa).

Seguramente la pregunta, (https://latinus.us/2021/10/21/ine-aprueba-papeleta-consulta-revocacion-mandato/) fue la más conveniente políticamente, pues incluye las dos posturas opuestas. Son dos preguntas en una y cada cual tiene su respuesta única para que los adeptos no se confundan. “Si eres de izquierda cruza la derecha y si eres de derecha, cruza la izquierda” parece ser la indicación. Sacrificaron claridad, técnica y formalidad. ¿A quién conviene tanta confusión? ¿No hubiera sido más sencillo cualquiera de los dos textos siguientes?

¿Estas de acuerdo en que a AMLO se le revoque el mandato por perdida de confianza?
SI NO

¿Estas de acuerdo en que AMLO siga en la presidencia de la república hasta que termine su mandato?
SI NO

Refiriéndose a esta cuestión del texto el folleto de la LX legislatura federal recomienda seguir parámetros internacionalmente reconocidos para formular las preguntas de manera precisa y sin sesgos. Algunos de esos parámetros son: a) La participación de expertos ciudadanos en su redacción, b) No incluir conceptos o palabras ajenas a las utilizadas por el ciudadano de a pie, c) Estar balanceado, d) Ser lo más neutro posible, e)Que la pregunta pueda ser contestada categóricamente en sentido positivo o negativo. ¿Cuántos de estos estándares cumple la pregunta plasmada en la boleta aprobada?

Fecha de la Consulta.

Ya en este terreno debe recordarse que en política TODO es fondo. Los actos y decisiones de quienes tiene PODER llevan o tienen siempre una intencionalidad, mensaje u orden y claro, destinatarios. EL mensaje puede ser una advertencia, amenaza, consideración o aviso. La elección de la fecha para llevarse a cabo la Consulta, parece haber sido aprovechado en ese sentido tanto por el Presidente como por el “jefe de la mafia del poder”.

AMLO, propuso inicialmente fuera el 21 marzo, aniversario del natalicio del héroe de la Reforma, Benito Juárez. La justificó diciendo que fue el inicio de la 2º transformación de México, haciendo explícito que la 4T es una continuidad de aquella gesta liberal. Su mensaje podría ser que no permitirá la intromisión de CONSERVADORES entreguistas en su gobierno. Como Salinas no es ningún tonto y goza de cabal IMPUNIDAD pudo ordenar a sus gnomos del INE cambiar dicha fecha por otra igual de significativa: el 10 de abril. Esta presunción se fortalece debido a que el padre de la desigualdad social, en su juventud, tuvo como héroe principal al General Emiliano Zapata al grado de poner su nombre a su primogénito (Emiliano Salinas). Ese día, pero de 1919, Zapata fue vilmente acribillado a traición por órdenes del presidente Venustiano Carranza. Agrego otro detalle relacionado con la PRESIDENCIA: cuando Zapata estuvo en la ciudad de México no quiso sentarse en la silla presidencial diciendo: “deberíamos quemarlo para acabar con las ambiciones”, expresión comparable con aquella de “mandar al diablo las instituciones” de AMLO. Recibido el mensaje, AMLO, reviró acusando a los conservadores de haber elegido la fecha porque, ese mismo día, pero del año 1864, Maximiliano de Habsburgo aceptó la corona como emperador de México.

Y en esas están. Los “buenos” pidiendo una consulta para pedir se revoque el mandato al presidente de los pobres y los “malos” boicoteándola. ¿Quieren más confusión? Pasemos a los requisitos legales que podrían hacer vinculatorios los resultados.

Evidentemente un INE faccioso, viciando intencionalmente el proceso de consulta no puede garantizar la participación de todos los ciudadano ni mucho menos hacer inobjetables los resultados. La habilitación de sólo el 30 % de las casillas inhibirá la participación en los lugares donde no se instalen. Las cuentas indican lo siguiente: Si en el 2018 se obtuvieron 56 millones de votos en una elección presidencial con 60% de participación en 160 mil casillas funcionando; en esta ocasión, las 58 mil (redondeo) casillas autorizadas, esperando el mismo nivel de participación, podrían recabar 17 millones de participantes. Los cuales, aun votando todos en mismo sentido (lo cual es imposible) no harían vinculante el resultado que exige la participación del 40% del padrón (37 millones). Los opositores al régimen de la 4T están en la lona en esta batalla. Incluso aunque ajustaran el porcentaje mencionado al nuevo universo (17 M). A ellos, sin trampas y porquerías, les es imposible conseguir en una jornada los 6.8 millones requeridos para hacer vinculante el resultado.

En las condiciones actuales, por lo tanto, no se puede REVOCAR el mandato a nadie con una consulta. Las leyes conservan candados que impiden al ciudadano quitarse de encima a tanto gañan abusivo que le miente, roba y traiciona. La 4T podría eliminarlos con una reforma política. Lamentablemente AMLO ya no cuenta con la mayoría del Congreso ni con un Partido sólidamente definido, para ello. A los político corruptos les aterroriza tan solo pensar que el pueblo pudiese tener la posibilidad real de correrlos. Nadie en su sano juicio ayuda voluntariamente a construir su cadalso.

No obstante, estamos ante un escenario donde aparentemente todos ganan. La derecha exhibirá los acarreos de la izquierda y la “ociosidad” del gasto para tan “pobre” participación; la dirigencia de MORENA mantiene distraída y dividida a la base militante; el presidente recibe aliento popular para impulsar sus reformas faltantes; el INE (Salinas) conserva el control de la estructura operativa y de conteo; y, por último, el ciudadano, la satisfacción de haber cumplido con un deber cívico. Recueden que posee copias de 11 millones de credeciales de elector y firmas originales de quienes solicitaron la Consulta de revocación de mandato. ¿Qué sigue? ¿Demandar al Presidente por no cumplir la veda electoral?

La consulta, plebiscito, referéndum e inciativa popular debieran ciudadanizarse. Al político honesto le convendría que la gente decidiera cuándo, cómo y por qué realizarlos como sucede en Holanda por mencionar un país. Son importantes herramientas que utilizadas con base en procedimientos y estándares rigurosos, propician un círculo virtuoso entre gobernantes y gobernados.