jueves, enero 27, 2022
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
InicioEstadoRoscas de Reyes unifican familias; pese a la pandemia, veracruzanos celebran con...

Roscas de Reyes unifican familias; pese a la pandemia, veracruzanos celebran con ellas

La rosca de Reyes ha tenido modificaciones en los últimos años, pues ahora la piden con relleno de requesón, cajeta, mermelada de frutas, de frutos secos, y anteriormente sólo llevaban el muñeco de plástico que representa el niño Dios, coincidieron panaderos.

Señalaron que el año anterior, pese a que la pandemia del coronavirus había perjudicado empresas y generado desempleo, las familias sí salieron a comprar la rosca de Reyes.

Según los panaderos, la pandemia del coronavirus hizo “más sensible” a las personas y ahora desean festejar diferentes tradiciones mexicanas en familia.

El panadero Gaspar Huerta Tepetla, de la panadería Los Brujos del municipio de Xico y con 40 años en el oficio, afirmó que el año anterior sí tuvieron ventas de rosca de Reyes.

“El anterior a pesar de la pandemia estuvo bien la venta, esperemos que este año sea igual o mejor cuando menos, la gente salió a comprar, les gusta la rosca, porque los une”, expresó.

Refirió que ahora las personas no sólo compran la rosca tradicional, sino que quieren que le pongan el relleno de diversos de nutella, duraznos, y cajeta. “Los precios de la rosca típica es de 100 pesos o más de 150 pesos, para que no se ponga muy cara nosotros mis hermanos y yo le ponemos un empaque sencillo, del mismo cartón de donde vienen los huevos, ahí le cortamos, le ponemos un papel encima y una bolsa si pide el cliente, cuidamos mucho que no haya la contaminación”.

Huerta Tepetla informó que son una familia originaria de la comunidad de San Marcos de León, pero emigraron a la cabecera municipal de Xico y fueron los precursores de elaborar roscas desde hace 40 años en el Pueblo Mágico, en la calle Melchor Ocampo número 11 con la panadería Los Brujos.

“De ahí para acá la rosca ha crecido mucho, nos sentimos muy orgullosos de haberla impulsado mucho”, finalizó.

Por su parte, el panadero Clemente Hernández de la panadería San José, en la colonia El Dique, informó que anteriormente el cliente sólo llegaba y pedía una rosca, pero ahora exige variedad de rellenos.

“La que más nos piden es la rellena de chocolate, del que se llama nutella, y la de requesón son las que más se llevan; todo depende del bolsillo, porque ya con relleno se eleva a 200 o 250 pesos la rosca, pero también vendemos las roscas sencillas de 90 pesos, de 140 pesos”, explicó.

En la panadería La Espiga Dorada, de San Bruno, los panaderos Gabriel y Luis refirieron que la rosca siempre ha sido un motivo para reunir a la familia, y aunque sea “pequeña”, la compran para conservar la tradición.

“Aquí las roscas tratamos de darlas económicas, nuestra clientela es del barrio y algunos de Tlalnelhuayocan, entonces sí tratamos de venderlas en 60 pesos, 90 pesos, que no salga cara, para que la clienta pueda pagarla y puedan disfrutar su rosca con su muñequito”.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img