jueves, mayo 19, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioEstadoPresidenta del Poder Judicial promete “justicia divina” a padres de víctima ante...

Presidenta del Poder Judicial promete “justicia divina” a padres de víctima ante falta de resultados

La magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia en Veracruz, Isabel Inés Romero Cruz, declaró ante los padres de una víctima de feminicidio que no puede garantizar justicia en este caso en el que el autor confeso de los hechos fue liberado, pero que no se “escapará de la justicia divina”; incluso, la magistrada admitió que a más de 10 años no se ha iniciado un procedimiento administrativo contra la jueza que liberó al presunto responsable.

Lo anterior se desprende de una reunión realizada el primero de diciembre de 2021 entre la magistrada presidenta con los padres de Pilar Argüello —víctima de feminicidio en septiembre de 2012— derivada de las recomendaciones hechas al Estado mexicano por parte del Comité de la Convención sobre la Eliminación de Todos las Formas de Discriminación Contra la Mujer (Cedaw, por sus siglas en inglés) ante las irregularidades del caso. 

La representante de Equifonía, Adriana Fuentes, señaló que Reyna Trujillo Reyes y Pedro Argüello Morales, padres de Pilar, acudieron a la reunión pero fueron víctimas de un trato agresivo, revictimizante y clasista por parte de la magistrada presidenta, que además de hacerlos esperar por más de media hora, les exigió que “no la vieran con odio” ni la culparan por las irregularidades en el caso.

Romero Cruz tampoco iba preparada para dar un informe detallado sobre el procedimiento administrativo en contra de la jueza que liberó al presunto responsable del feminicidio, que era el principal motivo de esta reunión. “Se violentó y revictimizó a las víctimas indirectas (…) Hicieron esperar a la familia, y fue hasta que se cuestionó si la reunión se llevaría a cabo que se informó que no tardaba en incorporarse la magistrada, pero a su llegada no realizó presentación formal, tampoco precisó el objetivo de la reunión y desde el inicio mostró actitud despectiva, demostró el poco conocimiento del caso y la identidad de las personas que atendería. (…) En ningún momento los escuchó y cuando intentaban hablar los interrumpía, tuvo un trato agresivo, despectivo y clasista hacia los padres de la víctima”. 

Y es que aunque la reunión tenía el objetivo de informar los avances del mecanismo de investigación administrativo y sanción para personal involucrado en la sentencia absolutoria del presunto responsable, esto no ocurrió y como resultado tanto Pedro Argüello como su esposa Reyna Trujillo sufrieron síntomas de ansiedad, angustia y frustración al escuchar que no recibirán una justicia terrenal, sino “divina”, según dijo la magistrada presidenta.

Ante integrantes de Equifonía y de la Comisión Estatal de Atención Integral a Víctimas, la magistrada presidenta del Poder Judicial en Veracruz habló durante 45 minutos sin permitirle a los padres intervenir en la reunión y alzó la voz a Pedro Argüello para exigirle que “no la mirara de ese modo”. 

“Que no la mirara de ese modo, le alzó la voz diciendo que la estaba mirando feo, con odio y que ella no tenía que soporta ese tipo de trato. Cuando don Pedro intentaba hablar la magistrada lo interrumpía y al final le afirmó que aun cuando no se pudiera garantizar la justicia a su hija, de la justicia divina no se salvaba”, narró Araceli González Saavedra, integrante de Equifonía. 

Para esta organización la actitud de Isabel Inés Romero Cruz representa un hecho grave porque se trata de la respuesta lamentable de una representante del estado mexicano a recomendaciones de la Cedaw, por local presentaron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) (492/2021) y el 7 de diciembre solicitaron al subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, una reunión de trabajo para darle a conocer todo lo que ha ocurrido; sin embargo, no ha sido contestada. 

Afirmaron que esta reunión representó una inadecuada atención porque se desdeña la posibilidad de presentar un precedente que ayudará a obtener justicia en otros este y otros casos de feminicidio, además de ser la primera vez que se enfrenta un trato de esta magnitud derivado de acciones que se plasmaron en recomendaciones de organismos internacionales. 

Como resultado, tanto Pedro Argüello como Reyna Trujillo han sostenido reuniones individuales con asesores de la Comisión Estatal de Atención Integral a Víctimas debido a la afectación emocional que sufrieron tras la reunión con la magistrada Isabel Inés Romero Cruz.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img