martes, julio 5, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioEstadoAprovechan casas de empeño contratos poco claros para quedarse con coches

Aprovechan casas de empeño contratos poco claros para quedarse con coches

Ante la “cuesta de enero” empresas crediticias “bombardean” a los xalapeños con ofertas para empeñar automóviles sin tener que dejarlos en prenda, pero ante un atraso –por mínimo que sea– lo despojan de su propiedad.

Si el usuario se atrasa en el pago de dos mensualidades retiran los vehículos; incluso los recogen de la vía pública o cocheras particulares sin importar el monto que ya se hubiera pagado.

La representante de El Barzón de Resistencia Civil, Teresa Carbajal Vázquez, expuso que reciben hasta cinco quejas por semana contra empresas como Auto y Varo, que ofrecen préstamos poniendo como prenda un automóvil que no se retira pero con contratos poco claros tendientes a quitar la propiedad.

“Si empeñan un vehículo con valor de 200 mil pesos y lo vas a perder por un préstamo de 25 mil pesos, sería una pérdida muy grande. Hemos recibido quejas de personas a las que incluso han sustraído sus unidades de cocheras particulares. El problema es que al momento de ir a negociar con la empresa esta dice que el vehículo ya fue vendido y que el dinero que dieron ya se perdió”.

Refirió que en al fines del año pasado detectaron a esta empresa xalapeña que tiene publicidad muy agresiva sobre el empeño de autos pues ofrece salir manejando la unidad y únicamente firmar el papeleo sin dejar el vehículo, pero con prácticas comerciales abusivas pues para respaldar la operación piden el endoso de facturas, la entrega de tarjetas de circulación y colocan chips en las unidades.

Refirió que es importante leer con mayor detalle las “letras chiquitas” de los contratos para no comprometer todavía más el patrimonio de la familia.

Explicó que en el caso de Auto y Varo ni siquiera respetan que el pignorante haya anticipado cierta cantidad de dinero ni devuelven las mensualidades o entreguen la diferencia del valor de la unidad.

“Es una práctica abusiva que tiene por finalidad sorprender la necesidad, la buena fe por parte de sus clientes porque no se les dice con claridad qué es lo que están firmando. Te prometen darte dinero y que no va a suceder nada, hasta que la persona ya se ve en una situación difícil y le retiran la unidad”.

Teresa Carbajal lamentó que debido a que en Xalapa ya no hay oficina de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la denuncia se hace más compleja pues incluso quienes buscan interponerla vía Internet se encuentran con un “laberinto” en la página que no les permite avanzar.

“Sin de Profeco ha bajado el número de personas que presentan su reclamo de manera presencial o en la página web porque no le dan seguimiento”.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img