lunes, enero 24, 2022
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

PAN: ¿Pleitos de familias por el poder o lucha por la democracia?

Panistas, perredistas y observadores políticos aseguran que se ha instituido en Veracruz  una metódica persecución política contra los adversarios del cuitlahuismo; los morenistas, incluyendo el gobernador, afirman que la detención de Tito “N” se debió a una averiguación iniciada por el hoy prófugo exfiscal, Jorge Winckler, durante el gobierno del también panista,  Miguel Angel Yunes Linares. Lo cierto es que la aprehensión el pasado fin de semana del exalcalde de Tierra Blanca, quien junto con Indira Rosales, exsecretaria de Desarrollo Social y senadora panista con licencia, compite por la dirigencia estatal del blanquiazul, exhibió las contradicciones que corroen al partido Acción Nacional.

Atrapado en una espiral de descomposición, fracturas internas y continuos enfrentamientos entre corrientes -agudizado desde el momento mismo en que Miguel Angel Yunes Linares obtuviera el triunfo aliado con el PRD en el bienio 2016-2018-, la institución atraviesa por una etapa de redefinición en la que está en juego la supervivencia de la familia Yunes como propietaria de la franquicia política.

La confrontación con el binomio Julen Rementería-Joaquín Guzmán por el control del CDE del PAN tiene como trasfondo, aparte de la obvia rentabilidad electoral, el choque entre el neopanismo de corte yunista contra quienes pudieran considerarse herederos de la ideología del panismo fundacional de la década de 1990, antes de que el exgobernador lo convirtiera en apéndice de sus intensos apetitos económicos y políticos .

La muestra de tal disputa sucedió el martes 30 de noviembre, posterior a una tensa conferencia de prensa en la que el Grupo Legislativo de Acción Nacional expresó su posicionamiento en torno a la situación legal de Tito “N”. El coordinador de la bancada albiazul, Othón Candanedo impidió que su vicecoordinador,  Bingen Rementería respondiera a los cuestionamientos de los reporteros.

Panismo yunista los engulló y luego desechó  

Poco queda en Veracruz de aquel panismo doctrinal que César Leal Angulo estableció en esa época cuando lideraba a un grupo variopinto de entusiastas militantes y aprendices.  El alumno más querido y destacado del extinto sinaloense fue Alejandro Vázquez Cuevas,  quien a la postre encabezó una especie de motín y parricidio político  y junto con otros alumnos, algunos mas experimentados que otros, le arrebataron el control del CDE.

A partir de ahí, los sedicientes herederos del pensamiento de Carlos Castillo Peraza, de la acción política del Maquío Clouthier y del controversial arrastre interno de Diego Fernández de Cevallos  ,  crearon el andamiaje de un partido absolutamente pragmático en el ejercicio de la política. Aquella toma del poder coincidió, casualmente, con la presencia de Miguel Angel Yunes en la Secretaria de Gobierno de la administración priísta de Patricio Chirinos Calero entre 1990-1994 .

En una versión local del “coopelas o cuello”, estrategia a la que los Yunes son afectos,  poco a poco se apropiaron del partido.

Años más tarde y luego de renunciar a su filiación priísta, la familia Yunes encontró asilo en los residuos de aquel panismo doctrinario. El jefe del clan inició una intensa labor de zapa entre activistas y militantes; a unos los convencía con dinero y promesas de cargos,  y a otros los amenazaba duramente presumiendo sus relaciones con Vicente Fox y Felipe Calderón . Una gran mayoría han abandonado el activismo electoral y fueron proscritos de la operación del partido;   entre ellos están los hermanos Alfonso y Alejandro Vázquez Cuevas, Alejandro Salas, Arturo Matiello, Víctor Palacios, Jesús Moreno Frías, Francisco Arano, los hermanos Fernando y Pedro Pérez Vignola y Roberto del Río, entre otros .

En una versión local del “coopelas o cuello”, estrategia a la que los Yunes son afectos,  poco a poco se apropiaron del partido.  Comenzó con una purga de aquellos polluelos de Leal Angulo; en otros casos realizaron alianzas coyunturales con cuadros considerados también como históricos. Tal es el caso de Julem Rementería y  Joaquín Guzmán, con quienes también rompieron tras incumplir acuerdos y promesas,   luego de la requisa que hizo de candidaturas para preservar la influencia familiar dentro del panismo , una alegre tradición en la que hasta la nuera fue dada de alta como política y pudiera ser la próxima alcaldesa del puerto.

Los Yunes contra los Rementería

Los Yunes corrompieron aquel partido doctrinario, de orgullosa filiación conservadora y eclesial con poderosos vínculos con curas , obispos y organismos de ultraderecha como Acción Católica, Coparmex y círculos de formación político-religiosa cuyos cuadros directivos y militantes se ufanaban de sus principios morales y católicos. Lo trasvistieron en una maquinaria electoral que no tenía empacho alguno en aliarse con el diablo mismo con tal de conseguir el poder. Acción Nacional se convirtió así en un partido subyugado, indefenso, carente de movilidad y capacidad crítica al manoseo al que lo sometió los pantagruélicos apetitos económicos y de poder del clan encabezado por el exgobernador.

El blanquiazul se convirtió en feudo familiar en el que el hoy escondido exdirector del ISSSTE gestionó para sus hijos, Miguel Angel y Fernando las alcaldías de Boca del Río  y Veracruz. Los impuso como candidatos y los convirtió en diputado y senador respectivamente y aunque jugó una arriesgada carta –la fallida candidatura gubernamental para su hijo Miguel Angel-  logró una cuestionada sucesión en la alcaldía de Veracruz donde la nuera del patriarca,  Patricia Lobeira podría recibir de su cuñado Fernando las riendas municipales.

“voy a tener un hijo gobernador, dos hijos gobernadores; no se si sea en 2024 pero va a ser

Leticia Isabel Márquez de Yunes

Ese abuso y control por medio de chantajes , amenazas y la operación de incondicionales recompensados con diputaciones y cargos públicos como María Josefa Gamboa o la senaduría a Indira Rosales, envileció al partido. Tanto despotismo  está por quebrar la hegemonía que fue diseñada para instaurar una línea sucesoria en la gubernatura del estado para sus dos hijos, según habría confesado la cónyugue del gobernador, la señora Leticia Márquez.  Entrevistada en un acto en Boca del Río celebrado el 10 de diciembre del 2017 y ya en plena campaña por la gubernatura en la que Miguel Angel Jr abanderó la coalición PAN-PRD, la presidenta del DIF estatal aseguró: “Claro que lo voy a tener voy a tener un hijo gobernador, dos hijos gobernadores; no se si sea en 2024 pero va a ser”.

Colisión de linajes panistas

Por las razones que sean, en Acción Nacional parece cosa normal que el poder se reparta entre familias.  Si los Yunes hicieron del patrimonialismo electoral un beneficioso y ejemplar modo de vida, otros linajes también han hecho lo propio. Rosario, Amado, Jesús y Omar,  hermanos del aspirante a repetir en la dirigencia estatal, Joaquín Guzmán Avilés, han ocupado indistintamente desde hace ya muchos años, la alcaldía de Tantoyuca y las diputaciones federales y locales que se han repartido como si fueran barajitas, haciendo de la localidad y la región una parcela de control económico y político que en algún momento estableció el récord nacional panista con el mayor número de militantes y afiliados, por arriba de cualquier gran centro urbano.

Por su parte, el senador Julem Rementería hizo diputado local en par de ocasiones a su vástago Bingen. Lo promovió como aspirante a la alcaldía porteña donde perdió la elección interna contra el excandidato a gobernador Miguel Angel Yunes Márquez debido a la compra o amenaza a delegados, según denuncias que se hicieron públicas y al innegable apoyo económico y organizacional del municipio jarocho.

Ahí se profundizó el conflicto, evidenciado apenas el martes 30 de noviembre por el legislador porteño, luego de una atropellada rueda de prensa del grupo legislativo de AN en torno al encarcelamiento de Tito “N”. Bingen exhibió las profundas diferencias con la familia Yunes a quienes señaló de haber perdido el control de sus emociones, luego de que su padre Julem fuera nombrado coordinador de la fracción en el Senado.

Tito, ¿corrupto o mártir de la democracia?

La aprehensión del exalcalde de Tierra Blanca detonó reacciones por todas partes. El gobernador, Cuitláhuac García,  señaló que la denuncia e investigación iniciaron en mayo de 2017, estando en el Poder Ejecutivo estatal, Miguel Angel Yunes Linares.

“Quienes pregonan que éste gobierno ha actuado autoritariamente fingen amnesia para ocultar sus complicidades con corruptelas pasadas”, afirmó, al recordar que también era época de Jorge “N” como fiscal general del Estado, “abogado de la familia Yunes”.

Precisó que la investigación se dio por un supuesto fraude millonario en el Ayuntamiento de Tierra Blanca, además de omisiones y abuso, como señalaron los denunciantes en 2012. Incluso, es conocido que Tito “N” se enriqueció inexplicablemente en su gestión, dejando un daño patrimonial por más de 35 millones de pesos. La carpeta fue turnada a la Fiscalía Anticorrupción dirigida por Marcos “N”, prófugo de la justicia y también cercano a Yunes, quien la admitió en 2019 “y después guardó con sospechosa complicidad” afirmó el mandatario.

La compañera de fórmula de Tito Delfín, la senadora con licencia, Indira Rosales San Román, el excandidato a la gubernatura Miguel Angel Yunes Márquez y su hermano Fernando, alcalde saliente del puerto de Veracruz acusaron al gobierno estatal de persecución política y de usar facciosamente a la FGE para perseguir a sus adversarios.

Inclusive, Indira acusó de cómplices de la detención a Joaquín Guzmán y Julem Rementería y tanto ella como el vástago del exdirector del ISSSTE, afirmaron que seguirá su lucha por llevar a Veracruz a un mejor destino.

La misma noche del sábado, Tito “N” recibió condena de seis meses de prisión preventiva y por lo pronto continuará la campaña,  la aspirante a la Secretaria General, Indira Rosales para enfrentar a Joaquín Guzmán el 19 de diciembre, fecha de la elección.

Tulio Moreno Alvaradohttp://www.jornadaveracruz.com.mx
Es egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, cuenta con amplia experiencia en el ramo periodístico, ha obtenido diversos reconocimientos en el transcurso de su carrera profesional como resultado del compromiso con la profesión.

Nuestros Reportajes

spot_img

Lo más reciente

Comisión especial para investigar a Veracruz manchó imagen del Senado: CGJ

Xalapa, Ver.- Luego de que esté domingo un grupo de 30 senadores de MORENA anunciaran que por ser ilegal la creación de Comisión Especial...

Prevén retroceso de Veracruz en el semáforo epidemiológico

Xalapa, Ver.- El estado de Veracruz en breve podría regresar al semáforo amarillo, debido al incremento tan rápido en el número de contagios por...

Preocupa alta tasa de casos de Ómicron en Coatza; 7 de cada 10 son positivos

Xalapa, Ver. - El alcalde de Coatzacoalcos, Amado Cruz Malpica, se dijo preocupado por el incremento de casos de la variante Ómicron del virus...

Millonarios pagan menos de 50% de impuestos de lo que deberían

Frente al aumento de la fortuna de las personas y las empresas más acaudaladas de México durante la pandemia de covid-19 al tiempo que...