miércoles, enero 26, 2022
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
InicioEditorialTerrible persecución

Terrible persecución

La persecución infame que ha instrumentado el gobierno norteamericano contra Julian Assange desde hace más de 15 años da cuenta de las simulaciones de un sistema formalmente democrático pero con muy serias dificultades para procesar diferencias profundas y encajar las verdades expuestas por ciudadanos.

En 2006 Assange publicó una chocante fotografía de soldados estadounidenses disparando a civiles iraquíes desde un helicóptero. Poco después publicó imágenes aún más impactantes. Para 2010 Estados Unidos consideró a Assange como una amenaza y enemigo público de la nación después de que WikiLeaks filtrara cientos de cables diplomáticos demostrando la tortura sistemática que Estados Unidos permitió en sus misiones en Irak y Afganistán.

Desde entonces la persecución ha sido inmisericorde y desproporcionada. Para noviembre de 2018 había pasado seis años refugiado en la embajada de Ecuador en el Reino Unido imposibilitado de salir por el reclamo que Estados Unidos hacía de él con fines de extradición. Un encierro en 18 metros cuadrados, sin acceso a Internet y sin poder poner un pie en la calle, Assange es un pirata virtual, un hacker autodidacta que hizo rabiar al gobierno estadounidense Por evidenciar las atrocidades habituales consecuencia del intervencionismo estadounidense. Lo quería tras las rejas, luego de años de esquivar malamente fue detenido. El asedio sobre el periodista y genio programador autodidacta ha sido inmisericorde. Un sistema completo de complicidades e intereses gubernamentales puesto en contra de un solo individuo.

Hace dos años, siendo Trump presidente de los Estados Unidos, el presidente López Obrador le pidió explícitamente compasión para el perseguido por el sistema. El mandatario mexicano advirtió que la salud de Assange se había deteriorado notablemente desde su detención en Londres, por lo que se encontraba en “riesgo real” de morir en prisión.

“En mi opinión, aunque haya actuado de manera equivocada –si acaso–, es una persona movida por ideales y principios, y pienso que por ese hecho debiera ser merecedor de compasión. Considero oportuno rogarle que la extienda al señor Assange y le otorgue un indulto a fin de que pueda ser liberado”. México estaría dispuesto ofrecer las “facilidades necesarias” para que Julian Assange viajara a nuestro país calidad de asilado.

En diciembre, Estados Unidos obtuvo un importante avance para extraditar a Assange luego de que una Corte de apelaciones inglesa anuló el fallo previo de no entregarlo.

El Tribunal Superior de Justicia determinó que las garantías estadounidenses, entre ellas acceder a trasladar al australiano a su país de origen en caso de ser condenado, eran suficientes para asegurar que recibirá un trato humanitario.

El programador y activista informático se encuentra encarcelado en Londres desde su detención en 2019 en la Embajada de Ecuador. Washington quiere juzgar al fundador del sitio de filtraciones WikiLeaks por la publicación de 700 mil documentos diplomáticos y militares secretos.

La Fiscalía estadounidense presentó 17 cargos de espionaje y uno de delito informático contra Assange. Los cargos suponen una pena máxima de 175 años de prisión por hacer público lo que el público tiene derecho. En diciembre pasado, Estados Unidos obtuvo un importante avance para extraditar a Assange luego de que una Corte de apelaciones inglesa anulara el fallo previo de no entregarlo.

En buena medida Assange es la prueba de la simulación democrática de un sistema patriarcal miserablemente vengativo que hace esencialmente nugatoria la cacareada democracia.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img