viernes, agosto 19, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioEditorialCaso clínico

Caso clínico

Siempre es posible admirar los niveles de decadencia de los que son capaces los personeros del neoliberalismo. La revelación de audios de las conversaciones del presidente del PRI, Alejandro Moreno, exhiben la grotesca mentalidad de la fauna política neoliberal.

El PRI presidido por un megalómano de pretensiones metrosexuales. Un hombre de 47 años al que le inquieta envejecer y se inyecta Botox. Que se construye una mansión absurda más parecida a un hotel resort que a una casa, y que adquiere un Lamborghini de 12 millones de pesos. Ahora se sabe que, además, tiene fotos íntimas de diputadas priístas que ellas mismas le enviaron.

Más sorprenden aun los argumentos de las priístas para evadir las preguntas de los reporteros. Incapaces de condenarlo ni siquiera en su exhibida misoginia.

Y va el hombre a acusar en los foros internacionales, dice, a la dictadura mexicana. “No me van a intimidar, primero muerto que permitir que se instaure una dictadura en México, vamos a defender al pueblo, yo no me voy de México, yo regreso y los voy a enfrentar de frente”.

¡Piedad!, este hombre es capaz de realmente pensarse a sí mismo como héroe. Sus aliados no lo han condenado abiertamente y sus correligionarios opositores han sido sorprendentemente timoratos.

Estamos hablando de un pandillero que no solo es diputado y preside la Comisión de Gobernación y Población de la Cámara de Diputados, sino que dirige un importante partido político. En vías de extinción si se quiere, pero que aún tiene el número de militantes suficiente para reinventarse. 

El presidente del PRI es claramente un caso patológico de megalomanía. Vistas las tibias reacciones de los afectados podría pensarse que le temen. Tal vez con razón, el personaje es un delincuente. Si algo faltara en esta comedia del absurdo es que el tipo fue a Suiza a denunciar que es un perseguido político en la sede de la ONU donde sesionará la Internacional Socialista de la que forma parte el PRI como presidente de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina, organización mundial de partidos socialdemócratas, socialistas y laboristas.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img