sábado, julio 2, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioEditorialCalidad de oposición

Calidad de oposición

Las grabaciones en las que el presidente del PRI, Alejandro Moreno, narra que obtuvo financiamiento irregular de un destacado empresario mexicano son devastadoras.

Muestran sin pudor la naturaleza y calidad de los liderazgos partidarios del país. Políticos profesionales que decidieron vender sus servicios a la élite social identificada con concepciones del mundo socialmente excluyentes y acaparadoras de riqueza.

El capitalismo ad nauseam que es el neoliberalismo.
Resulta que los redrojos que hoy gobiernan el PRI poco –casi nada– tienen que ver con aquel viejo priísmo con identidad revolucionaria que construyó el Estado de bienestar vigente hasta principios de los 80.

La inacción del INE frente a las confesiones es escandalosa y al parecer se dará inicio a un nuevo hilo en la narrativa de la debacle del neoliberalismo aborigen.
Hace días se decía que el capitalismo ruso es uno que está fuera de la lógica neoliberal; por una razón simple: es un modelo capitalista en el que el Estado participa como empresario.

No es un capitalismo de Estado propiamente dicho, pero sí uno donde el gobierno participa como actor y rector de las políticas económicas y como administrador de las empresas estratégicas.

Es lo que era México antes de la era neoliberal. Resulta que pese a las medidas en su contra, el rublo se ha fortalecido y lo mismo pasa con el peso mexicano. No es poca cosa que los indicadores económicos señalen un mejor desempeño del peso mexicano que el propio dólar.

El gobierno mexicano no se ha endeudado y ha sostenido el consumo interno por los programas sociales en un contexto especialmente adverso. Frente a ello, la oposición partidaria no acierta con una propuesta coherente excepto oponerse por sistema al gobierno, lo cual les ha salido contraproducente, si nos atenemos a la exhibición obscena de su alegría por haber abortado la reforma eléctrica.

Lo cierto es que lo que se discute en el planeta y que lo tiene dividido en una tensión bipolar digna de los mejores años de la Guerra Fría, es el modelo de capitalismo y de Estado dominantes y la oposición en México ya se definió en contra del país.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img