martes, julio 23, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioSociedad y CulturaReconocen los obispos la labor paciente y perseverante de la mayoría de...

Reconocen los obispos la labor paciente y perseverante de la mayoría de maestros

Anúnciate aquíGoogle search engine

Orizaba, Ver.- En un comunicado difundido por la Diócesis de Orizaba, los obispos de México convocan, tras la finalización de la pandemia, a fortalecer el sistema educativo nacional con un modelo educativo con un sólido y claro sustento pedagógico”.

Reconoció, frente a la crisis generalizada de la humanidad, la labor paciente y perseverante de la gran mayoría de nuestros maestros y maestras, en todo el territorio nacional, lo cual es admirable.

Señalaron que la educación es camino de esperanza es el gran medio que tenemos como humanidad para dar respuesta a dicha crisis de salud, que principalmente es antropológica, ética y cultural. 

El comunicado añadió que el papa Francisco, al indicar que “todos vamos en la misma barca y nadie se salva solo”, ha insistido en que la educación es un camino de corresponsabilidad, un pacto educativo global, y nos llama a recuperar a la persona y su contexto histórico concreto en el centro de los procesos educativos, particularmente de los más vulnerables; incorporando fuertemente la participación de las niñas y mujeres de nuestra sociedad; alentando y animando a la familia primera comunidad responsable de la formación de niños, adolescentes y jóvenes, con el fin de ofrecer nuevas formas de interacción social, política y económica, respetando y promoviendo un desarrollo verdaderamente humano”.

Los obispos mencionaron que es urgente atender las capacidades socio-emocionales tanto de maestros como de niños, adolescentes y jóvenes afectados por la pandemia, “lo que implica trabajar aspectos esenciales de la persona: el manejo de la interioridad, pensamientos, emociones, memoria, imaginación y capacidad de síntesis en la realidad; la creatividad, la autoestima, la construcción de paz, a través del perdón y la reconciliación; el manejo del dolor, la pérdida, el duelo, la ansiedad, entre otras, así como las capacidades de relación más fundamentales: el diálogo, el encuentro, el trabajo en equipo, la prudencia, la paciencia, la amistad social, la fraternidad”.

Recalcaron que la educación exige la máxima inversión de talentos, recursos, herramientas, y sobre todo de la participación genuina y generosa de padres de familia, maestros y maestras, directivos, autoridades educativas federales y estatales, así como de los estudiantes, que tienen que ser escuchados con el fin de comprender su realidad.

Explicaron que el Pacto Educativo Global “implica tejer alianzas entre los educadores para construir un compromiso generacional para con los educandos. “Los grupos de docentes deben ser auténticas comunidades profesionales de aprendizaje”.

Añadieron que México necesita urgentemente reconciliación y no mayor polarización, además del diálogo respetuoso, abierto y propositivo, con otros agentes de la educación como: intelectuales, académicos, líderes sociales y de organismos internacionales dedicados a esta materia, para configurar el compromiso que supone el Pacto Educativo Global

“Como obispos al servicio de la Iglesia en México, nos comprometemos a seguir nuestros esfuerzos que iniciamos a partir del documento colegiado ‘Educar para una Nueva Sociedad’, así como el Proyecto Global de Pastoral. Agradecemos muy particularmente el testimonio de todos los agentes educativos que participan en la vida de la Iglesia: sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos; así como el de miles de docentes de instituciones públicas y privadas que trabajan día a día con una clara vocación de servicio en la formación de los futuros ciudadanos como profesionales de la esperanza”.

martes, julio 23, 2024
Artículos Relacionados
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo más reciente

Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img