sábado, junio 15, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioSociedad y CulturaPor su obra y compromiso social, el Honoris Causa a la actriz...

Por su obra y compromiso social, el Honoris Causa a la actriz María Rojo

Anúnciate aquíGoogle search engine

Con lo que dijo la actriz María Rojo ayer en Casa del Lago UV, se tiene que corregir y alimentar su Wikipedia y su biografía. La exsenadora mexicana fue reconocida por toda la ciudad por su obra en vida.
Recibió el doctorado Honoris Causa “por su compromiso con la preservación de la cultura como motor de desarrollo y cohesión social, así como por ser una mujer inspiradora, en el rescate de tradiciones, el teatro inclusivo y la promoción de artistas emergentes” en la misma universidad en la que estudió Arte Dramático, pero para entonces ya había trabajado en teatro, cine y televisión.
Mis fieles difuntos
Nos la encontramos en el tradicional café y con gran gusto nos brindó la entrevista a quienes, por cubrir la fuente general, se nos acercó la multipremiada actriz y política. Allí habló de sus grandes compañeros de vida, entre ellos “sus fieles difuntos” lo que después tuvo mayor sentido.
Al brindar su discurso, horas después, lo describió así: “a mediados de los años 60, llegué a Xalapa, que no sólo era la capital de Veracruz, sino la capital de la cultura en México, ahí en donde los artistas soñábamos con empezar la vida cultural en la Universidad Veracruzana. Mi compañero Juan Allende y yo, con el atrevimiento y el descaro que sólo la juventud puede tener, le pedimos al señor Alberto Domínguez director del Teatro del Estado ingresar a la compañía, a lo que comentó que Billy Barclay, joven espectacular y ya luminoso escenógrafo estaba en tratos con el director español Manuel Montoro, quien entonces trabajaba en Francia, para que viniera a dirigir la compañía. En 1966 se estrenó, en la sala chica Mariana Pineda, de Federico García Lorca, dirigida por uno y con la escenografía del otro, el resultado es que después uno decía al otro “María Rojo, sí que es obra totalmente mía”.
En ese escenario que considera fue su primera prueba, la primera actriz recibió la disciplina de parte de Montoro del que aprendió para el resto de su vida, también las mejores enseñanzas teatrales. Dijo que este hombre amaba el teatro, la libertad, el derecho y la justicia. Pero más de eso con el cariño y el amor de un padre. Los tres siguieron juntos, la de la voz contó que se separaron de Barclay Galindo cuando falleció.

Recordó que en la Universidad Veracruza había actores de lo mejor del mundo, tanto de otros estados como locales, ocupados en diversos oficios y eso le dió la oportunidad de tratarlos, admirarlos y aprender de todos.
70 años trabajando
Yo pregunté –¿qué hará?– y María Rojo respondió –unas pláticas ¿quizá entrevistas? Yo quisiera ver, si me dan permiso de venir a Xalapa, y entonces mi gente, que todavía estará, también se les otorgue unas entrevistas porque son parte fundamental de la cultura mexicana y, a veces, hasta del mundo.
Con la curiosidad de saber quiénes serían esos distinguidos invitados, o su perfil, o su oficio; me deje llevar a la fantasía porque respondió “con la gente que yo crea que es elegible”.
Esta serie se va a grabar apenas y será en la Televisión Mexiquense. En tanto la que está por estrenarse, trata sobre Iztapalapa, se llama Reyes de Oriente y se podrá ver en la plataforma de streaming Netflix.
Artista de mi corazón
A la joven estudiante y actriz nacida en el 43 se le rompió el corazón en 1968. Ya su conciencia social había nacido.
Habló del exrector Roberto Bravo Garzón a quien se le debe la filmación en cinta de 16 milímetros el guión de Gabriel García Márquez y Jaime Humberto Hermosillo cuando los actores luchaban por democratizar la asociación nacional de actores en tiempos de Fidel Velázquez.

sábado, junio 15, 2024
Artículos Relacionados
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo más reciente

Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img